“inVaginación”: Exposición pictórica de autorretratos de desnudos

Publicidad

Se trata de una exposición de autorretratos de desnudo, principalmente óleos de gran formato. Mi lucha es la libertad de expresión artística. En esta temática me he cruzado con la censura, tanto en Internet como en la vida real. Por eso necesito la ayuda del “micromecenazgo” para llevar mi obra a un escaparate internacional y darme a conocer.

Nunca he ganado un concurso, ni una beca ni he tenido apoyo de ninguna institución, por eso he optado por este método de autogestión. Llevo años luchando contra la censura. Lo que me escandalizó con mis primeros desnudos fue la reacción de alguna gente, la reprobación. Pensaba que en el siglo XXI en el mundo occidental estos tabúes estaban superados, máxime en el campo del arte, pero me pasó a mí, así que no tuve más remedio que luchar y sacarlo a la luz. En mi propia Asociación Artística tuve las primeras trabas. No lo saqué a la luz con nombre y apellidos por miedo a quedarme sin trabajo. Pero no tolero la censura y ahora no quiero callarme. Se aprobó una norma de régimen interno para prohibirme la exhibición de desnudos en la Feria de Arte del primer domingo de cada mes del Boulevard de San Sebastián. Lo intenté revocar en Asamblea y perdí por 15 votos a favor y 22 en contra. Votos de mis propios compañeros artistas. Algunos me decían que les espantaba a los clientes, y no querían ponerse a mi lado en su puesto de venta. Tenía fama de loca que montaba “pollos” sólo por luchar por la libertad de expresión. Hay quienes me han insultado en mi puesto, llamándome “descarada” en el mejor de los casos. E incluso me han confundido con una puta, llamándome por teléfono no para encargar un cuadro sino servicios de prostitución. Recibo casi a diario mensajes de gente desconocida a través de redes sociales o chats que se equivoca absolutamente con mi trabajo; fotos de sus genitales, proposiciones que no vienen a cuento y que me tienen harta. Facebook lleva censurándome desde hace años. Por eso tuve que hacerme tres cuentas; llegué a tener dos biografías inhabilitadas y tener que crearme una tercera para poder seguir mostrando mi obra. Una multitud de dificultades. En concursos de pintura de mi ciudad se me ha prohibido la desnudez en mi temática alegando que participan niños y familias y no es apropiado.

San Sebastián, es pequeña y limitada artísticamente. Pensaba que la Capitalidad Cultural 2016 iba a dar una oportunidad a los artistas locales, y por eso decidí “lanzarme a la piscina” y dejar de lado mi carrera de arquitecta. Es muy complicado, cuasi-imposible vivir sólo del arte, hacerlo tu profesión. Sólo triunfan unos pocos elegidos, y a veces las maneras no son muy honestas. Personalmente siempre he rechazado el “amiguismo”, el “enchufismo” y el “peloteo”. Reivindico el que la obra hable por sí misma, sin necesidad de un texto anexo o de unos nombres famosos que la avalen. Exponer en bares y restaurantes está muy bien, pero no es el escenario más adecuado para las obras de arte. Además muchos me han denegado exponer este tipo de temática. Y creo que es tan lícita como unas flores muertas.

Y hoy en día las galerías y Ferias de Arte no venden cuadros, sino exposiciones a los artistas. Hay que pagar por trabajar, Y luego intentar vender. De locos. Imposible para nuestros bolsillos.

La desnudez es una disciplina artística clásica. No obstante, siempre ha sido tabú. La moral y la religión tienen a veces posturas equivocadas. Hemos nacido desnudos, por tanto, ¿en “pecado”?. La desnudez se confunde con la “pornografía”, que es un vocablo con una connotación muy negativa. Se mete en el mismo saco incluso que el de los delitos. Parece innecesario clarificar estas cuestiones para una mente sana, pero por mi experiencia creo que por desgracia no está tan claro.

Es triste tener que aclarar que mi obra está en venta, yo no. Al principio de toda esta aventura, en mis primeras incursiones con los desnudos, me pegaba mis lloreras y sufría mucho por las reacciones y el ataque de la gente. Ahora ya sé lo que hay y mi lucha también es esa: que se me tome en serio.


Mi proyecto se llama “inVaginación”. El nombre se debe a la temática de mi obra, autorretratos de desnudo, que además han sido objeto de censura durante años, tanto en redes sociales u otras webs de internet como en entidades públicas y privadas. La recaudación será íntegramente utilizada para poder exponer en el Kursaal, en la feria de arte internacional que se celebra a finales de Julio, “Donostia Artean”.
El metro cuadrado es carísimo. Y los artistas tenemos que pagar por trabajar. Desde hace años, las galerías y ferias de arte no venden cuadros, sino exposiciones a los artistas. Por eso busco financiar mi stand por “crowdfunding” con las aportaciones de todo aquel que colabore. Este es el link:
Castellano
http://www.verkami.com/locale/es/projects/11352
Euskara
http://www.verkami.com/locale/eu/projects/11352

Y en este vídeo explico la campaña:

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More