IBEX35, CEOE y Círculo de empresarios ya presionan para que el pacto PP-PSOE se haga efectivo cuanto antes

Publicidad

En las cúpulas de grandes empresas del Ibex ha provocado inquietud la inestabilidad tras el 20-D. Quieren que Mariano Rajoy y Pedro Sánchez antepongan el pacto PP-PSOE a su interés personal y continuidad en el cargo.

«Está claro que ambos no son interlocutores para el acuerdo que necesita España ahora. Hace falta un pacto entre el PP y el PSOE y si tiene que ser sin Rajoy ni Sánchez, que así sea», señalan. «Ambos deben dar un paso atrás si es necesario, hay que tener altura de miras», aseguran a la prensa en privado.

Según informa El Mundo, ningún dirigente empresarial quiere hablar en público abiertamente en contra de ambos líderes, pero «en lo que se denomina el mundo del Ibex, tanto Rajoy como Sánchez se consideran ya amortizados», asegura un importante consejero de uno de los más grandes grupos del país.

Los presidentes de las principales asociaciones empresariales no llegaron a ser tan explícitos, pero en ningún momento defendieron como imprescindible la continuidad del actual presidente del Gobierno o del líder socialista. El presidente de la patronal CEOE, Juan Rosell, se mostró partidario de «un gobierno de coalición» y, para ello, pidió «cambiar el chip» que los partidos políticos sean «inteligentes» y renuncien a «programas de máximos». Rosell ve «posible» una gran coalición PP-PSOE. «Vamos a tener que ser todos más flexibles y colaborativos».

El presidente del Círculo de Empresarios, Javier Vega de Seoane, declaró por su parte ayer a EL MUNDO que «lo conveniente es un gran pacto entre PP, PSOE y Ciudadanos». «Los líderes políticos deben mirar a largo plazo y actuar en beneficio general del país dejando al margen intereses personales», sostiene Vega de Seoane, que preside la asociación en la que participan la mayoría de las empresas del Ibex. En su opinión, el resultado electoral «obliga a una reflexión profunda».

Vega de Seoane sostiene que la prioridad actual es «fortalecer el crecimiento económico y abordar las reformas pendientes que necesita el país» y eso sólo es posible con un gran consenso entre PP y PSOE que, en su opinión, debe incluir también a Ciudadanos, puesto que comparte en lo esencial los principios de los grandes partidos. En el mundo económico sólo se percibían ayer tres grandes escenarios tras el 20-D: un gobierno de izquierdas encabezado por el PSOE y Podemos y nutrido por diferentes partidos incluido Esquerra Republicana; el segundo, la celebración de nuevas elecciones en la primera mitad de 2016 por imposibilidad de formar gobierno; y, el tercero, la gran coalición. Este último es el que prefieren, porque nuevas elecciones implican prolongar la incertidumbre regulatoria y el freno a reformas. También rechazan un ejecutivo con Podemos. Para Rosell, la clave en la recuperación económica «va a ser el programa de Gobierno» y si «penaliza, paraliza y pone trabas a todo, la gente va a pensárselo de cara a futuras inversiones».

Vega de Seoane defiende considerar una reforma de la Constitución para dar solución al problema catalán y lo añade como factor para un pacto de grandes partidos.

 

Agencias/Prensa

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More