Honduras. Víctor Fernández: Sistema criminal saltó sus propios límites y perdió el control con el crimen de Berta Cáceres

Publicidad

Víctor Fernández, Coordinador del Movimiento Amplio por la Dignidad y la Justicia, MADJ, es del criterio que en Honduras hay un sistema criminal que perdió su propio control y saltó también sus propios límites porque es tan descarado que una persona que estorba la matan, tal como sucedió en el asesinato de Berta Cáceres, en una disertación que tuvo el 23 de marzo en La Esperanza, Intibucá, en la conmemoración de los 25 años del COPINH.

Al encuentro llegaron personas de diferentes partes del país entre ellas, defensores y defensoras de derechos humanos; de las comunidades de Río Blanco y otras de Intibucá donde el COPINH tiene bases; comunicadores sociales y representantes de organizaciones internacionales .

Ese 23 de marzo se desarrolló un programa donde participaron Fernández que abordó el tema “las dimensiones de la justicia para Berta Cáceres”; Ismael Moreno (Padre Melo) , con “Quién es ahora el sujeto político”; Joaquín Mejía del ERIC, en su disertación “ lógica del modelo golpista, extractivista y saqueador” ; el defensor internacional Mateo Ginberg con “La lógica del militarismo de EUA” .

Por la importancia de cada una de las ponencias de los participantes, pasosdeanimalgrande.com publicará cada una de ellas. En esta oportunidad difundimos en pensar del Coordinador del MADJ:

Víctor Fernández detalló en su ponencia que a lo largo de la historia han habido crímenes horrendos contra luchadores sociales y que Honduras tiene una deuda social de más de 40 años, entre los que se pueden mencionar los de la década de los 80; del golpe de Estado de 2009; los asesinatos en El Aguán y ahora en la crisis post-electoral, por lo que hay una acumulación de eventos que caracterizan el perfil de la gente asesinada.

Reflexionó que en el país se tuvo la idea de que Berta Cáceres no sería asesinada por el alto perfil que tenía y se consideró eso como una protección, “pero uno de los primeros aprendizajes es que el sistema criminal que enfrentamos hoy, saltó los límites y perdió su propio control, porque si sos una persona que estorbas, te matan ”.

El dirigente del MADJ dijo que uno de los desafíos más importantes cuando se quiere silenciar a las personas que asumen el derecho a reclamar justicia por más de cinco siglos, “es que debemos ser irreverentes ante los que provocan la injusticia y encontrar una forma aunque sea simbólica de hacer justicia , poder plantear nuestro propio modo de hacer justicia”.

Detalló que otro de los desafíos “es enfrentar el rigor técnico que demanda el sistema para hacer justicia ante ellos mismos. Cuando vamos a demandar justicia ante el sistema injusto , contra sus propios actores hay un alto nivel de garantías para los perpetradores “.

Fernández fue claro en explicar que no solo se pretendía asesinar a Berta Cáceres sino al COPINH como organización indígena que toca temas estructurales y estorba al sistema, “las primeras investigaciones en el marco del crimen contra Bertita fue hacerlas hacia la dirigencia del COPINH, solicitaron intervenciones telefónicas y la investigaciones de las cuentas bancarias”.

Agregó que los que asesinaron a la dirigente indígena urdieron un plan y construyeron la leyenda de un conflicto interno en el COPINH, “entonces la gente a veces dice será que el COPINH sobrevivirá sin Bertita?”.

Para él hacer justicia a Berta Cáceres es comprometerse a reinvindicar al COPINH, “hay que hacer un compromiso con lo que encarnaba Berta Cáceres para hacer justicia, Bertita estaba en todos los procesos del país, asumamos esa praxis, esa coherencia, ella no era perfecta, pero es una sujeta política que desafió al sistema”.

Mencionó que el MADJ tiene su propia práctica para buscar justicia, “hacemos trinchera legal pero no podemos perder la perspectiva política, es importante convertir la acción propia en los juzgados en trinchera de denuncia política en las entrañas del propio sistema”.

Como ejemplo describió cómo lo hace él ante el sistema “el sistema ha declarado en secretividad el caso de forma oficial, pero hay que ir a desenmascararles y reírse frente a ellos una y mil veces. Para quitarle las claves al sistema hay que decirles que lo que están haciendo no es correcto, hay que colocarse en posición de resistencia”.

Fernández dijo que queda mucho camino por recorrer, un paso es hacerle justicia castigando a los criminales, a quienes dispararon las armas , pero también a los que estaban atrás y ordenaron el crimen, “allí están los que llegaron a la colonia El Líbano; los que fueron intermediarios ,las altas esferas que ordenaron y las empresas , porque el modelo extractivista está involucrado en el crimen al igual que el sistema bancario ”.

Habló además de los resultados a través del Grupo Asesor Internacional de Personas Expertas (GAIPE), que dio su primer informe en octubre de 2017, el cual vincula a la empresa DESA. “El GAIPE tenía que reconstruir la hipótesis de quiénes ejecutaron el asesinato de Berta Cáceres “

Recordó que en las llamadas telefónicas “cuadra perfectamente lo que dijeron que había mucho tráfico de personas y por eso se pospuso el crimen, y eso cuadra pues ese día Bertita estaba reunida con su familia. Otra de las cosas es que los allanamientos del 02 de mayo de 2016 ya estaban avisados, la empresa lo sabía. David Castillo dijo en los tribunales que cuando fueron a allanar la empresa él ya los esperaba porque el Ministerio Público les avisó”.

Víctor Fernández denunció que el Ministerio Público solo tomó unos folders con documentos y dejó otros sin explicar por qué, y lo que dio la luz en las investigaciones fue un teléfono Iphone viejo en desuso donde se encontraron los hilos del crimen.

Reflexionó que se debe tener mucho cuidado en no caer en las trampas de quienes persiguen a las personas que demandan justicia en el país, “porque David Castillo dijo en su declaración que no puede ser parte del crimen porque tenía una relación muy cordial con Bertita porque se reunía con ella para darle información de otros proyectos, debemos ver su formación en inteligencia militar , el crimen fue una operación de inteligencia, montaron toda una estructura de infiltración , compraron liderazgos, contrataron sicarios, este tipo abordó a Bertita para tenerla cerca , para asegurar sus comunicaciones y asegurar su crimen, debemos saber que el enemigo, es el enemigo”.

Hizo un parangón de lo que pasa con su hermano Martín Fernández, que coordina el MADJ en el Atlántico del país, “a Martín las empresas lo llaman directamente y lo invitan a que se reúna con ellas , pero nunca debemos confundir que acercarse al sistema criminal es con resistencia, sin embargo debemos aprender a cuidarnos. Es un riesgo que los liderazgos caigan en el encantamiento perverso”.

Detalló que el MADJ documenta y sistematiza la lucha y eso les ha dado buenos resultados, “desde que nos damos cuenta de un proyecto cada incidente lo convertimos en una petición para el litigio, por eso hemos logrado que el sistema pierda el rigor con la criminalización de los campamentos”.

Aunque denunció que las demandas de justicia que han hecho desde el 2009 contra el extractivismo no son respondidas , “pero les documentamos la falta de respuesta y se las sacamos públicamente”, finalizó.

.

http://www.pasosdeanimalgrande.com/index.php/es/component/k2/item/2082-victor-fernandez-sistema-criminal-salto-sus-propios-limites-y-perdio-el-control-con-el-crimen-de-berta-caceres

 

También podría gustarte

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More