«¡Hombre en la luna!»: otra de las grandes mentiras del imperio (1)

El crimen mayor es la mentira –Zenón de Citio

Antes de entrar en la admirable comedia de la luna, vayamos a la historia, maestra de la vida y testigo de los tiempos.

¿Qué ha predominado en los presidentes de Estados Unidos, lo veraz o lo mendaz? Veamos:

1-. George Washington, ‘the man who couldn’t tell a lie’ –‘el hombre que no podía mentir’–, mintió cuando dijo, en 1775, que iba a liberar a sus 38 esclavos y veinte años después ya tenía 162; mintió cuando, en 1786, acusó a Daniel Shays de rebelarse contra el gobierno, a pesar de que el heroico campesino sólo estaba defendiendo las pequeñas propiedades de los modestos granjeros, desposeídos por el gobierno y los terratenientes; y mintió cuando, ya presidente, acusó de traidores a los miles de ciudadanos que se le enfrentaron durante la Rebelión del Whiskey, provocada por la acción del gobierno al imponer mayores impuestos a los modestos ciudadanos que poseían pequeñas destilerías que a las grandes destilerías de los ricos –9 centavos por galón a las pequeñas y 6 centavos a las grandes—(1794)

2-. John Adams mintió cuando dijo que iba a seguir “el legado democrático de Washington” y permitió que su gobierno fuera controlado por el ultrareaccionario Alexander Hamilton (en ese ‘legado’ solo el 8% de los ciudadanos tenía derechos civiles)

3-. Thomas Jefferson mintió cuando dijo ser “abolicionista” y nunca liberó a sus esclavos; mintió cuando acusó a varios Estados pobres del norte de Africa de ejercer la piratería (1801), a pesar de que los únicos piratas eran los imperios; y mintió cuando, en 1803, dijo que la Constitución le daba poderes para efectuar el Louisiana Purchase; otras violaciones legales cometió “el Hombre de las Leyes”, quien, además, fue uno de los peores enemigos de la población nativa, de la que creía que debía ser expulsada hacia el oeste, política genocida que fue la base del Acta de Remoción de los Indios, treinta años después.

4-. James Madison: el “Padre de la Constitución” mintió cuando dijo que la misma garantizaba los derechos del pueblo, a pesar de que se los negaba a las mujeres, los pobres, los indios, los esclavos, los negros libertos y algunos grupos de inmigrantes, como los irlandeses, o sea más del 90% de la población (inmensa violación de los derechos humanos que se mantuvo por más de un siglo después que, en 1791, se aprobara el Bill of Rights, o sea las primeras diez enmiendas a la Constitución, obra tambien de Madison)

5-. James Monroe mintió cuando dijo que la Constitución le otorgaba poderes para comprarle a España la Florida, en 1821, y, sobre todo, cuando dijo una sarta de mentiras sobre Europa y América en su discurso ante el Congreso, el 2 de diciembre de 1823, conocido como Doctrina Monroe.

6-. John Quincy Adams mintió, como Secretario de Estado de Monroe, en la formulación de la Doctrina Monroe, toda llena de falsedades.

7-. Andrew Jackson mintió cuando dijo que la invasión a la Florida (1818) era para castigar a los Seminoles no para despojar a España de su colonia; mintió cuando acusó de sedición a la pacífica población autóctona que vivía al este del Mississippi para que el Congreso aprobara el Indian Removal Act (1829), que provocó la muerte de unos 100,000 seres humanos; y mintió para justificar la invasión a las Islas Malvinas en la que despojó de ellas a Argentina y se las dio al Imperio Británico (1833)

8-. Martin Van Buren mintió al decir que no tuvo ninguna responsabilidad con la fiebre especulativa que se apoderó del pais –Pánico de 1837–, que provocó una gran depresión económica en que muchos bancos cerraron y el desempleo aumentó.

9-. William Henry Harrison mintió cuando, siendo general, dijo que sus tropas no habían asesinado a decenas de prisioneros de la población nativa después de la Batalla de Tippecanoe (1811); no mintió como presidente porque sólo lo fue 31 días.

10-. John Tyler mintió cuando dijo que no había violado la Constitución de Estados Unidos al anexar Texas al imperio (la Constitución estipulaba que la anexión tenía que ser aprobada, separadamente, por el Senado y la Cámara, y Tyler logró que se hiciera por una resolución conjunta del Congreso, el 28 de febrero de 1845, tres días antes de entregarle el poder a Polk.

11-. James K. Polk mintió cuando acusó a México de matar soldados yanquis al norte del Río Bravo, o sea “en territorio de EU”, a pesar de que la frontera entre los dos países era el Río Nueces, mentira que utilizó para declararle la guerra a México (1846) y despojarlo del 54% de su territorio, incluyendo la ilegal anexión de Texas.

12-. Záchary Taylor mintió cuando dijo que iba a proteger a la población del norte de México y asesinó a cientos de civiles inocentes, sobre todo en Monterrey; y mintió cuando dijo que iba a adoptar las medidas populistas de los Whig, para que ese partido lo postulara en 1848, y después estableció un gobierno antipopular.

13-. Millard Fillmore mintió cuando, como vice de Taylor, dijo que era ajeno a los escándalos de corrupción administrativa que habían plagado a ese gobierno; mintió cuando dijo que no iba a aprobar el Compromiso de 1850; y mintió cuando dijo que no iba a apoyar a los esclavistas que perseguían a los esclavos que se escapaban y después puso tropas federales a disposición de ellos para que los capturaran.

14-. Franklin Pierce mintió cuando, siendo brigadier en la guerra de rapiña contra México, dijo que no había ordenado el asesinato de varios prisioneros a raíz de la Batalla de Contreras (1847); mintió cuando, ya presidente, negó su responsabilidad directa en el intento de anexar a Cuba por la fuerza como un nuevo Estado esclavista si España se negaba a venderla, lo que significaba, por supuesto, la guerra entre los dos países (Ostend Manifesto, 1854)

15-. James Buchanan mintió cuando dijo que buscaría la paz entre el Norte y el Sur y lo que hizo fue acercar más la guerra por lo que muchos lo consideran el peor presidente en la historia del país (después de George W. Bush, por supuesto)

16-. Abraham Lincoln mintió, muchas veces, cuando aspiraba a senador por Illinois (1856), diciendo que era antiesclavista en la zona norte e industrial del Estado, y en el sur agrícola, que no lo era.

17-. Andrew Johnson mintió cuando dijo que desconocía las incursiones armadas que cientos de veteranos de la Guerra Civil de ascendencia irlandesa estaban efectuando en Canadá (Fenian Raids) y, después, para ocultar su culpa, ordenó el desarme de esas bandas (1867)

8-. Ulyses Grant mintió, como jefe militar del Norte en la Guerra Civil, cuando dijo que no le había ordenado al general William Tecumseh Sherman las grandes masacres de la población civil en varios Estados del Sur (1861-1865); y mintió, cuando ya presidente, dijo que el Tratado de Compra de Alaska (1867), con Rusia, no excluía que se establecieran bases militares en la península.

19-. Rutherford B. Hayes mintió cuando, siendo brigadier de las tropas norteñas durante la Guerra Civil, dijo que no había participado en las matanzas de civiles inocentes en la Batalla de la Montaña Cloy -–Cloyd’s Mountain Battle–, famosa por su salvajismo; y mintió cuando, siendo ya presidente, negó su culpabilidad directa en la masacre de 70 obreros en la Gran Huelga del Ferrocarril –Great Railroad Strike—de 1877.

20-. James Garfield mintió cuando, siendo congresista, se vio envuelto en el escándalo de los ferrocarriles Unión Pacific; mintió cuando, como candidato a presidente, prometió reformas sociales y, después de electo, dirigió uno de los gobiernos más reaccionarios de la época (su corto mandato de 199 días estuvo plagado de medidasantiobreras y anticampesinas (1881)

21-. Chester A. Arthur mintió cuando dijo que no tomaría medidascontra la inmigración, a no ser que se tratara de criminales, vagabundos o enfermos mentales, y, al promover el Chinese Exclusion Act, se convirtió en el peor enemigo de la decente y trabajadora inmigración china.

22 y 24-. Grover Cleveland (sus dos presidencias no fueron consecutivas, por eso se le considera el presidente 22 y 24, con Benjamín Harrison, en medio, como el 23) mintió cuando negó su pasividad ante las sangrientas represiones de los movimientos obreros, como la Matanza de Haymarket Square, el 4 de mayo de 1886, hecho que es conocido como Mártires de Chicago y honrado en casi todo el mundo como Día Internacional de los Trabajadores o Primero de Mayo.

23-. Benjamín Harrison mintió al negar su complicidad directa con los fraudes electorales de Nueva York e Indiana, por lo que ‘obtuvo’ más votos electorales que Cleveland, y ganara la elección de 1888, a pesar de que éste obtuvo 90,000 votos más que él en todo el país (no fue Bush, pues, el primero que llegó a la Casa Blanca mediante un fraude similar)

25-. William McKinley mintió cuando acusó a España de destruir el acorazado Maine, ya que ese atentado terrorista se debió a la acción de agentes secretos del imperio o a la reacción esperada del carbón bituminoso, altamente inflamable, que se había colocado a propósito en el buque de guerra, en grandes cantidades, unos días antes de que zarpara hacia Cuba (1898); fue cómplice de la mentira del comodoro Dewey quien le prometió al patriota Emilio Aguinaldo el apoyo del imperio a la independencia de Filipinas, lo que causó la guerra entre el archipiélago y Estados Unidos, con un saldo de casi un millón de muertes (1899-1903)

26-. Theodore Roosevelt mintió sobre la situación política y militar de los países del continente para justificar lo que se llamó Corolario Roosevelt,o sea la intervención abierta del imperio en los países de América; mintió cuando dijo que su país no intervendría en el conflicto de Panamá (fue la marina de guerra del imperio la que impidió que Colombia recuperara parte de su territorio en 1903)

27-. William Taft mintió en su campaña electoral cuando dijo que era contrario al sistema federal de impuestos y, ya en el poder, apoyó la Enmienda 16, que implantó el sistema de federal income tax, que, en parte, ya existía desde el gobierno de Lincoln; antes como Gobernador en Filipinas –1901-03– mintió al decir que las tropas imperiales no estaban perpetrando masacres ni torturas en la población y después se comprobaron.

28-. Woodrow Wilson mintió cuando dijo que desconocía las actividades criminales del embajador del imperio en México, Henry Lane Wilson, quien, el 22 de febrero de 1913, diez días antes de la toma de posesión de aquél, hizo que el general Victoriano Huertas asesinara al presidente Madero y al vice Pino Suárez; mintiócuando dijo que el buque de pasajeros Lusitania no llevaba pertrechos de guerra en sus viajes entre Nueva York y Liverpool, lo que provocó su hundimiento por submarinos alemanes (1915); y mintió cuando dijo que el Tratado de Versailles (1919) evitaría nuevas guerras, y fue, precisamente, ese criminal acuerdo, más que ningún otro hecho, el que provocó la Segunda Guerra Mundial.

29-. Warren G. Harding mintió cuando dijo que era ajeno a los muchos escándalos de corrupción de la Ganga de Ohio, cuyos miembros habían sido nombrado por él en sus altos cargos federales; varios de ellos fueron condenados a presidio para proteger a Harding (algo parecido sucedería con Nixon)

30-. Calvin Coolidge mintió cuando dijo que su política económica fortalecería al país y lo que hizo fue crear las condiciones para la más grave crisis económica en la historia del pais, efecto del Crash de 1929, que acaeció a tan sólo siete meses de su salida del poder; volvió a mentir cuando, después de firmar el Pacto Kellogg-Briand –renuncia a la guerra–, ordenó las invasiones a Nicaragua y Haití, segun él “para proteger la paz”.

31-. Herbert Hoover mintió cuando dijo que la continuación de la política económica de su antecesor evitaría la crisis y provocó el Crash del 29; mintió, otra vez, cuando acusó de sedición a los veteranosde la Primera Guerra Mundial que pedían se les pagara sus bonos de guerra, lo que provocó que McArthur, Eisenhower y Patton atacaran con tanquetas de guerra a sus propios camaradas de armas, en Anacostia Fields, en las afueras de la capital (1932)

32-. Franklyn D. Roosevelt mintió cuando dijo que el ataque a Pearl Harbor había sido por sorpresa y, unos días antes, el alto mando del imperio yanqui ya sabía que se iba a producir ese ataque porque había descifrado el código secreto de la Armada japonesa; mintió el 10 de marzo de 1945, cuando dijo que el gran bombardeo incendiario a Tokío era para destruir a la industria militar del Japón, y se perpetró contra el barrio obrero de Tokío, habitado por gente humilde; 160,000 seres humanos fueron quemados vivos aquella madrugada, en más de un 90% mujeres, ancianos y niños.

33-. Harry Truman mintió en la Conferencia de Yalta (1945) al decir que el gobierno japonés de Kantaro Suzuki se negaba a un acuerdo pacífico para poner fin a la guerra, cuando lo único que pedía ese gobierno era que se respetara la religión del país que consideraba un símbolo a todos sus emperadores –y, por supuesto, a Hirohito– desde los orígenes milenarios del sintoismo (Truman se aprovechó de esa mentira para lanzar las bombas nucleares de Hiroshima y Nagasaki que quemaron vivos o provocaron la muerte posterior de más de 200,000 seres humanos, en más de un 94% civiles inocentes); y mintió cuando, en junio de 1950, acusó a “Corea del Norte” de invadir a “Corea del Sur”, pues no puede haber invasión cuando un país trata de alcanzar su unidad nacional violada por los imperios.

34-. Dwight D. Eisenhower mintió cuando dijo que su país no tenía nada que ver con la caída de Jacobo Arbenz en Guatemala; mintió cuando dijo que la invasión al Líbano era “para salvar al país” y lo que hizo fue ensangrentarlo aun más (1956); y mintió cuando acusó al gobierno de Cuba, en 1959, de promover revoluciones en América (las revoluciones no se exportan, surgen cuando los pueblos se dan cuenta que ésa es la única vía para alcanzar la justicia)

35-. John F. Kennedy mintió cuando dijo que su país no estaba detrás de la acción militar que se preparaba contra la Revolución Cubana (abril, 1961); mintió cuando negó su culpabilidad en el asesinato del presidente Ngo Dinh Diem de Vietnam “del Sur”—curiosamente, 22 días antes de que lo asesinaran a él–; y mintió, en octubre de 1962, al decir que las bases nucleares de Cuba eran ofensivas, cuando sólo podían ser defensivas debido a la gran diferencia de poderío nuclear entre Cuba y EU (las mentiras de John y Robert Kennedy sobre las relaciones íntimas que ambos mantuvieron con Marilyn Monroe, y sobre el consecuente asesinato de la actriz, será tema de un artículo posterior)

36-. Lyndon B. Johnson mintió cuando dijo que Osvald era el “asesino solitario” de Kennedy (1963), ya que era evidente que ese hecho fue producto de una conspiración de los jefes del complejo militar-industrial que querían la guerra total en Vietnam para elevar la producción bélica y ganar decenas de miles de millones de dólares –Kennedy permitió que la CIA asesinara a Diem, pero no quería ampliar esa guerra–; mintió cuando acusó a Vietnam del Norte de atacar las naves de guerra del imperio en el Golfo de Tonkín (1964), mentira –aceptada por el propio Johnson en su testamento– que provocó la intervención a gran escala en Vietnam y causó millones de muertes; y mintió cuando acusó a los patriotas dominicanos de cometer crímenes contra ciudadanos de EU, para justificar la invasión a Santo Domingo en 1965.

37-. Richard M. Nixon mintió cuando dijo que este país había llegado a la luna (1969), que no había invadido a Cambodia en 1970, y que su gobierno no había participado en el sangriento golpe militar a Salvador Allende (1973); y mintió muchas veces durante el proceso de Watergate que produjo su caída.

38-. Gerald Ford mintió cuando dijo que no conocía las acciones ‘secretas’ de Henry Kissinger, el Secretario de Estado más criminal que ha tenido este país en toda su historia; y mintió cuando dijo que no iba a perdonar a Nixon.

39-. Jimmy Carter mintió cuando, siendo gobernador de Georgia, en 1973, dijo que había visto nada menos que un platillo volador; ya presidente dijo que no se recordaba de haber dicho eso y que si lo hizo fue para complacer a su pequeño hijo (por lo demás, su presidencia fue una de las más sensibles, o sea de las menos guerreristas, en la historia del país)

40-. Ronald Reagan mintió cuando dijo que la reducción al mínimo de las regulaciones gubernamentales a las empresas –la peor faceta del Reaganomics– fortalecería la economía y lo que hizo fue aumentar al máximo las ganancias de las empresas a expensas de los obreros y los consumidores (fue durante su gobierno que comenzó a desaparecer la clase media), y echó las bases para la actual crisis económica que sufre el país; mintió, en 1983, cuando dijo que el gobierno de la pequeña isla de Grenada estaba construyendo una enorme pista aérea para uso de los soviéticos y se aprovechó de esa mentira para invadir a ese país; mintió cuando dijo que la reducción de los sindicatos favorecería a la economía; y mintió muchas veces en el proceso conocido como el Escándalo Irán-Contra.

41-. George H. W. Bush mintió cuando dijo que no tenía relación alguna con el mayor centro productor de heroína del mundo en Chiang Mai, Tailandia; ni con Roberto Suárez, creador del mayor centro productor de pasta de coca, en Bolivia; ni con Fabio Ochoa, creador del mayor centro productor de cloridrato de cocaína, en Colombia; mintió cuando dijo que Osvald era el asesino de Kennedy, pues él sí sabía quienes eran los verdaderos asesinos;mintió sobre el general Manuel Noriega para justificar la invasión a Panamá (1989) y mintió cuando dijo que Saddam Hussein se negó a una solución pacífica antes de la “invasion” a Kuwait (1990)

42-. Bill Clinton mintió cuando, siendo gobernador de Arkansas, en 1986, dijo que no tenía nada que ver con las 27 toneladas de cocaína pura que habían entrado por el aeropuerto de Mena, al sur de Little Rock, capital de ese Estado, como fase final del Escándalo Iran-Contra, asunto en el que estuvo envuelto, directamente, su hermano Roger; mintió cuando dijo que el asesor legal de la Casa Blanca, Vince Foster se había suicidado en un parque cercano a la Casa Blanca a pesar de que hay grandes sospechas que señalan su complicidad, y la de su esposa Hillary, en este crimen, para que no revelara los detalles del escándalo Whitewater; y mintió cuando dijo que el bombardeo a Belgrado no era para desviar la atención nacional sobre el escándalo de Mónica Lewinsky; sus delitos y mentiras provocaron que la Cámara aprobara su destitución, pero mantuvo su cargo por decisión del Senado.

43-. George W. Bush: mintió para no tener que ir a la guerra de Vietnam; mintió en el fraude electoral que lo llevó a la presidencia; mintió cuando dijo que un avión de pasajeros había impactado el Pentágono el 11 de septiembre del 2,001, por lo que se sospecha que lo de las torres gemelas pueda haber sido perpetrado, también, con su complicidad; mintió cuando dijo que invadía Afganistán para capturar a Osama Bin Laden y el Mullah Mohammed Omar, y lo que hizo fue asesinar a cientos de miles de ciudadanos sin que, en realidad, le interesara la captura de Osama y Omar; mintió cuando acusó de Saddam Hussein de poseer armas de destrucción masiva para invadir Irak (2003), guerra en la que han muerto más 700,000 seres humanos.

44-. Barack Obama: mintió durante su campaña política cuando dijo que de ser electo iba a poner fin a las guerras de Irak y Afganistán y, después de ocho años de guerra, está enviando a más de 20,000 soldados para aumentar la guerra en Afganistán, además de haber nombrado para varios de los más altos cargos del Estado a sionistas, o sea guerreristas.

RESUMEN: vemos, entonces, que las mentiras de los gobernantes del imperio van de un extremo al otro del espectroscopio: desde la incruenta mentirita de Carter sobre el platillo volador a la gran mentira de Wilson sobre el Tratado de Versailles que provocó 50 millones de muertos.

¿Y fueron ésas&nbsp las únicas mentiras de los 43 presidentes? No, por supuesto que no, ésas sólo fueron unas cuantas, pero quiero que esta serie tenga dos artículos, no doce como la de Miami y el falso sueño

Próximo artículo: en el que se verán las muchas mentiras que se dijeron en este país sobre “la llegada del hombre a la luna”, en julio del 69.

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS