Israel ha suministrado el 60,7% de drones en el mundo

Publicidad

Israel ha suministrado el 60,7 por ciento de los drones en el mundo desde 1985, esto según nuevos datos entregados por el Instituto de Investigación para la Paz Internacional de Estocolmo. Esto convierte a Israel en la mayor fuente de proliferación de drones en el mundo.

En segundo lugar se encuentra Estados Unidos, que representa el 23,9 por ciento de las exportaciones mundiales de aviones no tripulados, seguido por Canadá en el 6,4 por ciento, Francia en un 1,6 por ciento, Austria en un 1,4 por ciento, 1,1 por ciento en Italia, Alemania, en un 1 por ciento y China en el 0,9 por ciento.

En tanto, el Reino Unido es el número uno del mundo en importación de drones. Entre 2010 y 2014, el Reino Unido compró 55 aviones no tripulados a Israel y seis drones armados a EE.UU., lo que representó un tercio de las entregas globales en ese período de tiempo.

La gran mayoría del mercado de drones se compone de aviones teledirigidos de vigilancia.
Los EE.UU., Reino Unido e Israel son los únicos países en el mundo que han utilizado drones armados, desplegados exclusivamente contra poblaciones no predominantemente musulmanas en los países y territorios que han sido saqueadas y destruidas por la conquista occidental.

El sitiada Franja de Gaza ha servido como la base principal de pruebas para ambos drones armados y de vigilancia.

Probado en el pueblo palestino
Durante la última década, el uso de Israel de esta “guerra robótica” contra el pueblo palestino ha aumentado de manera espectacular, y cada vez más, los asaltos militares que Israel comete en Gaza, dependen en mayor medida de drones.
La última campaña de bombardeos de 51 días de Israel contra Gaza llamado Borde Protector, mató a más de dos mil 200 palestinos, la mayoría de ellos civiles, entre ellos más de 500 niños.

Basado en datos recogidos por el Centro Al Mezan para los Derechos Humanos, una investigación de observación, descubrió que al menos el 37% de los muertos, es decir, unas 840 personas murieron en ataques realizados por drones.

La presencia constante de drones zumbando encima de la población, acrecienta el terror psicológico al que los gazatíes están expuestos por vivir en lo que es la carcel a cielo abierto más grande del mundo. El drone se confunde con el sonido de la lluvia, que puede matarlos en cualquier momento.

Este ha sido un negocio tremendamente lucrativo para las empresas de armas israelíes que lucran con los ataques militares de Israel y los utilizan como oportunidades para rápidamente efectuar pruebas de sus productos en humanos (palestinos).

Con estas pruebas a la población palestina en Gaza, los productores de armas israelíes pueden obtener un codiciado sello de aprobación que clasifica que ha sido “probado en combate”. Esto hace a estos drones tener una ventaja competitiva en el comercio internacional de armas.

Así es como la tecnología israelí se exporta a los regímenes que invierten también en armas para controlar a la población, preferentemente pobres y marginados.

Este negocio ha abierto el camino para que Israel, un país del tamaño de Nueva Jersey, clasifique entre los principales exportadores de armas del globo.

Un ejemplo de ello es Elbit Systems, la mayor empresa de tecnología militar de Israel que produce el 85% de los drones que componen vasto arsenal del ejército israelí.

El Hermes 900, un avión no tripulado fabricado por Elbit, fue desplegado operativamente por primera vez contra los palestinos en Gaza el verano pasado (julio), a pesar de que todavía estaba en fase de pruebas. Apodado el Kochav – que en hebreo significa “estrella”- cosechó elogios en la conferencia anual de drones de Israel, celebrada menos de un mes después de la masacre de Gaza, justamente por su rendimiento en asesinar y aterrorizar palestinos desde el aire.

Este tipo de avión, es una versión más avanzada del Hermes 450, un drone de ataque y vigilancia usado por el ejército israelí para atacar deliberadamente a civiles en Gaza, durante la masacre que Israel cometió en 2008-2009, según reporta Human Rights Watch.

El Hermes también lo utilizó Israel para matar a civiles contra el Líbano en 2006, oportunidad en que murieron trabajadores de la Cruz Roja, conductores de ambulancias y decenas de personas que huían de sus hogares debido al terror e inseguridad.

El Hermes 450 se publicita en el comercio “probado en combate” y que lleva “luchando contra el terrorismo durante más de una década”, jactándose además de entregar “seguridad y fiabilidad récord líder en su clase”.

Al parecer, impresionado por la capacidad de este drone para derramar sangre e infundir terror, el gobierno brasileño de Dilma Rouseff, compró una flota de estos Hermes para aplastar las protestas masivas que estallaron en Brasil a raíz de la Copa del Mundo de 2014.

gazadronedeathschartThales UK -una subsidiaria de la empresa francesa Thales, que se ubicó como el undécimo mayor productor de armas en el mundo- firmó un joint venture de mil 600 billones de dólares con Elbit Systems en 2011 para desarrollar una nueva flota de drones llamado Guardián para el ejército británico.

El Guardián se basa en el Hermes 450, que se ha desplegado por el ejército británico en Afganistán.

Elbit podría ser el mayor productor israelí de drones y es casi la única que prueba los drones con los palestinos y se los vende al resto de los países del mundo.

Tecnología de exportación

De acuerdo con una investigación realizada por “Drones UK”, Israel ha exportado tecnología a por lo menos cincuenta países diferentes.
Con la bendición de Estados Unidos, Israel vendió drones y aviones de combate a Sri Lanka que fueron utilizados para cometer atrocidades contra la minoría étnica tamil de Sri Lanka.
Corea del Sur recientemente compró el drone Heron, que es producido por la industria aeroespacial de Israel y que se ha desplegado para la vigilancia y los ataques israelíes contra el Líbano y Gaza.

Además de ayudar a aplastar las protestas de la Copa Mundial, los drones han sido utilizados por la policía brasileña para invadir las favelas de ese país.

En ciertos casos, Israel ha vendido drones para ambas partes en un conflicto determinado. Por ejemplo, tanto Rusia como Georgia -entre los cuales tuvieron un conflictel en 2008- estaban armados con drones israelíes. Turquía y el Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), según se informa, utilizaron al menos dos drones israelíes.

Mientras tanto, las exportaciones de drones de Israel a la India han provocado una “carrera armamentista” con aviones no tripulados con el vecino Pakistán, según informa la organización “Drones UK”.

Israel inventó drones
Israel fue en pionero tecnológico en el avión no tripulado moderno en gran parte debido a la ideología que lo sostiene políticamente.

La creación de Israel como Estado de mayoría judío, se precipitó por la limpieza étnica perpetrada por las milicias sionistas en 1948 que terminó la expulsión de unos 750 mil palestinos de lo que se denomina Palestina Histórica, fecha que el pueblo palestino la denominan como la Nakba, o catástrofe.

Israel se ha dedicado cada día desde entonces a consolidar y ampliar su mayoría judía en la Palestina histórica, lo que ha requerido enormes niveles de violencia, incluida la contención y la exclusión de los habitantes palestinos nativos aún bajo su control.

La economía israelí se ha construido en torno a avanzar en este objetivo, dando lugar a una industria en auge que gira en torno a la “seguridad nacional”. Esto abastece los diseños del sionismo y vuelve a empaquetar la represión al estilo de la ocupación para la exportación y el beneficio.
Los drones como tecnología han sido fundamental para este esfuerzo.

Pues, después de sufrir grandes pérdidas en su guerra de 1973 con Egipto, el régimen israelí, por primera vez en su existencia, fue recibida con un fuerte rechazo de un público judío israelí ya que no estaban acostumbrados a altas cantidades de de soldados muertos.

Fue a raíz de la guerra de 1973 que el gobierno israelí comenzó a invertir fuertemente en tecnología de drones, con el objetivo de minimizar el riesgo para sus soldados, así como para aplacar la oposición a la guerra sin fin, la expansión y la conquista.

Israel Aerospace Industries, conocida como Israel Aircraft Industries en el momento, y la compañía israelí Tadiran se encargaron de diseñar aviones no tripulados para la recolección de inteligencia en tiempo real en el Sinaí ocupado.

Muy pronto, IAI inventó el drone Scouts, que se desplegó en 1982 para coordinar la orientación durante la invasión mortal de Israel en Líbano. A lo largo de los años 1980 y 1990, Israel probó y refinó una variedad de drones en la población del sur de Líbano en un intento de aplastar la resistencia armada a la ocupación. Con cada operación llegó otra oleada de avances en la tecnología de drones.

Con el inicio de la segunda Intifada, e Israel forzado a retirarse del sur del Líbano en 2000, la ocupada Cisjordania y Gaza se convirtieron en campos de pruebas primarias de Israel para la guerra con drones.

Drones israelíes entregaban coordenadas a helicópteros para realizar ataques durante el despiadado ataque que Israel cometió en 2002 al campamento de refugiados de Jenin en Cisjordania. En 2004, los drones israelíes llovían misiles en la Franja de Gaza en asesinatos selectivos de combatientes palestinos.

Aunque EE.UU. comenzó utilizando e invirtiendo en tecnología para drones antes que Israel, este último fue siempre un paso adelante.

De hecho, fue Abraham Karem, un ciudadano israelí, quien diseñó el drone Predator, que lo utiliza el Ejército de Estados Unidos y la CIA para llevar a cabo asesinatos selectivos que han dejado cientos de muertos inocentes.
El Karem nacido en Irak recibió una licenciatura en ingeniería aeronáutica en el Instituto de Tecnología de Israel, con sede en Haifa Israel, conocido como el Technion, y comenzó su carrera en el IAI antes de emigrar a los EE.UU. Después de que fue vetado por el gobierno israelí para comenzar su propia empresa de drone.

Drones de tierra

Hoy, Gaza está rodeada de drones israelíes por aire, tierra y mar.
Además de los aviones teledirigidos de vigilancia que se ciernen por encima, las paredes de Gaza, la prisión a cielo abierto más grande del mundo, pronto serán reforzadas por Border Patroller, un vehículo terrestre no tripulado (UGV), o drone tierra, que cuenta con armas a control remoto.

Diseñado por la empresa israelí G-NIUS, una empresa conjunta entre Elbit Systems y IAI, Patroller Fronterizo, al igual que las paredes de Gaza, evitará que los refugiados palestinos de Gaza puedan escapar de su jaula.

El Protector, producido por Rafael Advanced Defense Systems de Israel, es un drone de mar (USV), que navega por la costa de Gaza para obstruir a los pescadores palestinos y que no puedan ganarse la vida.

Si la proliferación drones aereos de Israel puede servir de indicación, no pasará mucho tiempo antes de que los drones de tierra y mar se proliferen por todos los rincones del globo.

Mientras la economía de Israel esté determinada por la subyugación y la eliminación de los palestinos, seguirá funcionando como una fábrica de tecnología de la represión de vanguardia que sustenta el racismo y la desigualdad en todo el mundo.

Fuente: The Electronic Intifada

Traducción: Semillas de Agua

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More