[Juicio al Procés] Enric Millo ante el Supremo presenta al independentismo como un movimiento violento

Publicidad

El ex delegado del Gobierno, Enric Millo, ha afirmado a partir del 8 de septiembre, cuando el fiscal empieza a dictar instrucciones orientadas a impedir la preparación y celebración del 1-O, «se empezó a generar un clima de conflictividad que fue aumentado progresivamente y que dio lugar a episodios de acoso, hostigamiento y violencia».

Apuntó además hacia los CDR y habló de un clima de «violencia« sostenida en Catalunya hasta el 155. 
Así lo ha manifestado durante su declaración como testigo ante el Tribunal Supremo, donde ha dicho que «llegué a contar más de 100 acciones colectivas de acoso a diferentes instituciones, cuarteles, hoteles donde se alojaban policías, etc».

Millo ha expuesto que «la conflictividad no fue normal ante la Consejería de Economía» y ha añadido que la misma situación se vivió «ante Exteriores y de empresas de distribución de correspondencia».

Sobre los hechos del 20S, ha señalado que «se hacía un llamamiento a defender las instituciones» y en este sentido ha indicado que «si crees que hay que defenderlas, es porque son atacadas y, por tanto, no podemos hablar de actos pacíficos».

«Hubo de todo. Había grupos que se manifestaban pacíficamente y otros con violencia, lanzando objetos incendiarios y haciendo pintadas amenazando de muerte», ha denunciado el ex delegado del Gobierno, que ha manifestado que «no se puede negar que el independentismo es violento». «Algunos no lo son, pero de violentos, los hay. No lo podemos negar», ha sentenciado.

Finalmente, Enric Millo ha asegurado que «sentí testimonios aterradores» cuando visitó a «policías heridos» durante el 1 de octubre. «Los agentes me contaron que incluso los habían golpeado en la nuca utilizando claves marciales», ha remarcado.

El juicio se ha reanudado hoy a las 9.30 con la declaración de Enric Millo, ex-delegado del Gobierno en Cataluña. El seguirán Juan Antonio Puigserver Martínez, responsable del Departamento de Interior español durante la aplicación del 155, y Neus Munté, ex-consejera de Presidencia. Son los tres testigos que no pudieron declarar ayer. También es llamado a declarar Diego Pérez de los Cobos, coronel de la Guardia Civil y coordinador del dispositivo policial del 1-O.

 

También podría gustarte

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More