Unas 600 familias sin tierra ni techo comenzaron un proceso de recuperación de predios que son usados para el cultivo de caña. Las familias en lucha fueron duramente afectadas por los huracanes y la pandemia de coronavirus.Los terrenos están situados en la carretera de El Progreso hacia Santa Rita, Yoro.Honduras tiene más de 300 mil familias sin tierra ni vivienda para vivir.El país centroamericanos es uno de los más empobrecidos del mundo y su población es víctima de un narco-Estado oligárquico. El hambre y la desnutrición abundan, así como los intentos sucesivos de columnas de migrantes que buscan salir del país arriesgando su vida en ello.

De acuerdo a cifras de la Cepal, el 70 por ciento de los habitantes de Honduras sobrevive bajo el umbral de la pobreza; la concentración de la propiedad de la tierra está en manos de un puñado de familias oligarcas; y el país muestra trágicos récord en violaciones de DDHH contra indígenas, ambientalistas, periodistas y líderes sociales.