Información sobre Patxi Ruiz después de dejar la huelga de hambre

Publicidad

Por medio de esta nota pretendemos dar información sobre la situación de Patxi, dos días después de dejar la huelga de hambre. Anteayer, el día que dejó la huelga de hambre, trasladarse del módulo de enfermería al módulo 10 supuso para él un enorme esfuerzo. También subir las escaleras fue costoso debido a la debilidad acumulada. En ese primer día recibió una dieta líquida basada en zumos, con efecto positivo.

Hoy ha llamado a casa y ha explicado a su ama que le están dando bien la dieta y que su cuerpo ha comenzado a estabilizarse. Ha podido comer manzana asada, así como purés de patata y de calabaza. En contra de lo que han difundido desde las agencias, Patxi no ha perdido 4 kilos durante la huelga de hambre y sed, sino 16 kilos.

Es vieja la estrategia del enemigo de difundir que las huelgas de hambre de lxs militantes políticxs son falsas. También anteriormente hemos conocido cosas parecidas, y no puede haber nada más mezquino que mentir sobre la dura lucha que realiza alguien que no encuentra otro camino que ese para defender sus derechos. Desafortunadamente, además de los fascistas, también la socialdemocracia autonomista ha puesto en duda que Patxi haya realizado la huelga de sed, alineándose con Vocento, OK Diario, El Independiente y otros pseudo-diarios.

Después de ser hospitalizado a consecuencia de un fallo renal, Patxi comenzó a beber recuperando algo de peso. Esto sucede porque al estar el cuerpo deshidratado, al beber comienza a absorber el agua. Luego empezó a perder peso de nuevo como consecuencia de la huelga de hambre, como decíamos, hasta perder 16 kilos.

Durante este último mes, desde los mismos sectores (diarios fascistas y socialdemocracia autonomista) se ha puesto en duda la salud mental de Patxi. Durante la historia ha sido habitual presentar a lxs militantes revolucianarixs como si estuvieran locxs para intentar derribar su carácter político sin necesidad de argumentar. Quisiéramos preguntar a quienes difunden esa basura, que en qué despacho político han hecho un diagnóstico psicológico sobre Patxi. ¡Qué falta de respeto por un militante político de primera línea!

Patxi lleva 18 años en la cárcel, ha sido dos veces detenido, dos veces incomunicado, dos veces encarcelado y dos veces salvajemente torturado. Ha pasado 15 años en galerías de aislamiento. Y durante la huelga de hambre ha estado en contacto con su psicóloga de confianza. ¿Alguien se imagina, por poner un ejemplo, si se tratara como a una loca a una mujer que ha sido violada, por el hecho de hablar con una psicóloga? Pues eso es lo que determinada gente carente de ética ha hecho con Patxi.

En lo que respecta a las razones por las que Patxi abandonó la huelga de hambre, dijo que quería escribirlas él, a lo que ayer añadió que quizá necesite algunos días para hacerlo debido a la debilidad acumulada. Ya sabemos que en el sector de las noticias manda la inmediatez, pero esperar unos días no cambia en nada los pormenores de la lucha de Patxi ni el valor de la lectura que debe hacer. Pedimos comprensión y paciencia.

Por último, la lucha de Patxi ha dejado al descubierto la crueldad de la cárcel así como el hecho de que el único cometido de esta es romper a las personas. Por eso la lucha no termina aquí. Varias movilizaciones se mantienen, y tan pronto como podamos daremos a conocer nuevas iniciativas. Gora Patxi, eta jo eta ke amnistia lortu arte!

Mañana movilizaciones en Bilbo frente a Sabin Etxea, en el Boulevard de Donostia, en Legutio, así como el domingo en Ondarroa, entre otras.

En Euskal Herria, a 12 de junio de 2020.

Movimiento Pro Amnistía y Contra la Represión.

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More