Hipocresía, xenofobia y espíritu navideño

Por Manuel Carmona Curtido

El resultado de la persecución de la inmigración irregular es la precarización, aún más si cabe de este colectivo, convirtiéndolo en un grupo sensible como mano de obra.

Por Manuel Carmona Curtido

Durante estas semanas, algunos hemos estado atentos a la situación del pesquero español “Nuestra Señora de Loreto”, que tras rescatar a  11 personas que navegaban a la deriva por el mar Mediterráneo, vio como se le cerraron todos los puertos seguros donde poder desembarcar a esas 11 personas, poniendo en riesgo las vidas de los tripulantes del barco así como de las personas rescatadas.

Durante la semana que ha durado su odisea, me he llegado a hacer las siguientes preguntas: ¿Deberían haber rescatado a esas personas? ¿Debería haberlas dejado morir en el mar? Muchos pensarán que sí, otros muchos pensamos que el patrón del barco actuó correctamente y son las administraciones las que han actuado de manera incorrecta.

Finalmente, los tripulantes han terminado desembarcando en España. Es una cuestión de humanidad.

Por otro lado 395.978 personas en Andalucía han elegido una opción política que aboga por políticas que van en contra de las personas que entran en España de manera irregular con medidas que son altamente populistas pero difícilmente realizables, como por ejemplo Eliminación del acceso gratuito a la sanidad para inmigrantes ilegales y copago para todos los residentes legales que no tengan un mínimo de 10 años de permanencia en nuestro suelo. Se cubrirán únicamente servicios de urgencia.” Estos señores no han planteado la repercusión que puede tener en la salud de todos los habitantes una medida como ésta. Planteo un caso hipotético: imaginemos que una persona padece una enfermedad infecciosa como la tuberculosis, evidentemente no dispone de dinero para poder pagarse el tratamiento, por lo que no se contendrá la enfermedad y podrá convertirse en una epidemia que afecte a todas las personas, inmigrantes o no. ¿Quién será el responsable de algo así?

Otra de sus medidas estrellas relacionadas con la inmigración es: Deportación de los inmigrantes ilegales a sus países de origen.” ¿Cómo piensan hacerlo?, ¿Cómo van a financiarlo? ¿Dónde van a dejarlos?

El resultado de la persecución de la inmigración irregular es la precarización, aún más si cabe de este colectivo, convirtiéndolo en un grupo sensible como mano de obra, aún más barata si eso es posible, que beneficiará a empresarios sin escrúpulos que les darán trabajo por aún menos dinero, o ¿Quién recoge la producción agrícola en pueblos como El Ejido? ¿quién ha ganado ingentes sumas de dinero gracias a esta mano de obra? ¿no será éste el fin último de estas políticas?

Estamos entrando en la festividad de la navidad, donde se celebra el nacimiento de un niño a cuyos padres no le daban posada porque no tenían dinero y tuvo que terminar naciendo en un establo. Piensen que los que le obligaron nacer en un pesebre fueron los mismos que ahora defienden esa política.

“… pues deja que entre y se calentará, porque en esta tierra ya no hay caridad.” Fragmento de villancico popular.

COLABORA CON KAOS