Impresionante cobertura mediática de Televisión Española al desfile del ejército

El nuevo talante de Zapatero poco a poco va impregnándolo todo, y como no podía ser menos ya llega a Radio Televisión Española. Los tiempos de Urdaci al frente de la televisión pública y la fuerte manipulación e instrumentalización de la misma efectuada bajo su mandato, amenazan con convertirse en juego de niños comparado con los nuevos vientos que soplan en el ente público.


El desfile de las Fuerzas Armadas en A Coruña fue cubierto con un despliegue mediático no visto en los tiempos del PP, con anuncios de la retransmisión a varios días vista, y un telediario monopolizado por esa información.


El informativo del mediodía, a continuación de la retransmisión en directo del desfile, fue emitido en directo desde la cubierta del portaaeronaves Príncipe de Asturias. Casi todo su tiempo estuvo dedicado al evento, y la información de la noticia en sí se completó con amplia cobertura de la presencia de la familia real en el acto, de los recibimientos dispensados por las autoridades a los monarcas y los príncipes (especial seguimiento a la princesa embarazada) y entrevistas a pie de calle mostrando la alegría popular y la supuestamente masiva afluencia de emocionado público al desfile.

Por supuesto los actos ciudadanos contradesfile de este y los días precedentes fueron obviados, dando una imagen de unanimidad total en A Coruña y de identificación de sus habitantes con la institución militar y la unidad de España, concepto que salió a relucir varias veces.

Por si fuera poco el telediario aprovechó para emitir sendos reportajes de las esforzadas misiones humanitarias de las tropas españolas en el extranjero, remarcando a l@s oyentes que tales misiones solidarias “no podrán realizarse si no hay personas que se inscriban al ejército” De paso se recordó que con la nueva ley que regula el funcionamiento de las fuerzas armadas, los soldados van a estar retribuidos de maravilla.


Además durante todo el día hubo anuncios publicitarios de las Fuerzas Armadas filmados para la ocasión que mostraban al ejército en su cara más amable. Diversos verbos en infinitivo con fondo negro: “ayudar”, “proteger”, “socorrer”… y algunas imágenes-flash ilustrativas mostraban un ejército existente sólo para ese tipo de menesteres. Desde luego no se ponían otras palabras tan reales en el día a día del ejército español como aquellas: “invadir”, “disparar”, “matar”… que por cierto justifican infinitamente mejor la razón de su existencia.


Como guinda del pastel, se emitió por la tarde la película “el marino de los puños de oro” protagonizada por Pedro Carrasco, en la que se narran el paso de un simpático y apuesto boxeador por el servicio militar franquista. Sus amoríos, la camaradería y la exaltación del honor de su unidad merced a sus épicas deportivas son el hilo conductor de este subproducto de la época.


Vamos, que evidentemente el Ministerio de Defensa ha tenido muchísimo que ver en la programación de la cadena pública en este día.


Como nos manipulan, cómo nos comen el coco…


Aquí nos encontramos con una importante ofensiva mediática por parte del estado, que no contento con invertir fortísimas sumas en lavar la imagen pública del ejército, ahora empieza a hacer un abuso nunca visto de los medios de comunicación públicos.


Campañas publicitarias desmedidas: vallas, carteles por las ciudades, anuncios en prensa y tv, autobuses de reclutamiento, actos en centros de enseñanza, presencia en todo tipo de ferias…


Y por supuesto, participación en cualquier situación de catástrofe humanitaria que se presente, al precio que sea, y haciendo volver a médicos, bomberos, ingenieros civiles (como en Indonesia con el tsunami) para sustituirlos por militares si hace falta.


Todo por la propaganda. Todo por lavar la imagen. Todo por conseguir adeptos. Todo por ocultar a la sociedad para qué sirven los ejércitos en realidad.


Debate en Tortuga sobre el desfile:

http://www.nodo50.org/tortuga/article.php3?id_article=1558

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS