Juicio farsa el 15/12/2011 en Tarragona, montaje policial

Publicidad

Antecedentes de los hechos:
El día 29 de Marzo de 2008 jugaba el Gimnàstic de Tarragona contra el Numancia de Soria, unas horas antes del partido una cincuentena de personas estábamos en el bar Apolo, en el Valle de la Arrabassada, lugar habitual de encuentro los días de partido. Vinieron unas dotaciones de la Guardia Urbana alertadas por una supuesta llamada de los vecinos diciendo que molestábamos cantando y que provocábamos disturbios (una llamada que nunca se pudo demostrar su existencia) y nos advirtieron diciendo que si callábamos y no molestábamos no pasaría nada, y así se hizo.

Minutos después aparecieron dotaciones de la Policía Nacional y se quedaron delante del bar. A las 18:00 h aproximadamente, fuimos hacia el estadio y las inmediaciones del campo, es decir, fuera del recinto deportivo del club Gimnàstic, había un cordón de la policía Nacional que impedía el paso al estadio, un miembro del cuerpo se nos acercó y dijo que no pasábamos: “por sus cojones y porque él no quería”, alegando síntomas de embriaguez por parte de los jóvenes, sorprendidos, pedimos un alcoholímetro para poder demostrar que no era así, ante la negativa de los agentes, Bernat D. llamó al personal del club, con el que había muy buena relación y en ese momento nos encontrábamos en proceso de legalización de una nueva peña de aficionados.Los agentes, al ver que Bernat estaba realizando la llamada al Gerente de Seguridad del Gimnástico, y en comprobar que los jóvenes no caían en sus provocaciones para justificar un alboroto, procedieron a detenerlo junto con Jordi M., que fue el primer detenido, Josep S. y una menor de 15 años ya que fueron los tres que se acercaron a pedir explicaciones por la detención del primero. Acto seguido, agentes cargaron contra todo el resto, levantando así silbidos y críticas por parte de toda la gente que iba hacia el estadio ajena al grupo. Identificaron a 24 personas y posteriormente multadas sumando una cifra de más de 100.000 euros de sanción en base a la ley anti-violencia.Los detenidos fueron incomunicados y no pudieron avisar a su abogado hasta dos días después, en las llamadas que hacen los agentes a los familiares si los detenidos lo desean, explicaban mentiras y amenazas a los familiares. Además, fueron agredidos a la comisaría para los agentes de la Policía Nacional (son prueba los partes médicos). La menor al ser trasladada a la comisaría ver que lo habían esposado, detenido y agredido, avisaron a su familia y bajo coacción le dijeron que si no denunciaba no le imputarían ningún delito.

La relación con el Club y su presidente era y es muy satisfactoria, los hechos no fueron ordenados por el Club, todo ello se convierte en un montaje policial del comisario de la Policía Nacional en 2008, ordenando una persecución política contra toda la juventud deizquierdas de Tarragona con la inestimable cooperación de la Guardia Urbana, que también participó en la actuación policial. Por desgracia hay varios antecedentes que avalan esta teoría.

No podemos entender como más tarde, dicen que el dueño del bar también había llamado quejándose de destrozos en su bar, ya que es una persona que mantiene una relación de amistad con la gran mayoría de nosotros y de donde los destrozos y la llamada son un montaje policial de este juicio. No hay existencia de denuncias por parte de ningún vecino ni por causar desperfectos en mobiliario urbano ni cajeros automáticos, ni en el bar, donde teníamos dos patrullas de la Policía Nacional, tal como los agentes alegaban. Mentiras y más mentiras para legitimar una actuación policial de represión política en una juventud organizada.

Actualidad de los hechos:
Tras los hechos de 2008 y su repercusión mediática en la prensa escrita y radiofónica, archivaron la causa a dos de los detenidos junto con las multas a las 24 personas, centrándose así en el compañero Jorge M.&nbsp Era más sencillo inculpar a un solo individuo que abrir un juicio a 27 personas.

Aclaremos cuatro rasgos de los hechos de 2008 y con una perspectiva de 4 años después, vemos claramente como estas detenciones fueron un acto político y que no tenía nada que ver con un evento deportivo, así pues, queda demostrado en las afirmaciones de los policías en el momento del cordón policial y la posterior carga, donde inventando, manipulando y mintiendo declaran hechos inexistentes tales como agresiones físicas a policías, lanzamiento de piedras, insultos…donde la realidad de los hechos es que la policía Nacional conjuntamente con la Guardia Urbana se reía y disfrutaba de la carga policial y de las posteriores agresiones físicas que sufrimos los detenidos en comisaría.

Asimismo, en fecha 15 de diciembre a las 10:30 h de la mañana en el Juzgado n º 4 de Tarragona, imputan actuaciones judiciales de un montaje policial en un juicio farsa al compañero Jordi M.pidiendo una pena de prisión. Así pues, pedimos la absolución del acusado y nos concentramos en el mismo día a las puertas del juzgado con solidaridad con el compañero, pedimos vuestra asistencia para acabar con los montajes policiales y la represión judicial que de una manera escandalosa nos rodea en las calles de nuestros pueblos y ciudades.

29 de marzo de 2008 montaje policial!
15 de diciembre 2011 juicio-farsa!
Absolución Jordi M.!

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More