Juan Luis Cebrián: El comisario político de PRISA contra Podemos y el Derecho a Decidir de Catalunya

Publicidad

La entrevista del periodista Jordi Évole del programa «Salvados» al Presidente del Grupo Prisa, Juan Luis Cebrián, ha causado furor. Y si ese fenómeno social se ha producido es porque la opinión pública española sabe que Juan Luis Cebrían maneja un poder político que se sitúa muchas veces fuera de las manos de los partidos. En una sociedad de la comunicación, acompañada del poder empresarial, Cebrián es un capo de la política. El capo de la comunicación política que contradictoriamente poco hablan los medios de comunicación sobre él.

Para Cebrián, miembro del poderoso Club Bilderderg, como advirtió el pasado mes de abril en la Junta de Accionistas del Grupo de Comunicación, en España asoman cuatro amenazas (para él y sus intereses): “los intentos separatistas de Cataluña”, “las dificultades para formar gobierno”, los “engaños” del Ejecutivo de Mariano Rajoy respecto al déficit y, sobre todo, Podemos.

Cuatro amenazas que buscó solucionar con un único golpe después de las elecciones del pasado mes de junio, evitando un pacto de Gobierno del PSOE con Podemos, y hacer que el PSOE diera la investidura a Mariano Rajoy para no romper el establishment y el orden establecido del Régimen del 1978. Una estrategia totalmente coordinada con exdirigentes del PSOE, como el expresidente Felipe González y asesor de Gas Natural, y con el IBEX-35, que llevó finalmente a la dimisión del secretario del PSOE Pedro Sánchez. Y esta estrategia fue más que visible en la opinión pública ya que en una visita a la Universidad Autónoma de Madrid, junto a su amigo Felipe Gonzalez, muchos estudiantes independientes boicotearon su conferencia como acción de protesta por su golpe contra un pacto de Podemos y PSOE y su vínculo con los Papeles de Panamá.

¿Pero quién es Cebrián? ¿Qué arrastra en su biografía?

El malvado Janli, así le llaman hasta los que le quieren. Rico, poderoso, posee más fortalezas que debilidades, uno de los tres periodistas de España que ha estado en todas las salsas. Escribió un libro junto con Felipe González que, a Jáuregui, le produjo sonrojo leerlo.  Cebrían es un hombre hoy próspero que jamás ha dejado el timón, aunque sea por control remoto del periódico El País. Sigue siendo, quizás el último superviviente con poder de la época del franquismo, donde también fue director de informativos de la televisión pública oficial.

El malvado Janli sigue sembrando bondades y sobresaltos entre quienes de él dependen. Ahora que dicen que escribe sus memorias es de esperar que calle poco y que todo lo que diga en ellas sea cierto. Jáuregui se fue de El País por su propio pie, según comenta en su libro, y lo cierto es que por sus palabras se trasluce que irse de ese diario y triunfar no está bien visto. «En ese periódico todos aprendimos algo, progresamos un poco y nos dejamos la piel. Demasiada para lo que nos fue retribuido». A El País se le quería como quien quiere una causa por la que se lucha, hasta que descubres que no merece tanto la pena. El ambiente acabó siendo irrespirable en el, por entonces, periódico mejor hecho, más veraz, según Jáuregui. «Pagué el precio por irme porque de El País uno no se iba así como así».

Teresa Aranda, exmujer de Juan Luis Cebrián, presidente ejecutivo de Prisa, fue el último nombre conocido que apareció en Los Papeles de Panamá. Según publican el Confidencial y La Sexta en la investigación promovida por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación, Aranda, la entonces mujer de Cebrián figura como apoderada en la empresa Granite Corporation. El poder tiene el DNI español y «testaferros clásicos» del bufete de Mossack Fonseca, según los medios que han tenido acceso a la información. La sociedad, en Seychelles, estuvo activa desde 2004 hasta enero de 2010.Aranda ha asegurado a El Confidencial que la empresa guarda relación con el entorno de su exmarido. Teresa Aranda fue una conocida periodista en los ochenta, cuando llegó a formar parte del equipo de Informe Semanal. En 1988 se casó con Cebrián y abandonó la carrera.

Esta información sobre la supuesta corrupción de su exmujer fue expuesta por el periodista y director EL DIARIO Ignacio Escolar en un programa de LA SER, emisora del Grupo Prisa. Y posteriormente Escolar fue despedido de la SER. «Las acciones legales que ha anunciado Juan Luis Cebrián contra eldiario.es, La Sexta y El Confidencial por publicar que la que era entonces su esposa aparece en los papeles de Panamá han hecho «incompatible» mi presencia en la radio de Prisa. No puedo seguir en la SER y me temo que no seré el único periodista «incompatible» que sea purgado por esta decisión de Cebrián», afirmó el pasao mes de abril Escolar en su post titulado ‘Juan Luis Cebrián me despide de la SER’. Cebrían hizo su «Caza de Brujas» del Macarthismo del siglo XXI, un supuesto periodista que elimina a los incómodos periodistas. 

Agencias / Kaos. Análisis de la Comunicación

 

 

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More