Interpone denuncia por torturas a un joven y abandono de su hijo de tres años contra agentes de la Policía de Guillena

Requieren al Ayuntamiento de la localidad sevillana la preservación de las imágenes de vídeo-vigilancia de la Jefatura de la Policía

233

Instan a la Junta de Andalucía a que dicte una disposición que regule y prescriba la instalación de sistemas de vídeo-vigilancia en la Jefaturas de Policía Local de Andalucía

Andalucía, 11 de marzo de 2021. La Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía (APDHA) ha interpuesto «una denuncia por torturas y abandono de un menor contra dos agentes de la Jefatura de la Policía Local de Guillena» por unos hechos ocurridos el pasado 21 de febrero en esa misma localidad. Según el escrito de denuncia interpuesto por el equipo jurídico de APDHA, «A.J. se encontraba ese día paseando con su hijo de tres años por una calle de Guillena cuando una patrulla de la Policía Local lo detuvo y trasladó a A.J. a la Jefatura de la localidad abandonando al menor en la vía pública».

La organización ha iniciado un procedimiento penal ante los Juzgados de Instrucción de Sevilla porque «tras recabar el testimonio de A.J., testigos de la inicial actuación policial así como varios informes clínicos que se elaboraron inmediatamente después de la detención de A.J., apuntan a un posible delito de torturas y de abandono de un menor en la vía pública que podría concurrir con la agravante de motivación racista».

Entre las lesiones objetivadas mediante un parte de lesiones conforme al Protocolo de Estambul se evidencia que durante la detención, traslado y custodia en la Jefatura de la Policía, «A.J. fue golpeado en el costado derecho en varias ocasiones». Al mismo tiempo, entre los hechos puestos en conocimiento del órgano jurisdiccional, se refieren «insultos y amenazas de racista de carácter antigitano».

La entidad andaluza ha señalado que «se ha solicitado al Ayuntamiento de Guillena la preservación de las imágenes captadas por el sistema de vídeo-vigilancia de la Jefatura de la Policía Local», aunque advierten que hasta el momento no han recibido respuesta por parte de la entidad local. Del mismo modo, en la misma petición se solicitaba al Alcalde del municipio «la iniciación de un procedimiento disciplinario contra los agentes implicados en los hechos denunciados».

Igualmente, APDHA ha registrado una petición a la Comisión de Coordinación de las Policías Locales de Andalucía, un organismo dependiente de la Consejería de la Presidencia, Administración Pública e Interior de la Junta de Andalucía. En su escrito dirigido a la institución presidida por Elías Bendodo solicitan que «se investiguen los hechos denunciados y que, ante la ausencia de una normativa en la materia, se dicte una disposición que regule y prescriba la instalación de sistemas de vídeo-vigilancia en todas aquellas zonas en las que puedan permanecer personas detenidas en las Jefaturas de Policía Local de la Comunidad Autónoma de Andalucía». Tal y como señalan, «se trata de un criterio compartido tanto por el Defensor del Pueblo Andaluz como por el Mecanismo Nacional para la Prevención de la Tortura».