Investidura en Andalucía: El NO de IU más las condiciones de PODEMOS y Ciudadanos apuntan a un acuerdo PSOE-PP al que el PP ya ha puesto un precio «asequible»

Publicidad

La investidura de Susana Díaz como presidenta de la Junta de Andalucía sigue en al aire, pero la vía de acuerdo entre PSOE y PP empieza a configurarse. Los diferentes partidos han movido ficha y, tras tales movimientos, todo apunta a que finalmente, tal y como, por otro lado, era previsible, será el PP quien permita gobernar a Susana Díaz.

IU DICE NO

El coordinador general de IULV-CA y candidato a la Junta, Antonio Maíllo, ha anunciado este jueves que su formación votará en contra de la investidura de Susana Díaz como presidenta de la Junta porque existe un evidente «problema de credibilidad», después de que en la anterior legislatura importantes compromisos se hayan quedado sobre la mesa.

En rueda de prensa tras su reunión con la presidenta de la Junta en funciones y ganadora de las elecciones, Maíllo ha dicho que «no son tiempos de voluntarismo ni de escenificación de voluntades de la nada, sino de escenificación de hechos concretos».

«Queremos ver si lo que dice que va a defender y proponer, lo va a ejecutar», ha señalado Maíllo, insistiendo en que IU votará «no» a la investidura.

Maíllo ha querido dejar claro que Izquierda Unida «no es responsable» de la situación que existe en este momento y sigue pensando que no había razones para el adelanto electoral que ha llevado al escenario actual.

Ha agregado que es evidente que de las urnas ha salido un Parlamento «plural» en el que se necesita del diálogo y del concurso de todas las fuerzas políticas y ha advertido de que ya no basta con los acuerdos, sino que hace falta la ejecución de los mismos. «Obras son amores y no buenas razones», ha apuntado.

El dirigente de IULV-CA, que ha lamentado que se hayan quedado sobre la mesa gran parte de los compromisos que su formación asumió con el PSOE-A en el acuerdo de gobierno, ha indicado que ellos tienen clara su posición en este nuevo escenario: los andaluces los han situado en la «oposición por la izquierda» que intente abrir camino a propuestas en favor de la mayoría social para sacar a Andalucía de la crisis. Para ello, según ha recalcado, tienen un programa «muy claro y definido».

Asimismo, Maíllo ha aprovechado para reclamar que la nueva Mesa de la Cámara refleje la pluralidad que existirá en la institución, de manera que si ninguna fuerza tiene mayoría absoluta, tampoco puede haberla en ese órgano.

Ha insistido en que un Parlamento plural, sin mayoría absoluta, obliga al diálogo para que se conviertan en realidad las propuestas, lo que es fundamental para dar credibilidad a la acción de gobierno.

LAS CONDICIONES DE PODEMOS

Por su parte, PODEMOS, ha presentado sus condiciones a Susana Díaz. La candidata de Podemos a la presidencia de Andalucía, Teresa Rodríguez, tercera en ser recibida este jueves por la presidenta en funciones y ganadora de las elecciones autonómicas, Susana Díaz, ha condicionado facilitarle la investidura a que acepte una serie de medidas de su formación, entre las que ha incluido -como ya hiciera Ciudadanos- la dimisión «inmediata» de los expresidentes José Antonio Griñán y Manuel Chaves, senador y diputado, respectivamente, imputados por el Tribunal Supremo en el caso ERE.

Con ello, Teresa Rodríguez mantiene su postura desde que el pasado 22 de marzo se celebraran los comicios y su formación obtuviera 15 escaños, frente a los 47 del PSOE-A, los 33 del PP-A los nueve de Ciudadanos y los cinco de IU, lo que deja un escenario en el que la más votada necesita a los demás para poder ser investida.  «Son medidas de sentido común», ha dicho la líder de Podemos, quien ha precisado que su garantía debe ser «constatable y con fechas».

Tras insistir en que «la pelota está ahora en el tejado del PSOE-A», ha sido tajante: «Si se aceptan estas propuestas razonables se vota que sí y si no se aceptan, se vota que no». Entre éstas, ha apuntado la necesidad de hacer a los partidos responsables subsidiarios para asegurar que se devuelve el dinero de las arcas públicas que se haya usado mal y que haya servido para la financiación ilegal de los mismos, para que «no haya impunidad». También exige que la Junta de Andalucía no tenga convenios ni cuentas «con entidades financieras que ejecuten desahucios», y la readmisión de personal en educación, sanidad, igualdad y bienestar social despedido con las últimas políticas de recortes, «con la disminución de altos cargos y asesores». De hecho, ha reclamado también «que se haga público el listado de los asesores a cargo de la Junta de Andalucía y sus sueldos», todo ello encaminado a su «reducción».

«Tocará que ellos den respuesta», ha continuado, para lo que Podemos le iba a enviar un documento con todas estas exigencias «bien detalladas». Por ello, confía en que no sería necesario convocar comicios nuevamente. Cabe recordar que Susana Díaz necesitaría el sí de Podemos a la primera vuelta, para sumar mayoría absoluta, si no lo consigue de los otros tres. En cambio, si se fuera a una segunda vuelta, y el PP-A insiste en su no, podría valerle la abstención de Podemos más la de cualquiera de los otros dos (Ciudadanos e IU) porque sería por mayoría simple.

CIUDADANOS Y PP SE MANTIENEN TAMBIÉN EN SU RECHAZO, AUNQUE EL PP OFRECE LA POSIBILIDAD DE UNA GRAN COALICIÓN: “TÚ EN SEVILLA, NOSOTROS EN LAS CAPITALES”

El candidato a la Junta de Ciudadanos, Juan Marín, ha confirmado que su partido no estará en el futuro gobierno andaluz y que se opondrá a la investidura de la futura presidenta andaluza, Susana Díaz, mientras Manuel Chaves y José Antonio Griñán mantengan sus escaños en el Congreso y el Senado. Marín ha comparecido ante los periodistas tras mantener con Díaz el segundo encuentro de la ronda de contactos que ha iniciado la dirigente socialista, una reunión en el que el partido que lidera Albert Rivera se ha mantenido en su anunciada posición. “No estaremos en el gobierno y votaremos en contra en la investidura de Susana Díaz, porque nada ha cambiado”, ha explicado Marín en rueda de prensa. La condición para negociar de este partido es la ya anunciada en campana electoral: Manuel Chaves y José Antonio Grinan, señalados en el caso de los ERE por el Tribunal Supremo deben abandonar sus escaños. No obstante, el dirigente de Ciudadanos ha calificado de cordial la reunión, en la que ambos han estado valorando la campaña electoral y el nuevo mapa político andaluz, ha precisado Marín.

Juan Manuel Moreno, por su parte, ha anunciado que votará en contra de la investidura y ha dejado en el aire la postura del PP si de él dependiese, en última instancia, la convocatoria de nuevas elecciones por falta de acuerdo. El PP presiona así con una condición previa para dar su apoyo a la candidata socialista: un gran acuerdo por escrito para que ambos partidos respeten la lista más votada en los ayuntamientos y las diputaciones a partir del 24 de mayo. Es decir, el PP pone precio a la gran coalición: tú gobiernas en Sevilla y nosotros en los Ayuntamientos de las capitales donde seamos primera fuerza, que, tal y como reflejan los resultados del domingo, son la mayoría. Además de otras muchas ciudades y pueblos donde el PP tiene expectativas de ser primera fuerza.

LA INVESTIDURA, EN EL AIRE. AUNQUE TODO APUNTA A UN PACTO PP-PSOE

Así que, tal y como exponíamos en nuestro análisis de esta misma mañana, todo sigue en el aire, pero, en vista de los movimientos realizados hoy, todo apunta a que habrá finalmente acuerdo PSOE-PP en los términos planteados por el PP: tú aquí, yo allí. Tú en Sevilla, yo en las capitales. O, lo que viene a ser lo mismo, “tú en Sevilla, yo en Madrid”, tal y como se venía denunciando durante toda la campaña por diversas fuerzas, especialmente PODEMOS.

INFORMACIÓN RELACIONADA:

https://kaosenlared.net/la-repeticion-de-las-elecciones-en-andalucia-una-hipotesis-para-nada-descartable/

 

 

Publicidad

También podría gustarte

Publicidad

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. AcceptRead More