Irresponsable, terrorista, genocida y violador de los DDHH

La verdad es que el estadounidense *Edmund S. Phelps*, ganador del premio «Nobel de Economía capitalista» de este año, se quedo corto cuando en una entrevista concedida para la televisión sueca, calificará la política económica del Presidente George W. Bush de «irresponsable» y «muy mala». En el programa Finansnytt del canal TV8, Phelps denunció el aumento de la deuda de las arcas públicas desde la llegada al poder de la extrema derecha (Republicanos) a la Casa Blanca, y criticó que el superávit presupuestario que existía durante el gobierno de Bill Clinton se haya convertido en déficit permanente y creciente. 

«Considero que la política económica del gobierno ha sido muy mala. Cuando con más urgencia necesitábamos disciplina presupuestaria, se soltó el freno y se actuó de forma irresponsable, por ejemplo, mediante bajada de impuestos sin financiación», afirmó el ganador del Nobel. Lo que no señala con mayor claridad Phelps, es que la crisis de la economía norteamericana, se debe en gran parte a las presiones ejercidas por las trasnacionales yankis, al complejo militar industrial y los exorbitantes gasto que ha tenido que enfrentar en el terrorismo y genocidio desatado en contra de los pueblos de Afganistán e Irak, con el único propósito de apoderarse y controlar los recursos naturales de estos países y de otros de la región.

Con todo lo invertido en la ocupación de países de esta región se podría haber resulto los problemas propios que padece la economía norteamericana y de algunos otros países, por decir lo menos. Sin embargo, lo cierto es que los Estados Unidos y sus aliados guerreristas, se encuentran empantanados y buscando la salida más decorosa para salir del infierno que ellos mismos crearon, independientemente de las consecuencias económicas de sus incursiones por el mundo.

Sin duda, que de todas manera el delincuente político que dirige los destinos del «gran país del norte», debe estar completamente arrepentido de haber sacado al dictador Sadam Husein del lugar en que se encontraba, hasta antes que comenzara la invasión y posterior ocupación de Irak, lo más probable es que hasta lo eche de menos o sueñe a menudo con él. Pero para el gobierno del diablo Bush, su aventurilla guerrera en el medio oriente no solo ha tenido consecuencias económicas para la situación interna de los EE.UU., sino que además tiene profundamente desprestigiado internacionalmente a su país, aborrecido por los pueblos del mundo por su genocidio y violación de los derechos humanos de los pueblos antes mencionados.

Pero el terroristas Bush, además ha perdido toda confianza y credibilidad internacional de sus pares, en los más diversos lugares del planeta, ello debido además, porque tiene la economía  mundial, en la más completa fragilidad y al acecho de las maniobras de los especuladores financieros a escala mundial, eso por cierto no lo dice el premio Nóbel de economía del presente año.

Phelps “cree”, no obstante, que con la nueva mayoría demócrata en el Congreso tras las recientes elecciones, no habrá más bajadas de impuestos de ese tipo, sin embargo con la economía americana y la especulación financiera nunca se sabe lo que pueda ocurrir.

El déficit presupuestario obedece en gran parte, según Phelps, a la guerra de Irak, cuyos costes habrá que pagar aún mucho después de que el conflicto haya terminado.»Ha sido una historia muy cara, y tendremos que cargar con ciertos costes año tras año, por ejemplo, los gastos sanitarios de los soldados heridos», expresó.

Pero por cierto Phelps, no habla de los costos que genera el Campo de Concentración de Guantánamo, de los vuelos de la muerte, el financiamiento y mantención de los mercenarios llamados «paramilitares», en Colombia y las acciones encubiertas para la desestabilización de los gobiernos de Hugo Chávez (Venezuela) Evo Morales (Bolivia), Ernesto Kirchner (Argentina), Daniel Ortega (Nicaragua), Rafael Correa (Ecuador) y la permanente campaña y conspiración contra Cuba y de todos aquellos que se manifiesten en contra de sus políticas de muerte y saqueo de los recursos naturales del planeta.

Edmund S. Phelps fue premiado este año con el Nóbel, que recibirá este domingo en la tradicional ceremonia en la Casa de los Concierto de Estocolmo, por sus trabajos en política macroeconómica, que según la Real Academia Sueca de las Ciencias, han contribuido a comprender mejor la relación entre inflación y desempleo, pero siempre en beneficio de los grandes capitales y no de la clase trabajadora.


Eduardo Andrade Bone
08.12.06

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS