Honduras. Gringos quieren robar territorio a isleños

“No hay alcalde en el pueblo”, ese adagio se puede aplicar a la falta de un gobierno hondureño central y local que imponga orden y reglas del juego para que haya saludable convivencia ciudadana entre extranjeros y nacionales.

El CEO Próspera, el naturalizado estadounidense, Eric Brimen, protagonizó anoche la invasión oficial a la aldea de Crawfish Rock, amenazando a los pobladores con la expropiación de sus tierras, amparado en la Ley de las “ciudades modelo” que Juan Hernández aprobó en 2013 cuando era presidente del Congreso Nacional.

Los pobladores, en acto patriótico, irrumpieron el anuncio del norteamericano, defendiendo con uñas y dientes la soberanía nacional, siendo agredidos por la seguridad privada y desamparados del Ejército que juró cuidar el espacio terrestre, aéreo y marítimo del país.

En 17 de los 18 departamentos de Honduras se toma como jerga que Islas de la Bahía es más una zona estadounidense que “catracha”. Los alcaldes de este paraíso en el caribe son extranjeros y, aunque tengan la doble nacionalidad, apenas “mastican” el español para dirigir las municipalidades de Utila, Roatán y Guanaja.

Las bromas de los “hondureños continentales” abundan, pero reconocen que las islas son motivo de orgullo nacional, por la biodiversidad marítima en ese sector y por el impulso turístico que atrae a celebridades del mundo y es de las pocas cosas que hablan bien de un país acorralado por el narcotráfico, la miseria, la corrupción y la impunidad.

Desde hace varios años peligra la soberanía nacional, y es que el fantasma de las “ciudades modelo”, llamadas ahora Zonas de Empleo y Desarrollo Económico (ZEDES), busca expropiar territorio nacional para beneficiar a la élite que gobierna y a un selecto grupo de extranjeros, ofreciendo empleo a pobladores para después enviarlos a un exilio forzoso.

El término fue llevado al Congreso Nacional en 2011 por el gobernante Juan Hernández, mientras cumplía con su rol de mandamás del Poder Legislativo y aunque se logró evitar la aprobación de estas ciudades especiales, fiel a su maquiavélica política amenazó a los magistrados de la Corte Suprema de Justicia con destitución e intervención si estos no cedían.

Hernández insistió en violar la soberanía nacional para volver a tocar el tema en 2013, ahora con el nuevo nombre: ZEDES. Sumado a ese contexto, el histórico manejar de Islas de la Bahía fácilmente se compara a Cuba antes de la revolución castrista, invadida por empresarios con ala política para el despojo de tierras y el crimen condicionando la economía de la nación.

Los “isleños” han quedado advertidos que serán expulsados, y es que anoche trascendió un video donde los ciudadanos estadounidenses dicen a los hondureños que esas tierras que les pertenecen, serán parte de un proyecto amparado en la ley de ZEDES aprobada en 2013.

El CEO de Roatán Próspera, el venezolano naturalizado estadounidense, Eric Brimen (foto), protagonizó anoche la invasión a la aldea de Crawfish Rock, amenazando a los pobladores con la expropiación de sus tierras, si siguen manteniéndose en contra de las ZEDES.

“Desde el Estado de Honduras, por intermedio de las ZEDES, pueden declarar la expropiación de…”, dijo Brimen antes de ser interrumpido por un acto patriótico de los pobladores que viven en ese sector, defendiendo el territorio nacional y su hogar.

De acuerdo con el artículo 25, que es en el que se amparan los extranjeros, aquellas zonas con baja densidad poblacional pueden pasar a ser parte de las ZEDES, recibiendo el apoyo del Estado para expropiar “previa indemnización a los propietarios”; no obstante, ante esto último los pobladores demandan que no se les puede obligar a irse de su hogar.

Y Brimen lo da por hecho, pues en sus redes sociales anunció el pasado 3 de agosto que Próspera urgía del talento nacional para 15 plazas de empleo: “Abrimos el Banco de Talentos Próspera. Cualquier hondureño que busque una vida mejor y un mejor trabajo EN HONDURAS”, dicta el tuit traducido al español.

Hace dos siglos Honduras logró la emancipación de España, más no la independencia que sólo figura de manera romántica en los folletos de estudio del Himno Nacional, canto que incluso glorifica y adora la imagen de los saqueadores y genocidas europeos. Actualmente, el país ha entrado a otro proceso de colonia, la ocupación estadounidense ya no es sólo militar.

web.ellibertador.hn/index.php/noticias/nacionales/2257-el-colmo-gringos-quieren-robar-tierra-a-islenos-de-honduras

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS