Intervenida la residencia Bertran i Oriola de Barcelona por ‘faltas en el trato’ a los residentes

Publicidad

La residencia había recibido reiteradas denuncias por los familiares. Sin embargo, el gobierno catalán, fiel a su fracasada y trágica política privatizadora, releva a la dirección del centro para sustituirla por una orden religiosa.

El Consorcio Sanitario de Barcelona ha relevado a la dirección de la residencia Bertran i Oriola en la Barceloneta tras detectar «faltas en el trato» a los ancianos residentes.

La Generalitat ha informado que la gestión de la residencia la asumirá ahora la misma entidad que se encarga de la residencia Paral.lel, las Hermanas Hospitalarias-Psicoclínica de la Mercè, donde la pasada semana se trasladaron a 20 de los 40 ancianos residentes en la Bertran i Oriola. Otros ocho residentes siguen ingresados y pendientes del alta hospitalaria en el Hospital del Mar de Barcelona.

La decisión de intervenir esta residencia se ha tomado tras dos inspecciones «y detectar faltas en el trato a las personas residentes», que no se han concretado por el momento. El centro ya había sido denunciado en otras ocasiones por los familiares por falta de personal, deficiente atención médica y mala calidad de la comida. La Generalitat retiró las concesiones entonces.

El departamento ha tomado ahora la decisión de intervenir el centro después de una inspección de urgencia tras detectar «la incapacidad de la dirección para reparar las carencias en el cuidado de los residentes del centro», ha detallado.

Desde el día 13 de marzo, un médico y una enfermera del Equipo de Atención Primaria de Barceloneta ha visitado cada día la residencia intervenida, y ha enviado oxígeno, ha facilitado equipos de protección individual y ha repartido a los ancianos por el centro, según sus síntomas. Además, ha revisado todas las medicaciones crónicas, ha hecho la prescripción correspondiente y ha evaluado a todos los residentes.

En un primer momento, se dieron de alta a un grupo de ancianos que se enviaron a casa y a otros ocho se les derivó al Hospital del Mar.

Un mes más tarde de la primera visita de los profesionales sanitarios de atención primaria, el 13 de abril, se activó una inspección en la residencia por parte de la dirección general de Ordenación y Regulación Sanitaria, que se hizo al día siguiente, según el Govern.

Ayer, más de diez días después, se decidió cesar y relevar a la dirección de la residencia «ante la incapacidad de reparar las carencias» detectadas.

 

Fuente

 

 

 

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More