Juicio a Pablo Hasel, segunda causa en la semana por cantar contra la monarquía

Por Clara Mallo desde Madrid | @ClaraMallo

Este jueves tuvo lugar en la Audiencia Nacional el juicio al rapero Pablo Hasel, perseguido por escribir tuits y una canción contra la monarquía. En la misma semana el calendario represivo también sentó en el banquillo al rapero Valtonyc, igualmente perseguido por las letras de sus canciones y sus tuits.

Este jueves tuvo lugar el juicio contra el rapero Pablo Hasel que se enfrenta a dos años y nueve meses de prisión, y a una multa de más de 40.000 euros por 62 tuits y una canción que, según la fiscalía, conllevan delitos de enaltecimiento del terrorismo y calumnias e injurias contra el Estado, la Policía y la Corona.

Pablo Hasel fue el primer caso mediático de un rapero condenado por sus letras. En un juicio anterior la Audiencia Nacional le condenó a dos años de cárcel por enaltecimiento del terrorismo. Esto ocurrió en 2014 y tras ello se sucedieron más condenas a cantantes por sus letras y tuits y bajo acusaciones similares. El Tribunal Supremo también condenó a un año de prisión a César Strawberry por varios tuits, también la Audiencia Nacional condenó a doce de los integrantes del colectivo de raperos La Insurgencia y al rapero Valtonyc. La sentencia de Pablo Hasel aún no ha sido resuelta.

Tanto en el caso de Hasel como en el de Valtonyc, no se les juzga únicamente por sus canciones, sino también por tuits publicados en sus cuentas personales. Pero esto no es casual. La modificación en 2015 del Código Penal supuso un endurecimiento de las penas por delito de “enaltecimiento del terrorismo” a través de las redes sociales. La Ley mordaza amplió así el marco de la represión y estos es aprovechado por la fiscalía para aumentar las penas solicitadas.

El delito de cuestionar los pilares del Régimen del 78

Durante la sesión del jueves, Pablo Hasel se ha defendido asegurando que él solo ha hablado de verdades en sus tuits y sus canciones y que no se ha inventado nada. También el rapero ha expresado en el trascurso del juicio, en alusión a su opinión sobre la Corona, que “medio país piensa lo mismo. ¿Si quieren ustedes encarcelar a medio país?”. El cuestionamiento a la institución de la Corona y la Policía es lo que atraviesa las acusaciones contra Hasel, un cuestionamiento que es convertido por la fiscalía en injurias y enaltecimiento del terrorismo. En este sentido Valtonyc también ha sido juzgado y condenado por su crítica la monarquía.

Cabe señalar que en todos los casos represivos que hemos visto en los últimos años, no solo a raperos, las dos acusaciones principales son por calumnias e injurias y por enaltecimiento del terrorismo. Siendo esta última la que conlleva al brutal endurecimiento de las penas.

No es casual que todos los casos terminen siendo juzgados por “enaltecimiento del terrorismo”. Esta “fórmula” abre paso a jueces, policía y demás fuerzas represivas y coercitivas a que modelen “delitos contra el sistema” y permite endurecer la condena cargando los hechos con esta figura.

En los últimos años hemos visto como las sentencias por supuesto “enaltecimiento del terrorismo” se han disparado. En el año 2011 hubo cinco casos de condenas por esta acusación, a partir de este momento año tras año el número de condenas por esta causa ha ido en aumento hasta llegar a las 38 en 2016.

Esto expresa una escalada represiva contra la libertad de expresión mediante la criminalización judicial de artistas como vemos con los dos casos juzgados durante esta semana, pero no solo. Periodistas, tuiteros y todo aquel que públicamente exprese su cuestionamiento al régimen puede ser acusado. Ese “medio país” al que alude Pablo Hasel en su defensa podría ser juzgado en cualquier momento.

La represión no es algo nuevo en el sistema capitalista pero hoy vivimos un momento en el que el Régimen del 78 está siendo cuestionado por amplios sectores de la juventud y de los trabajadores. La cuestión nacional y la Corona, así como la ausencia de otras libertades democráticas están siendo cada vez más cuestionadas por los sectores populares, las mujeres y los trabajadores. Ante esto el gobierno y la Judicatura vienen desplegando una política abiertamente represiva y contra toda libertad de expresión. Una nueva inquisición española, como denunció el periodista Boro de La Haine, también perseguido y juzgado por sus opiniones políticas.

Desde Izquierda Diario hacemos bandera de la lucha contra esta nueva inquisición y en defensa de la libertad de expresión y de todas las libertades democráticas.

http://www.izquierdadiario.es/Juicio-a-Pablo-Hasel-segunda-causa-en-la-semana-por-cantar-contra-la-monarquia?id_rubrique=2653

-->
COLABORA CON KAOS