Importación a México de baterías usadas envenenan a trabajadores y niños que viven cerca de las plantas reciclaje

Fronteras Comunes (México) y OK International (Estados Unidos) piden la suspensión de importación de baterías usadas de coche hasta que los estándares ambientales mejoren en México

El New York Times&nbsp proporciona más información&nbsp sobre la contaminación que está causando el reciclaje de baterías plomo-ácido en México.

La importación a México de baterías plomo-ácido usadas de carro que realizan compañías de filiales estadounidenses como mexicanas debe detenerse ya que están contribuyendo al envenenamiento con plomo a trabajadores y niños que viven cerca de las plantas de reciclaje, dijo Marisa Jacott, Directora de Fronteras Comunes.

Marisa Jacott es coautora de la investigación “Exportando riesgos: Envíos de baterías de plomo usadas desde Estados Unidos hacia México aprovechan&nbsp la debilidad de las normas de protección ambiental&nbsp y de salud de los trabajadores1”donde se señala que las importaciones a México de baterías plomo-ácido, han aumentado más del doble debido a la adopción en Estados Unidos, de una nueva regulación de plomo en aire más estricta, y que el periódico New York Times retoma como fuente para hacer una investigación sobre las operaciones de las plantas recicladoras de baterías en México.

Fronteras Comunes y OK International hacen&nbsp un llamado para que compañías privadas y gobierno detengan estas importaciones de baterías a México y a cualquier otro país que tenga normas ambientales y laborales inferiores a las regulaciones de Estados Unidos en materia de reciclaje de baterías.

“Nuestra investigación revela que estas baterías provenientes de Estados Unidos están contribuyendo a aumentar las emisiones de plomo al aire en México debido a prácticas inadecuadas de reciclaje. Existen evidentes deficiencias en las regulaciones y la protección al medio ambiente en la industria del reciclaje mexicana en comparación con las normas de Estados Unidos” Señalo Jacott.

Fronteras Comunes y OK International apuntan una serie de medidas adicionales para enfrentar esta contaminación por baterías plomo-ácido consideradas en México, como residuos peligrosos, por lo que debe fortalecerse su atención:

  • México debe fortalecer sus regulaciones ambientales, laborales y de salud en materia de contaminación por plomo y estandarizarlas respecto de sus socios comerciales del TLCAN.
  • Estados Unidos debe parar los envíos de baterías plomo-ácido a México para su reciclaje hasta que las regulaciones sean las mismas.
  • La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) deben dar un seguimiento puntual a las empresas recicladoras de baterías de plomo-ácido para verificar que el reciclaje se haga de manera adecuada y se hagan mediciones directas de plomo al aire así como&nbsp muestreo de plomo en suelo.
  • La Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) debe fortalecer un sistema de rastreo de importación-exportación entre México y Estados Unidos que señale cantidades reales de baterías plomo-ácido en movimiento y el seguimiento hasta su destino final.
  • La Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) deben emitir cuanto antes, una norma de plomo en sangre que proteja a los trabajadores&nbsp regularmente expuestos, ya que México no tiene y, aunque son muchos los años que Cofepris señala que se trabaja en dicha regulación, hasta la fecha no hay nada. Esta normatividad, debiera ser igual a la de Estados Unidos que señala como límite 50 μg/dl2&nbsp (Informes de una planta recicladora en México, señalan que el promedio en los niveles de plomo en sangre de los trabajadores es cinco veces mayor, que el promedio de reporte de una empresa recicladora en Estados Unidos).
  • El reportaje publicado por el New York Times&nbsp recientemente (8 Diciembre) está basado en una investigación realizada por Fronteras Comunes y OK International la cual documenta por primera vez en México, el incremento tan grande de importación de baterías plomo-ácido provenientes de Estados Unidos y el daño a las comunidades.

    Las baterías de plomo se utilizan en autos, camiones, montacargas, carros de golf, así como en sistemas de alimentación ininterrumpida (no-breaks) en computadoras, servidores y equipos de telecomunicación.

    1&nbsp http://www.fronterascomunes.org.mx/portal/images/pdf/reporteexportandoriesgos.pdf

    2 Administración de Salud y Seguridad Ocupacional, 1910.1025, “Lead Standard”. Disponible en:http://www.osha.gov/pls/oshaweb/owadisp.show_document?p_table=standards&p_id=10030

    Datos de Contacto:

    Fronteras Comunes. Marisa Jacott. cel: 5554558987&nbsp marisajacott@gmail.com

    Reportaje New York Times:&nbsp Sobre la contaminación que está causando el reciclaje de baterías plomo-ácido en México.

    Reporte: http://www.fronterascomunes.org.mx/portal/images/pdf/reporteexportandoriesgos.pdf

    Fronteras Comunes / OK International:&nbsp &nbsp Los riesgos de las exportaciones de baterías de carros usadas hacia México

    México, Distrito Federal (09,Diciembre 2011)

    NOTICIAS ANTICAPITALISTAS