Ingresadas unas 30 personas en Estados Unidos tras ingerir desinfectante

Publicidad

Las palabras de Donald Trump, quien propuso probar con inyectar desinfectante e introducir luz solar en pacientes con coronavirus ya empiezan a tener sus primeras consecuencias. A pesar de que el presidente estadounidense se retractó asegurando que sus palabras fueron un «sarcasmo», unas 30 personas han sido ingresados tras ingerir detergente o lejía.

De nada han servido las recomendaciones de médicos, Lysol (un popular fabricante de productos de limpieza e incluso de la Agencia Estadounidense del Medicamento instando a no hacer caso a las palabras del mandatario.

La cifra de afectados por consumo de estos productos podría ser mucho mayor ya que dada la naturaleza federal del país norteamericano, los datos sobre salud se ofrecen de forma individualizada desde cada estado. Los 30 casos de ingreso por intoxicación se corresponden solo a una de las 50 regiones que componen el país, Nueva York, según reporta el medio New York Daily News.

Por su parte, desde el Departamento de Salud del Nueva York publicaron un tuit recordando que «bajo ninguna circunstancia los desinfectantes o productos de limpieza deben ser usados para tratar o prevenir el COVID-19».

Por su parte, el gobernador de Maryland ha tenido que enviar una alerta de emergencia a la población tras recibir más de 100 llamadas sobre el consumo de desinfectante como posible tratamiento para la covid-19.

 

Fuente

 

 

 

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More