Juez chileno publica manual de tortura a presos políticos en Colonia Dignidad

Un juez chileno reveló este viernes, en el portal electrónico del diario La Nación, un manual de tortura que se utilizaba con los presos políticos que eran llevados hasta la misteriosa Colonia Dignidad, en el sur de Chile, durante la dictadura militar de Augusto Pinochet (1973-1990).

El juez Jorge Zepeda, que este jueves condenó a siete años de prisión al ex líder del predio fortificado, Paul Schaefer por el homicidio calificado en 1974 de Miguel Ángel Becerra Hidalgo.

Hidalgo era agente de la policía secreta de la dictadura y publicó antecedentes de las formas de tortura que se realizaban en el lugar.

La Colonia Dignidad, de unas 15 mil hectáreas, funcionó como campo de concentración y de torturas por el gobierno de Pinochet, y así lo ratifican supervivientes.

En ciertos párrafos extraídos de los documentos se explican respuestas del ser humano cuando se encuentra en cautiverio y bajo amenaza de muerte.

También se distribuyen consejos de cómo «no moler a golpes, ni aplicar demasiada corriente (eléctrica)». Aclara que tampoco muy poca, «ya que en este caso el detenido inhala, recibe la corriente y luego exhala».

Sin otorgarle la más mínima importancia, se detalla el tormento de las víctimas de la «caja de madera oscura», con pasos a seguir, incluso.

Los instructivos indican que se debe introducir al individuo doblado al cajón y dejarlo ahí unos 45 minutos hasta que haya sufrido dolores y calambres, luego se le debe sacar, sentarlo en una silla, alumbrarlo con un foco y visualizar el movimiento de sus ojos.

«Hay que decirle que si declara cosas falsas, estará una semana en la caja. Ya tiene la experiencia que antes no conocía», sentencia el manual escrito en alemán y traducido para la indagatoria.

El fallo del juez Zepeda también condenó a Rudolf Collen y Kurt Schnellenkamp a 541 días de prisión remitido como encubridores del homicidio calificado de Miguel Ángel Becerra, quien fue hallado muerto en su camioneta.

Inicialmente, los colonos indicaron que falleció por inhalación casual de monóxido de carbono, pero los informes forenses dejaron al descubierto el asesinato.

El motivo del crimen, según las investigaciones, fue que Becerra se manifestaba inconforme con las torturas y malos tratos que se aplicaban a los presos políticos.

Schaefer, un ex oficial del Ejército nazi, creó en 1961 la Colonia Dignidad en las cercanías de la localidad de Parral, a unos 360 kilómetros al sur de Santiago. Con el tiempo, se transformó «en un Estado dentro de otro Estado», según lo definió el ex presidente de Chile Patricio Aylwin.

En 2005, después de casi ocho años prófugo de la Justicia, Schaefer fue capturado en Argentina y expulsado a Chile.

Con 87 años, cumple actualmente una pena de tres años y 300 días de prisión por el almacenamiento de armas de guerra, otra de tres años y un día por torturar a miembros alemanes de la Colonia Diginidad y una tercera de 20 años como autor de cinco violaciones y 21 abusos sexuales contra niños residentes en el enclave.

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS