Joan Saura o de como la izquierda institucional ecoguay hace tiempo perdió la decencia

Mucho se ha dicho y escrito estos últimos días tras la vergonzosa actuación de los Mossos en una manifestación contra el Plan Bolonia, operación policial desproporcionada y salvaje diseñada por el Conseller de Interior del Gobierno catalán y Presidente de Iniciativa per Catalunya-Verds (ICV), Joan Saura i Laporta.

Este individuo además de ser un anticomunista foribundo, tiene otro dato en su currículum que no podemos dejar de pasar por alto.

En 1996 en las elecciones legislativas para renovar el Congreso de los Diputados&nbsp fue elegido diputado por Barcelona en las listas de Iniciativa per Catalunya, formación que por aquel entonces ejercía de federación hermana&nbsp de Izquierda Unida en Catalunya.

Como parte de la operación de acoso y derribo montada desde el Grupo PRISA y el PSOE para atacar al PCE y a IU, y lo que es peor, para tratar de arrinconar a Julio Anguita por su posicionamiento valiente, honrado y coherente de denuncia de las políticas económicas de extrema derecha del Gobierno de Felipe González, Joan Saura, junto a Mercé Rivadulla otra diputada de ICV por Barcelona&nbsp (y por tanto en&nbsp ese momento de IU) se fueron al grupo mixto de la mano de los tres diputados de Nueva Izquierda elegidos también en las listas de IU.

Mercé Rivadulla reapareció de nuevo en escena años después, en las elecciones municipales de 2003 ¡¡¡¡esta vez como concejala en el Ayuntamiento de Lleida!!!! Algunos burócratas son capaces de irse a la Cochinchina con tal de seguir mamando de la teta de las instituciones del sistema.

Si, como lo oyen:

¡¡¡¡Joan Saura también ha sido un tránsfuga!!!!!

En 1997, el anticomunismo de su amiguete Rafael Ribó (reciclado actualmente por sus compinches del tripartito en Sindic de Greuges gracias a los servicios prestados, que uno no es tonto) era tan ilimitado que los camaradas del PSUC (en franca minoría, todo hay que decirlo) tuvieron que romper con ICV y montar Unitat d´Esquerres,&nbsp formación que pasaría a formar el núcleo central de Esquerra Unida i Alternativa, un ilusionante proyecto de recomposición de la izquierda transformadora y alternativa catalana tras el brusco giro a la derecha de la dirección de ICV.

La cosa pintaba bien hasta que llegó Llamazares a la coordinación general de&nbsp IU, momento a partir del cual la coalición de izquierdas empezó a bajarse las bragas ante el PSOE, PRISA, la vendida dirección de CCOO y los chicos de Joan Saura, entre otros. Por cierto: ¿Alguien se imagina donde estaba el actual Coordinador general de EUiA en aquel entonces? Si, lo han adivinado; estaba militando en el Partit dels Comunistes de Catalunya (PCC), antiguo referente catalán del PCPE. Este señor pasó de ser uno de los más destacados oponentes del eurocomunismo a pactar desde la coordinación general de la nueva organización (EUiA) con Iniciativa per Catalunya-Verds a cambio de un escaño en el Parlament de Catalunya. También es bueno que recordemos que Jordi Miralles, el amigo de Joan Saura ha sido hasta hace muy poquito uno de los defensores más acérrimos de Gaspar Llamazares y su política liquidacionista y subalterna del PSOE en el seno de Izquierda Unida.

Muchos pensamos que este golpe de timón de la dirección de EUiA se debe a que hay políticos que no soportan las gélidas temperaturas del extraparlamentarismo y hacen cualquier cosa con tal de pisar moqueta institucional. Además Jordi Miralles es de los que no se conforma con cualquier carguito ya que forma parte de la Mesa del Parlament de Catalunya en calidad de Secretario tercero, razón que le da derecho a gozar de coche oficial y un sueldazo cósmico. Joan Saura el picoleto y Jordi Miralles el pactista-pancista. Pareja de bastos contra la educación pública y laica.

&nbsp Como cambian las cosas.

Algunos optan por la decencia y por el mantenimiento de la ideología de izquierdas (me vuelvo a remitir a Julio Anguita de forma obligada) y otros como Joan Saura y Jordi Miralles deciden venderse al vil metal con tal de gestionar una parcelita de poder. Y es que así, calentito desde el despacho o desde el coche oficial, el sistema se debe reformar muy cómodamente. Ay, que pillos son algunos.

Actualmente fruto de la “generosidad” del PSC y de los autonomistas de ERC, Joan Saura ha pasado del grupo mixto transfuguil a dirigir la consellería de interior desde la que reprime con saña a jóvenes que se oponen a la privatización salvaje de la universidad pública. Pero ¡Ojo! La brutal carga policial en contra de los jóvenes estudiantes no ha sido la primera. Hace unos meses los Mossos salían a la palestra por las denuncias de torturas en algunas comisarías catalanas. Joan Saura, un Mayor Oreja en versión catalana. Lo más deprimente es que a día de hoy este individuo no ha dimitido aun de su cargo, y nadie del entorno de EUiA y de IU ha pedido explicaciones al máximo responsable político de ICV. Por la parte que me toca y desde la posibilidad que me da esta tribuna le pido al señor Saura que dimita, que se vaya a su casa y que, junto a sus amiguetes del tripartito deje de ensuciar el buen nombre de la izquierda alternativa.

Después de desahogarme pidiendo el enésimo imposible, me pregunto en voz alta:

¿Con esta pseudoizquierda capitalista es de recibo llegar a acuerdos parlamentarios y/o electorales?

&nbsp Comparto esta duda con ustedes porque antes de la IX Asamblea federal de Izquierda Unida, un numeroso grupo de militantes agrupados en torno al “documento de los 100” pensábamos que era posible y necesario dar un nuevo impulso a Izquierda Unida, desde una ruptura inmediata y radical con el pasado renovador y llamazarista, del que la alianza Iniciativa per Catalunya Verds-Esquerra Unida i Alternativa había sido uno de los muchos episodios sonrojantes y vergonzantes para una amplia base militante de lo que ha quedado en IU tras la desbandada de muchos cuadros valiosos por la izquierda, personas y cuadros que nos miran con lógica desconfianza por hechos por los que he descrito anteriormente (¿Alguien se acuerda de Ángeles Maestro?).

En la IX Asamblea no sólo salió elegido un nuevo Coordinador general, sino también una nueva política de relanzamiento y refundación que ineludiblemente, debe ser puesta en práctica caiga quien caiga. Está en juego el trabajo ingente de muchos militantes abnegados y honrados que desde sus respectivas localidades se dejan la piel, día a día, defendiendo un modelo de organización y de sociedad ajena a la inmundicia capitalista y borbónica, en la que se ha ganado a pulso figurar en un lugar destacado el Conseller catalán de la porra.

Dentro de unos días, el Consejo Político Federal de IU debe decidir con quién vamos en coalición a la próxima cita electoral en las elecciones al Parlamento Europeo. Si solos y coherentes con lo que hemos aprobado en la IX Asamblea, o de la mano de unos villanos arribistas que son capaces de reprimir a sangre y fuego una manifestación de estudiantes indefensos y de aprobar una política educativa autonómica que pasa por la derecha a la practicada en gobiernos autonómicos del PP sin que les tiemble el pulso.

El debate está muy caliente. Hay muchos colectivos de base que se han lanzado a redactar resoluciones en las que abiertamente se pide la ruptura de relaciones con ICV. De esas resoluciones destaca como ejemplo de compromiso militante la propuesta por los compañeros de IU en Orihuela (País Valenciano) en la que se demanda a los órganos federales de Izquierda Unida entre otras la retirada del pacto de gobierno en la Generalitat y la salida inmediata de EUiA del mismo, así como la supresión del marco negocial preferente acordado por IU e ICV para las próximas elecciones europeas.

Esperemos que Cayo Lara junto a los camaradas del PCE que han apostado por el cambio en IU, sepan pararle los pies a esta gentuza de Iniciativa per Catalunya-Verds, gentuza que por cierto ha sido uno de los principales apoyos de Iniciativa del Poble Valencià, nuestros tránsfugas en Esquerra Unida del País Valencià, dirigidos por los inefables Pasqual Mollà e Isaura Navarro. Como muestra, recordarle a la audiencia las numerosas ruedas de prensa conjuntas de los tránsfugas valencianos junto a los tecnócratas Raül Romeva, eurodiputado y amigo íntimo del yupie Cohn-Bendit y de la contrarrevolución cubana, y Joan Herrera, flamante compañero de escaño de SuperGaspi en el Congreso de los Diputados. Ya ven que Dios los cría y ellos se juntan.

De lo contrario me temo que las próximas elecciones europeas pueden ser la tumba electoral definitiva de IU. Hay mucha gente cabreada que está dispuesta a votar en blanco, nulo o hasta quedarse en casa si nos atrevemos a consumar la infamia de ir de la mano de semejantes sanguijuelas.

Por otra parte, nos lo habríamos ganado a pulso tras tantos años de tránsito descarado hacia lo políticamente correcto.

Y lo que es mucho peor:

La actual dirección de IU con Cayo Lara al frente habría empezado su mandato con muy mal pie decepcionando las ilusiones de parte de la militancia.

Peor imposible.

César Vilar es miembro del PCPV-PCE y Coordinador local de Esquerra Unida del País Valencià-Izquierda Unida de Sant Joan d´Alacant.

&nbsp

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS