Honduras. Migrantes entre la espada y la pared: Viven una pesadilla en la ruta hacia EUA

Publicidad

Aunque Honduras cuenta con una legislación de apoyo al migrante, los resultados son casi nulos para cumplir con ese objetivo y las personas afectadas que se van del país presionadas por el crimen organizado, maras o persecución estatal viven los horrores de estar en otro país que criminaliza el derecho humano a migrar y pedir asilo en otra nación.

El gobierno de Juan Orlando Hernández, gasta miles de lempiras en una campaña para detener las migraciones. La misma está enfocada a responsabilizar a los padres y madres por las situaciones que pasen sus hijos, pero no hay una respuesta para que se queden quienes dicen que optar por irse porque están perseguidos por la violencia, la falta de oportunidades y la pobreza.

Forzada a migrar

Una joven madre hondureña con su hijo de un año y medio en brazos, se vio forzada a migrar por miedo a su integridad personal y de su familia por no “hacerle caso a un miembro de una mara”, problema sobre el cual no fue auxiliada por la policía, ya que según ella, los agentes estaban confabulados. A dos años de estar en Los Estado Unidos de Norteamérica se siente consternada por las redadas de migrantes.

judith moreno migrante

Judith Moreno (24) años, comentó que “es difícil moverse a trabajar más ahorita con las redadas, es un temor inmenso porque no solamente están en casa, sino que también te buscan en los trabajos no es solamente lo que dice El Presidente que buscan atrapar a las personas con crímenes, pero lamentablemente no es así porque yo he visto muchas veces como los sacan de sus carros, de los trabajos y los hijos lloran que no se lleven sus papás”.

Moreno expresó haber buscado ayuda en la aduana de Honduras en los Estados Unidos, donde no le ayudaron, sino que los envían a otros lugares sin importar la situación por la que estaba pasando. Tampoco conoció a ningún defensor de derechos humanos durante el tiempo que estuvo detenida por migración, solo el abogado que se le otorgó por parte del gobierno.

“Lastimosamente Honduras no está listo para enfrentar a toda la bola de inmigrantes, no está ni lista con las personas que están en Honduras, imagínate las que emigran para aquí y que pierden hasta sus casas”, destacó.

¿Albergue o prisión?

La joven relató que “me atendieron todo, pero llegó un momento que me llevaron para un tipo de prisión en donde estuve 28 días los cuales fueron los peores de mi vida donde mi hijo casi se muere, la comida es totalmente plástica, si se supone que hay clínicas privadas ahí para los hijos, pero recuerdo que muchas veces a las 3 o 2 dela mañana me levanté porque el niño tenía fiebre a buscar ayuda y solamente me regañaban porque yo salía del cuarto desesperada”.

Agregó que “cuando crucé el puente de México a Estados Unidos iba con mi hijo y vi como una señora venía con sus dos hijos en una lancha, estaban demasiado fuertes las olas del rio y la lancha no aguantó con los tres y ella no pudo agarrar a su hijo solamente a su hija. Es sumamente doloroso ver a una madre gritar por ayuda y los policías de migración no hicieron nada para rescatar a su hijo, no les importó nada que se lo llevara la corriente”.

“En el albergue, de la desesperación ella cruzó la maya de donde nos tenían adentro de una jaula dejando a su hija sola, a los días que la encontraron se la habían comido los coyotes imagínate esa niña quedó sin su madre y su hermano, yo me iría a buscar a mi hijo también la desesperación es grande”, describió Moreno.

El 07 de enero del 2019 desde la Casa Blanca de Estados Unidos mencionaron que había un caos por el caso de los migrantes ya que los albergues estaban saturados y niños enfermos eran parte de la crisis que no se podía controlar.

En el mes de marzo de este mismo año se dejó de utilizar uno de los centros que albergaba a las personas que llegaban desde el Ttriángulo Norte porque se suponía no podrían transportar más personas hasta ahí. Defensores de derechos humanos denunciaron que el propósito con esta acción era agudizar la crisis.

El trabajo de las instituciones

Ricardo López, delegado del Comisionado Nacional de los Derechos Humanos, (CONADEH), dijo que para la defensoría y acompañamiento hay un protocolo de actuación con las Instituciones Nacionales de Derechos Humanos, (INDH), de la región, para crear apoyo a las personas. En el caso de Estados Unidos se maneja por cancillería de cada Estado ya que ellos no forman parte de la Federación Iberoamericana del Ombudsman.

En los Estados Unidos se encuentra la Agencia de la ONU para los Refugiados, (ACNUR), que informa a los funcionarios gubernamentales, abogados y organizaciones no gubernamentales sobre las normas internacionales de protección de los refugiados y de las personas apátridas.

Asimismo proporciona información sobre las leyes, políticas y procedimientos para solicitar asilo y protección relacionada en los EE. UU. A los solicitantes de asilo, en particular a los detenidos por inmigración, a las organizaciones no gubernamentales, a los abogados y otras personas que asisten a los solicitantes de asilo.

.

http://www.pasosdeanimalgrande.com/index.php/es/contexto/item/2524-migrantes-entre-la-espada-y-la-pared-viven-una-pesadilla-en-la-ruta-hacia-eua

 

También podría gustarte

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More