Historia(s) de la bandera extremeña (1977-1978)

“Por primera vez en su historia, el pueblo extremeño ha levantado barricadas, y en Badajoz las fuerzas del orden público han arrojado balas de goma y botes de humo. Todo sucedía en Badajoz cuando ya se habían disuelto las casi seis mil personas que participaban en la primera manifestación antinuclear autorizada para protestar contra la instalación de la central de Valdecaballeros. Del mismo modo, y también por primera vez el domingo, ondeó la bandera de Extremadura (verde, blanca y negra) en un organismo oficial. Un joven de unos diecisiete años, ayudado por otros manifestantes, escaló la fachada del Ayuntamiento para llegar hasta el balcón central, donde colocó la bandera, que, a las doce de la noche del domingo, aún permanecía, aunque a primeras horas de la mañana del lunes había desaparecido”.
“Seis mil personas, contra la central nuclear de Valdecaballeros. La bandera de Extremadura ondeó durante varias horas en el Ayuntamiento pacense”.
Ya,  16/08/1977
 
“Las Diputaciones Provinciales de Cáceres y Badajoz y los Ayuntamientos de las dos capitales se niegan a colocar la bandera verde, blanca y negra, que el pueblo y la izquierda consideran ya como enseña de Extremadura. La bandera apareció, por iniciativa popular y de partidos políticos de izquierda, no hace muchos meses, y desde entonces fue la única que ondeó en las manifestaciones populares con sentido regionalista. La verde, blanca y negra recibió algo así como la «bendición popular» con motivo de la «marcha verde» que tuvo lugar en Badajoz para protestar contra la central nuclear de Valdecaballeros. En una manifestación de cerca de 7.000 personas, la mayor hasta ahora celebrada en Extremadura, la verde, blanca y negra fue la única bandera que salió representando los colores regionales con el beneplácito popular”.
“Bandera Extremeña: Discordia entre autoridades y partidos”.
Diario 16, 03/09/1977
 
“Para llevar a cabo este acto se constituyó una Asamblea Extremeña, que organizó la concentración, sin ningún signo político, sino simplemente para compenetrarse más con su región. A la convocatoria se unieron todos los partidos políticos y organizaciones sindicales […]. Surgió más tarde el impulso de un grupo para invadir el Ayuntamiento y colocar la bandera extremeña en los balcones de la Casa Consistorial. El senador del PSOE Pablo Naranjo, intervino para dialogar con la Policía Municipal, quien, previa consulta, autorizó a que se subiese al Ayuntamiento y se situase la bandera, ocasión que aprovecharon otros grupos para instalar, Igualmente, la bandera republicana, que de inmediato fue retirada por la Policía Municipal”.
“Incidentes en el Día de Extremadura. Un grupo de personas colocó una bandera republicana en el Ayuntamiento de Cáceres”
ABC, 16/08/1978


NOTICIAS ANTICAPITALISTAS