Honduras. Prisioner@s Polític@s están en condiciones precarias denuncian familiares

30

Una luz blanca alumbra las celdas. Allí el calor es insoportable ante la ausencia de ventiladores. El día se confunde con la noche y la noche no les permite descansar. A esto se suma la mala alimentación que los tiene consumidos y los golpes psicológicos que no dejan marca, pero que duelen en lo más profundo.

Así es la vida de 10 presos políticos de Pimienta, Cortés, que están recluidos en El Pozo, cárcel de máxima seguridad situada en Ilama, Santa Bárbara. De acuerdo a sus familiares, amigos, conocidos y organizaciones de derechos humanos, el único “delito” que cometieron fue luchar contra el fraude electoral que llevó al poder nuevamente a Juan Orlando Hernández.

Los diez jóvenes hombres y una mujer fueron detenidos en sus propias casas de habitación la madrugada del 26 de diciembre del 2017 en Pimienta, Cortés. De acuerdo a la policía y la Fiscalía, “estas personas están involucradas en el incendio de la posta policial del referido municipio y de la privación de libertad de cuatro policías a quienes torturaron”, en las manifestaciones contra el fraude electoral.

“Los 10 presos políticos están confinados en dos celdas del módulo “máxima dos”. En cada habitación de 2×2 metros están cinco recluidos. Los primeros 28 días pasaron durmiendo en el suelo, sin acceso a pasta de dientes y jabón de baño”, dice Tomás Andrade, defensor de derechos humanos.

Indica que los presos políticos se mueven inquietos de un lado a otro en el pequeño espacio que hay entre la pared, una cama de cemento y un urinario de aluminio reforzado. Pierden la noción del tiempo. Encerrados en la celda, los minutos y las horas pasan lentamente.

Norma Ordoñez, madre de Daniel Eduardo Santos Ordóñez (23) y José Orlando Santos Ordoñez (22), indica que el martirio comenzó desde el 26 de diciembre cuando fueron detenidos en sus casas de habitación. “La policía entró sin orden judicial a mí casa y se llevó a mis dos hijos sin tener algún tipo de prueba, y lo mismo pasó con los demás jóvenes detenidos aquí en Pimienta”, indicó.

Denuncia que cada celda permanece sin aire acondicionado por lo que hace un gran calor, además la alimentación es escasa y mala. “Sólo frijoles y arroz les dan, mis hijos están pálidos y bien delgados”, denunció la acongojada madre.

Astrid Ortega, indica que el 26 de diciembre en su casa de habitación detuvieron a su esposo Francisco Miguel Gómez, a su cuñada Lourdes Johana Gómez y su compañero de hogar Melvin Mauricio Chávez. “El único “delito” que cometieron fue gritar fuera Juan Orlando, porque los otros delitos que les imputan son falsos”, indicó.

Procesos viciados

Unas 22 personas privadas de libertad continúan en las prisiones: una mujer con residencia en Pimienta, Cortés, está recluida en el Centro Penal de Tela, Atlántida. Dos presos políticos en la cárcel de máxima seguridad conocida como “La Tolva”. En la cárcel de El Progreso, Yoro, hay recluido ocho Presos Políticos y en El Pozo se encuentra recluidos diez manifestantes de Pimienta, Cortés.

“A la mayoría de las víctimas se les ha imputado delitos comunes, entre ellos daño e incendio agravado, porque el gobierno quiere imponer a nivel internacional que en Honduras no hay presos políticos, cuando es de conocimiento público que los encarcelamientos, enjuiciamientos y las detenciones se han registrado por ejercer el derecho a la protesta y porque las víctimas han sido apresadas mientras se manifestaban en contra del fraude electoral del 26 de noviembre”, indicó el abogado Tomás Andrade.

Indicó que, dentro de las sucesivas audiencias en Tribunales, se ha evidenciado la constante parcialidad de los jueces que llevan estos juicios a favor de los fiscales. Una y otra vez los fiscales han presentado a policías y peritos como testigos que sólo hablan y exponen únicamente en base a supuestas declaración de “testigo clave” que generalmente es un testigo protegido.

“Se trata de casos de detención ilegal e injusta y hasta este momento y después de tres meses de estar recluidos, no han tenido acceso a que sus familiares les visiten. En los juicios en los órganos judiciales del Estado, cuando se trata del pueblo se les da la mayor tardanza al proceso para que no exista una justicia rápida”, lamentó.

Listado de presos políticos Honduras período diciembre 2017 a enero 2018

Una persona de Pimienta privada de libertad en el Centro Penal de Tela

1. Lourdes Johana Gómez Núñez.

Dos personas privadas de libertad en el Centro Penal de Morocelí, conocido como La Tolva

1. Edwin Robelo Espinal

2. Raúl Eduardo Álvarez

Nueve personas recluidas en el Centro Penal de la ciudad de El Progreso

1. Arles Saúl Cardona Saavedra

2. Gustavo Adolfo Cáceres Ayala

3. Jhony Andrés Salgado Fuentes

4. Dany Javier Banegas Reyes

5. Olvin Nahúm Villanueva Avilés

6. Omar Enrique Velásquez Yánez

7. Antony Reynaldo Acosta

8. Néstor Armando Almendarez Rodríguez

9. Marvin Antonio Godoy Arias

Diez personas de Pimienta: recluidos en el Centro Penal de Ilama conocido como El Pozo

1. Daniel Eduardo Santos Ordóñez

2. José Orlando Santos Ordoñez

3. Edwin Nahún Amaya Sánchez

4. Mynor Ariel Reyes Mejía

5. Roque Jacinto Alvarenga Corea

6. Wilfredo Cáceres Sagastume

7. Francisco Miguel Gómez Martínez

8. Melvin Mauricio Chávez Pérez

9. Jonathan Ricardo Perla López

10. Santos Ramón Paredes Quiroz

.

radioprogresohn.net/index.php/comunicaciones/noticias/item/4319-en-condiciones-precarias-est%C3%A1n-presos-pol%C3%ADticos-denuncian-sus-familiares