Iniciativa Socialista dice no a la subida de la luz por encima del IPC y tacha de mentiroso y de derechas al gobierno de Zapatero

Así nos van adejar aunque más tristes

La ruina económica de muchas familias españolas de la clase trabajadora es cada vez más un hecho. Hipotecas, alimentos, butano, combustible y ahora el recibo de la luz que ya tuvo dos subidas el pasado año.

¿Estamos locos o qué? ¿A esto es lo que quiere llevar el gobierno del PSOE a la clase trabajadora? ¿A la miseria, al dolor y la intranquilidad de no poder llegar al fin de mes, a sentirnos una mierda? Ya sabemos desde hace mucho que el PSOE es tan de derechas como el PP pero aún así no esperábamos que fueran a llegar a tanto.

Desde Iniciativa Socialista de Izquierdas no podemos aceptar ninguna subida por encima de la subida del IPC que ya es mucho aceptar. Sólo de por sí, las subidas de salarios y precios en base al IPC crean injusticias entre los que más tienen y entre los que menos tienen, desigualdades que se incrementan con el paso de los años. Pero tragarse con aceite el IPC es una cosa y que nos quieran subir un 20% de la luz o un 10%, como ahora quieren dejar entrever para colarnos la subida en dos veces, es un despropósito a todas luces.

Lo peor es que este gobierno, que se atreve a llamarse todavía socialista, prometió en boca de su querido Zapatero que la luz no subiría y menos en épocas de crisis. Pero claro, aquí ya pasa igual que en Estados Unidos, quien paga las campañas quiere teta y “yo te coloco a un consejero y a otros tantos en puestos menores en mi empresa a cambio de algo”. Es vomitivo, frustrante y hace sentir impotente. Por cierto ¿Quién forma la Comisión nacional de Energía? ¿Los consejeros de las eléctricas y sus asalariados? Cuando el PSOE no sabe que decir se escuda en decir que vivimos en un sistema capitalista y de libre mercado, a lo que nosotros respondemos que se metan todos en el PP, pues así dejarán de engañar al pueblo y se librarán de dilemas morales.

Lo más repugnante es el argumento de la parte empresarial que no sólo ha aumentado sus beneficios en relación al año pasado. Dicen que para liberalizar el sector hay que igualar tarifas a otros países; ¿pero acaso somos alemanes o suecos, ganamos lo mismo que ellos y tenemos su misma calidad de vida y prestaciones sociales? Simplemente es mentira. Lo que ellos quieren es poder vender su accionariado a buen precio y garantizar que una posible competencia no les haga ni una pupita puesto que los mínimos, con el beneplácito del PSOE, siempre les garantizarán ganancias fabulosas.

La ciudadanía y la clase política (la que aún tenga honra) deben tomar la calle y protestar ante este atropello. Acciones de resistencia como apagones conjuntos de la ciudadanía y también personales; diarios, semanales…..y alternados por zonas (para evitar su réplica) pueden ser una buena forma de hacerle daño a las grandes compañías. Desde Iniciativa Socialista nos ofrecemos a ello.

Área de Comunicación de Iniciativa Socialista de Izquierdas

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS