Joan Reventós (1927-2004)

Hoy cuando regresaba a casa después de mi jornada de trabajo oí por los informativos de radio, que había muerto en Barcelona, el político socialista Joan Reventós a los 76 años de edad.

Quiero a través de este artículo rendir un homenaje a este socialista honesto, con el cual tuve ocasión de tratar en la década de los 70 cuando yo vivía y trabajaba en Barcelona.

Yo decidí hacerme socialista el 11 de septiembre de 1973 a raíz del asesinato de Salvador Allende. Entonces empecé en Barcelona a indagar por las organizaciones socialistas que había y me encontré que había cuatro partidos socialistas diferentes. De una parte estaba el partido socialista popular (PSP) que comandaba el profesor Tierno Galván, de otra parte estaba el Partit Socialista Reagrupament (PSC-R) que comandaba Josep Verde Aldea, de otra parte estaba el Partit Socialista Congres ( PSC-C) que comandaba Joan Reventós y de otra estaba la Federación Catalana del PSOE Renovado, que comandaba Joseph Mª Triginer.

Ante tanta sopa de siglas desistí de afiliarme a ninguno de ellos porque yo estaba por la unidad de todos los socialistas. Entonces decidí afiliarme a UGT que si que era unitaria en toda Cataluña, y fui Secretario del Comité de Empresa de Motor Ibérica en las primeras elecciones sindicales democráticasque se realizaron.

Desde UGT impulsamos con fuerza la celebración del congreso de unificación de todos los socialistas de Cataluña, y salieron de ese Congreso las siglas PSC-PSOE.

Es en esta épocacuando tuve muchas relacionas y actos con Joan Reventós en la sede de UGT y en otros foros.

Como emigrante en Cataluña, tengo un enorme respeto y admiración por Jordi Pujol Joan Reventós y los dirigentes del PSUC, porque hicieron una gran labor de integración de todas las personas que vivíamos en Cataluña, ese aspecto pocas personas del resto de España lo quieren reconocer pero yo hoy públicamente desde aquí le doy en muy alta voz mi gratitud a Reventós por esa labor unitaria que tuvo siempre hacia todos nosotros.

Finalmente quiero contar una anécdota que corría por Barcelona cuando yo vivía allí. Reventós tenía mucho dinero, y vivía en uno de los barrios más ricos de Barcelona en una mansión, y cuando fue fichado por la policía, enviaron a una pareja de la brigada política social a detenerlo en su casa.
Cuentan que cuando llamaron a la puerta y salió una doncella a recibirles,un policía le dijo al otro. “Vamónos Pepe que este no es el Reventós que nosotros buscamos”

Mi gratitud y recuerdo hacia una persona digna.

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS