Izquierda Anticapitalista recurre el auto que deniega la admisión a trámite de la querella contra tres magistrados que impidieron la declaración de Bárcenas ante el juez Bermudez

Los argumentos:

  • Dos Juzgados que aún no habían planteado ningún conflicto competencial, un recurso improcedente que aún no había sido tramitado, unas diligencias idénticas ordenadas por ambos juzgados y un Ministerio Fiscal que le interesaba llevar la competencia a un determinado Juzgado.

·      Dicho en otros términos, se creó un conflicto inexistente, se inventaron un cauce procesal inexistente y, sobre esa base, dictaron una resolución manifiestamente contraria a derecho y que, además, solo pretendía afectar a una parte del problema.

En sus alegaciones IA considera que «la actuación de los tres magistrados de la Sección Segunda de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional fue prevaricadora y que no se limitó, como razona el Auto aquí recurrido, a adoptar una medida cautelar en el marco de sus competencias, puesto que las mismas estaban extralimitadas desde el mismo momento en que el Ministerio Fiscal fuera de todo procedimiento se dirigió a los mismos, siendo estos los encargados de resolver el recurso de apelación planteado por el mismo, y dieron cabida al escrito del Ministerio Público a sabiendas que se estaban “saltando” la ley«.

Para IA la situación es la siguiente: «Dos Juzgados que aún no habían planteado ningún conflicto competencial, un recurso improcedente que aún no había sido tramitado, unas diligencias idénticas ordenadas por ambos juzgados y un Ministerio Fiscal que le interesaba llevar la competencia a un determinado Juzgado; luego, interpuesto un recurso de apelación en contra de una «providencia» se solicitan, directamente en Sala y sin esperar a la tramitación del recurso unas «medidas cautelares» sobre las cuales los querellados se pronuncian a una velocidad inusual«.

Dicho en otros términos, «se creó un conflicto inexistente, se inventaron un cauce procesal inexistente y, sobre esa base, dictaron una resolución manifiestamente contraria a derecho y que, además, solo pretendía afectar a una parte del problema«.

En su recurso de súplica contra el Auto del Supremo, Izquierda Anticapitalista (IA) considera que «no se cumplió con el procedimiento establecido legalmente y no se procedió a devolver a la Sección Segunda de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional la providencia«.

UN PROCEDIMIENTO A MEDIDA

A mayor abundamiento llama poderosamente la atención que el Auto que dictó la Sección Segunda de la Sala de lo Penal fuera el mismo día 21 de marzo, fecha en que el Ministerio Fiscal  presentó su escrito solicitando la suspensión de la diligencia, habida cuenta que no se corresponde con la “media” de tiempo conocida por todos para resolver este tipo de recursos, es decir creo «ad hoc» no sólo un procedimiento sino, también, la forma de resolverlo.

El Tribunal Supremo «considera que la diligencia de toma de declaración no es urgente ni necesaria para el Juzgado Central de Instrucción número 3, pero casualmente sí que es necesaria para el Juzgado Central de Instrucción  número 5, por lo que tenemos otro dato más sobre la arbitrariedad empleada  por los tres magistrados a la hora de dictar el Auto objeto de las querellas«.

La resolución objeto de la querella -dictada por los magistrados Ángel Hurtado Adrián, Julio De Diego López y Enrique López Lópezpresuntamente prevaricadora, sin parangón alguno, fue dictada por Magistrados de Sala con reconocidísima experiencia en resolución de recursos de apelación. Ello resulta un elemento agravante.

¿Por qué no existe ningún precedente parecido de tal irregular comportamiento? ¿Tiene todo ello algo que ver con la identidad de la persona imputada?

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS