Izquierda Anticapitalista ¿Le suena?

Desde Francia nos llegan noticias del desarrollo de una nueva formación denominada NPA (Nuevo Partido Anticapitalista). Los efectos colaterales no se hacen esperar, tanto en el Estado español como en Euskal Herria y por arte de magia, algunos compañeros anticapitalistas vascos y españoles plantean la posibilidad de crear,miméticamente, las sucursales correspondientes en el Estado español y en Euskal Herria.&nbsp

Lee uno el programa que ha preparado la denominada “Izquierda anticapitalista” para las próximas elecciones al Parlamento europeo de Junio y, qué duda cabe, le suena bien, muy bien. ¿Quién desaprueba nacionalizar la Banca sin indemnizarla, prohibir el despido o manifestarse en favor del Derecho de Autodeterminación para los Pueblos de Europa? Desde luego nadie que se considere de izquierdas, de izquierda-izquierda, se quiere significar, esto es, de aquel sector político que propugna la abolición del modo de producción capitalista y su sustitución por un sistema socialista.

Claro que cuando uno ha vivido lo suficiente para haber conocido “izquierdas- transformadoras- y revolucionarias- varias” y el resultado de su institucionalización en el sistema representativo burgués, se siente un vacío en el estómago parecido al de la resaca de una noche de copas,próximo al vómito. Desde aquella memorable Euskadiko Ezkerra que nos prometía el edén y los presos en la calle si se votaba el estatuto de autonomía de 1979, el mismo que sigue incumplido en 36 transferencias, -qué ironía- por esa misma sigla que llevaincrustada el PSE ya unas decenas de años; sí hombre, el mismo PSE que integra el PSOE español del GAL que lleva gobernando desde 1982, salvo el lapso de tiempo que dispuso el fascista del bigotito.

&nbsp En ese tiempo también existían formaciones maoístas y alguna trostkista, ahora reacomodadas en Zutik en la Comunidad autónoma vasca y en Batzarre en Nafarroa. Cuantas veces muchos comunistas abertzales tuvimos que escuchar aquello de la izquierda nacionalista pequeño burguesa…&nbsp

Luego vino la Izquierda unida, que por estos pagos se camaleonizó bajo denominación euskaldun (Ezker Batua) por aquello de vender género autóctono. La insigne EB de la familia Madrazo y sus mariachis con piso. Era tan transformadora esa izquierda que casi nos engaña gobernando con la derecha vasca mientras hacía como que resolvía el problema de la vivienda mediante rifas de barraca al estilo “la chochona”. Todo un alarde de marxismo leninismo agiornado a la realidad vasca. En España se dedicaban, mientras tanto, a sestear a la vera de la socialdemocracia del GAL.

&nbsp Y ahora que de Unida ha pasado a Hundida, nos vienen algunos de quienes han saltado a tiempo del barco en llamas a solicitar nuestro voto para una nueva singladura, por supuesto esta vez sí que sí DE IZQUIERDA DELA BUENA, te-lo-juro-por-la-medallita-de-lenin.&nbsp

Bien. Vayamos a la prueba del nueve. ¿Qué opinan estos caballeros de la violencia revolucionaria? Sí hombre sí, ya recordareis el Manifiesto de 1948 cuando decía aquello de derrocar por la violencia el sistema capitalista. O si preferís aquella cita de Lenin: “La violencia revolucionaria y la dictadura son cosas excelentes si se aplican cuando se debe y contra quien se debe”.Y calificaba el pacifismo y la prédica abstracta de la paz como una de las formas de embaucar a la clase obrera. Viene a cuento lo antedicho por la curiosa cita que hacen estos caballeros en el análisis de las recientes elecciones vascas al papel de la violencia de ETA. A su juicio, nefasto.

&nbsp Parecen no haber comprendido que en la democracia formal burguesa toda libertad formal es permitida siempre y cuando no pueda ser materializada en detrimento de los intereses de la burguesía. ¿Libertad de expresión? Sí, claro, faltaría más…..salvo para quienes justifican, o no condenan….o exaltan a…o minimizan esto o humillan al otro…¿Derecho al trabajo? Cómo no, siempre que el empresario estime que le es más rentable emplearte, de otro modo, tal derecho deviene papel mojado. ¿La vivienda? Bueno para qué hablar, pero si está escrito en la Ley de Leyes, la Constitución. Sólo que nadie dijo que pudiera rebasar el compromiso de un texto y, como dijo el Tribunal Constitucional, o sea, la superestructura jurídica del sistema que por ello mismo trabaja al dictado de quien le nombra y paga, este- el derecho a la vivienda- es un derecho “ de aplicación progresiva”; ¿cuánto de progresiva en el tiempo? Eso no lo dijeron, no son tan necios.&nbsp

Nuestros amigos anticapitalistas incluso, en un afán filantrópico digno de mejor causa, nos dicen que, por lo menos, la organización armada no realice atentados mortales. Esto es, que si hay que atentar se atenta pero que atentar por atentar cuando hay vidas de por medio…pues que es tontería y que, por lo menos, no fluya la sangre, que ya sabemos cuánto molesta a sus refinados sentidos. No nos dicen nada, sin embargo, sobreel fluido que emana de los obreros caídos del andamio, ni de los huesos rotos en la sala de tortura, como no se ve…..corazón que no siente.

&nbsp Y dígannos, buenos izquierdistas, a ese “otro mundo posible” del que tanto hablan¿cómo se accede?, ¿mediante rogativas o formando nuevo gobierno con los que torturan? Porque, en efecto, el Estado burgués lo soporta todo, todo salvo que le disputen el monopolio de la violencia. Por ahí no pasa.&nbsp

Y la prueba está en que mientras alrededor de 700 presos vascos “saborean”las mazmorras del sistema, muchos de los cuales por el horripilante delito de formar listas electorales o haber pertenecido a un partido político, estos otros izquierdosos de salón no tienen siquiera en sus espaldas la señal inequívoca del subversivo: un policía tras sus pasos. ¿Se han parado a pensar por qué? ¿Por que no son violentos tal vez? ¿O será, más bien,porque no representan la más mínima amenaza para el sistema capitalista que dicen combatir?

Vivir en el capitalismo del primer mundo da algunas ventajas a muchos sectores de trabajadores, ya que también viven del Imperio. Esa aristocracia obrera, en muchos casos y honestamente, critica guerras y ocupaciones lejanas peromira impávida cómo el imperialismo actúa dentro de las fronteras de su propio Estado. Pero ese imperialismo no es tal, porque como muchos anticapitalistas afirman, sin ninguna vergüenza, “los obreros no tienen patria”. Lo que no citan es la siguiente parte de la frase… “porque les fue arrebatada”.&nbsp &nbsp

Sea, pues. Concurran a las elecciones europeas con la etiqueta que deseen pero, por favor, no le den clases de revolución al que sufre en sus carnes el precio de la resistencia revolucionaria, la única seria y real, en Gaza, y en Colombia, en Sudáfrica e Irlanda, y en Euskal Herria, la de verdad, la que dueleporque anuncia parto y cuando hay parto, ya lo dijo Marx, la violencia es la partera.

&nbsp &nbsp

EUSKAL HERRIKO KOMUNISTAK

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS