Jennifer Morales es pasión y fuerza en las tablas

Basta con verla una sola vez y uno de inmediato cae en cuenta de que ella es una de esas jóvenes con liderazgo y carisma que caracteriza a los teatristas. Apenas tiene 26 años de edad. Actriz egresada en el 2003 de la Escuela Juana Sujo. Fundadora del grupo Sobretablas de Venezuela. Ha sido asistente del reconocido dramaturgo venezolano Gustavo Ott en muchas piezas como Bandolero y mala sangre, Fotomatón, 2 amores y un bicho. Jennifer Morales trabaja en el Teatro San Martín, ubicado al suroeste de la ciudad de Caracas donde actualmente dirige Margaritas para los cerdos y a su vez encarna el papel de un hada en la obra infantil De que vuelan, vuelan que estuvo en cartelera todo el mes de agosto y estará parte de septiembre.

Faltaban solo 30 minutos para que comenzara la obra pero a Jennifer, de su agite entre telones, aún le queda un poco de tiempo para hablar con pasión, sencillez y determinación de lo que ha sido y será su vida: el teatro.

—¿Cómo crees que está la salud del teatro venezolano?

—Pienso que todavía en nuestro teatro quedan muchas cosas por hacer y eso nos concierne a nosotros por eso siempre estoy creando e innovando junto a otros jóvenes, pero actualmente el teatro está en estado vegetal. Siempre que uno reflexiona sobre este tema se da cuenta de eso. En la Escuela Juana Sujo en el año 2003, nos graduamos 25 personas y sólo tres de ellas estamos haciendo teatro. El resto se fue a su casa, a trabajar en otra área o no sé a donde. El teatro es mi vida, yo nopienso en este momento en casarme o tener hijos, no, sólo pienso en el teatro porque mi vida es el teatro.

—Sé que no haces teatro de calle… pero ¿consideras que esta modalidad es importante?

Claro que este teatro es muy importante y aunque no lo haga, lo respeto a quienes trabajan e invaden esos espacios en búsqueda de una transformación y del disfrute directo del público hacia este arte, pero voy a ser sincera, yo veo que se está perdiendo, que casi no se realiza esta modalidad en Venezuela y si lo hacen, están tan escondidos que no se ven, o al menos Jennifer Morales no los ve.

—¿Qué dramaturgos han incidido en tu carrera?

—Yo adoro la dramaturgia de Gustavo Ott. Sobretablas de Venezuela tiene algo bien particular y es que trabaja siempre con autores venezolanos porque pienso que debemos apoyar a nuestra gente. El Teatro San Martín y Gustavo Ott no paran y de allí es que yo he aprendido a no parar para seguir entregando cada día un poco más de mi creación.

—Actualmente hay eventos teatrales importantes que les permiten a los jóvenes proyectarse. Es el caso del Festival Teatral de Autor (FESTEA)…

— Me parece que son pocas las personas valientes que deciden hacer un festival de esta envergadura, entonces yo creo que la intención y la constancia que tienen los realizadores es lo más importante. Por supuesto nada es perfecto en la vida por lo tanto siempre hay cosas qué mejorar pero también es cierto que trabajar es lo que hay que hacer porque hay quienes sólo se dedican a hablar.

—¿Cuáles son tus expectativas?

—Yo realmente quiero que el grupo Sobretablas de Venezuela llegue a ser lo que fue El Rajatablas en su momento. Mi sueño es hacer una escuela para formar con mucha disciplina, calidad y constancia porque muchos de nosotros decimos: somos actores, somos directores, pero dónde está la disciplina, la constancia o la verdad del asunto.

Cuéntanos de tus planes inmediatos.

—Queremos unir al grupo Sobretablas de Venezuela con Epidauro que es otro grupo teatral que viene trabajando de manera persistente y&nbsp fuerte, la idea es hacer un nuevo montaje, este proyecto sería para el año próximo. Tengo pensado actuar y dirigir, mis compañeros quieren que lo haga, pienso que puedo hacer bien ambas cosas. La obra se llama Cuatro locos de este mundo escrita por Paúl Williams.

Por el momento Lo que me queda es De que vuelan vuelan, una maravillosa obra infantil dirigida por María Brito y&nbsp Margaritas para los cerdos, obra que tiene excelentes actrices como Celma Rojas, Paola Baroferre y Maigualida Gamero.

—Un mensaje a los jóvenes actores y directores

Primero que crean lo que sienten acà dentro (coloca su mano en el pecho).Siempre ecuchen su voz y crean en eso. Segundo, tengan mucha fe, yo sé que es muy difícil, muchas veces se cierran más de mil puertas pero siempre habrá una lucecita al final del túnel. Nosotros somos el futuro, por eso tenemos que unirnos y trabajar juntos para otros nos escuchen, asi seguir el camino. Enontes unión y fuerza en las tablas.

&nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS