Iruñea: A raíz del desalojo en San Antón

Publicidad

Esta mañana, aproximadamente a las 10:15, la policía española ha irrumpido a la fuerza en el edificio situado en la calle San Anton número 40, habitado por un grupo de jóvenes que luchan en contra de la mercantilización de la vivienda y practican la okupación como herramienta en esa lucha.

La policía ha procedido a la identificación de cuatro personas que en ese momento se encontraban en el interior, citándolas a declarar en calidad de investigadas el próximo 19 de abril. El edificio ha sido desalojado y posteriormente han comenzado las tareas para convertirlo en un nuevo espacio vacío y cerrado a cal y canto: garantía de desuso.

El edificio es propiedad de una familia de la burguesía navarra vinculada a la aristocracia y llevaba varios años vacío. Una vez más un bien producido para dar cobijo, para vivir en él, se fetichiza. Su valor de uso, el valor que tiene como vivienda, se pierde. Prevalece solamente su valor de mercado, su valor abstracto como propiedad intercambiable por dinero.

La okupación revierte esta desnaturalización, reclama que una casa es un hogar, no otro terreno más, abonado para la especulación. Las fuerzas represivas tienen como función preservar la condición de mercancía del edificio, sin importar que sirva o no como vivienda.

Ante este nuevo ataque a la okupación, tan solo unos días más tarde del desalojo ocurrido en la txantrea, desde hIREKIn llamamos a la respuesta.

Primero de todo, respondemos que sí importa dónde pasarán la noche las personas que hoy encuentran la puerta de su casa tapiada. Por eso, invitamos a todas a pasar la noche mañana jueves, acampadas en la plaza de Navarrería, solidariamente con ellas.

Agradecemos a todas las personas que han mostrado su rechazo a los desalojos esta tarde en la concentración convocada en la plaza San Francisco y les pedimos que se mantengan atentas a próximas convocatorias.

Okupazioa delitua bada, gora delinkuentzia!

Si la okupación es un delito, que viva la delincuencia!

Desalojorik ez!

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More