IU recurre a donaciones y microcréditos en su primera campaña sin financiación bancaria

Publicidad

IU presupuesta 940.000 euros para la campaña de los que la mitad irán destinados al envío de propaganda electoral propia para reforzar la de la coalición en aquellas circunscripciones con más opciones para los de Garzón.

Treinta años después Izquierda Unida afronta su primera campaña electoral sin recurrir a créditos bancarios. El acuerdo que ha dado luz a la coalición Unidos Podemos ha impuesto una de las máximas que defiende el partido de Pablo Iglesias desde su fundación. IU tirará de donaciones y de microcréditos ciudadanos para financiar los 940.000 que han presupuestado. Cerca de la mitad se destinará a cubrir el coste del envío de propaganda electoral propia de la coalición de Alberto Garzón. La cantidad final subirá cuando las distintas federaciones aporten sus propios gastos que, por primera vez también, se centralizarán en una única cuenta.

Las donaciones no son una novedad en IU y forman parte de la base de su financiación tradicional. Aparte de las voluntarias, todos los cargos electos y los representantes en empresas y organismos que reciben algún tipo de retribución tiene obligación de ceder una parte a la organización.

Los microcréditos, o crowdfunding, sí son una novedad para IU y también en la historia reciente española,  especialmente desde la irrupción de Podemos aunque antes también utilizó este sistema Equo. En resumen consiste en que cualquier persona presta a interés cero una cantidad al partido, que se compromete a devolverlo en un plazo determinado. El partido de Pablo Iglesias ha tenido algunos problemas por el sistema que el Tribunal Supremo consideró menores, aunque advirtió de que la legislación no contempla esta fórmula.

En el caso de IU, la devolución de los préstamos «se llevará a cabo dentro del plazo de 30 días siguientes al cobro por parte de IU de las subvenciones electorales», según el contrato que figura en la web de la coalición. Si la cantidad percibida no cubriera todos los microcréditos, «se ampliará el plazo de devolución en doce meses». IU aspira a recabar unos 400.000 euros en microcréditos, según fuentes de la coalición. Como no cubrirá el presupuesto total, el partido de Garzón ha lanzado una campaña de donaciones, que no tienen que ser devueltas.

Ver imagen en Twitter

Casi el 50% del dinero que se gastará IU en la campaña irá destinado a la cubrir el envío de publicidad electoral. El mailing es uno de los recursos tradicionales de los partidos para poner una papeleta electoral en cada casa. En las elecciones del 26 de junio habrá dos envíos distintos: el de Unidos Podemos, y que cubrirá íntegramente Podemos, y el de IU.

La organización que lidera Alberto Garzón hará un «refuerzo» del mailing general en aquellas provincias donde creen que se «juegan un diputado», explican desde IU. Las cartas ya han comenzado a llegar a sus destinatarios en Madrid pero también en algunas provincias de Andalucía para el Congreso y para el Senado por Cádiz, en Asturias o Palencia, entre otras.

Las cartas remitidas por IU tienen un grafismo distinto al de Unidos Podemos. Fuentes de IU aseguran que el encargo se hizo antes de que se definiera con Podemos el logo y los lemas de la coalición. Además, IU ha reutilizado material de la campaña del 20 de diciembre para ahorrar costes. La propaganda remitida por Unidos Podemos tampoco tiene el tipo de letra y colores definitivos por el mismo motivo.

http://www.eldiario.es/politica/IU-donaciones-microcreditos-financiacion-bancaria_0_527048003.html

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More