Izquierda Unitaria Europea vigilará las actuaciones de Borrell sobre el Sáhara Occidental

Publicidad

Izquierda Unitaria Europea está dispuesta a hacer un estrecho seguimiento a Josep Borrell, nuevo Alto Representante de Política Exterior y de Seguridad Común de la Unión Europea, en lo referente al territorio no autónomo del Sáhara Occidental, invadido por Marruecos hace 44 años.

Borrell recibió el 8 de octubre el visto bueno de la Eurocámara para convertirse en el máximo responsable de la diplomacia europea, tras su comparecencia el día anterior ante la Comisión de Asuntos Exteriores del Parlamento Europeo.

Izquierda Unitaria Europea no se opuso al nombramiento de Josep Borrell como Alto Representante de Política Exterior de la UE, pero advirtió que vigilará el cumplimiento de las sentencias del Tribunal de Justicia de la Unión Europea sobre el Sáhara Occidental, así como la no venta de armas a países en conflicto, el reconocimiento del Estado Palestino o el desarme nuclear.

Tras la aprobación de Borrell como máximo responsable de la diplomacia europea en sustitución de Federica Mogherini, Podemos e Izquierda Unida, pertenecientes a Izquierda Unitaria Europea, firmaron un comunicado comprometiéndose a “vigilar de cerca” el papel del ministro en funciones de Asuntos Exteriores de España para que cumpla con las promesas que expuso ante la comisión del PE.

Podemos e IU reprocharon a Josep Borrell la falta de mención al Sáhara Occidental en la Comisión de Exteriores del Parlamento Europeo, a la vez que  le recordaron que en su etapa de ministro español de Asuntos Exteriores no llevó a cabo el reconocimiento de Palestina.

manu-pineda-e1570699139447.jpg

El eurodiputado de Izquierda Unida Manu Pineda declaró que exigirán a Josep Borrell “que no se negocie con Marruecos sobre aguas jurisdiccionales del Sáhara”. Las sentencias del Tribunal de Justicia Europeo establecen que Marruecos y el Sáhara Occidental son territorios diferenciados.

Josep Borrell se significó como ministro de Asuntos Exteriores de España por mantener una postura pro marroquí en el conflicto del Sáhara Occidental y no denunciar las continuas violaciones de los Derechos Humanos que se cometen en la excolonia española, entregada a Marruecos a finales de 1975.

Desde que Pedro Sánchez (PSOE) llegó al Gobierno en junio de 2018, el Ministerio de Asuntos Exteriores evitó pronunciarse sobre los ataques a los Derechos Humanos en los territorios del Sáhara Occidental ocupados por Marruecos, ni siquiera con motivo de la expulsión de 21 personas de nacionalidad española, gran parte de ellas profesionales de la abogacía que acudieron como observadores a juicios contra activistas saharauis.

Esta forma de proceder contrasta con la que mantiene Exteriores cuando las violaciones de los DDHH se producen en cualquiera otra parte del mundo, que sí se condenaron.

Izquierda Unitaria Europea vigilará las actuaciones de Borrell sobre el Sáhara Occidental

También podría gustarte

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More