He disfrutado mucho de esta obra de teatro, ¡especialmente en el descanso!

Publicidad

Por Maité Campillo

El amarillo da mala suerte, quizás alguna vez has evitado este color. ¿Porque no combinaba con el resto de tu ropa o, porque da mala suerte?. Y la culpa la tiene Molière (el de ‘hay que comer para vivir y no vivir para comer’ -de su obra “El Avaro”), seguro, sí, de cuando interpretó “El enfermo imaginario”, donde sintió esos violentos dolores en plena representación, muriendo pocas horas después tras la cuarta representación de esta última obra. Desde entonces es un color prohibido sobre las tablas. Eso parece ser lo que piensan los políticos del reino de las “españas, o de la España, una, grande y libre.” (ja,ja,ja,ja.) Síiiiii, el amarillo da mala suerte, oiga, y si no por qué el PP eligió el azul, eh!. Azules son los falangistas, muy de acuerdo con sus antepasados; el PSOE, va de rojo para mejor servir a la banca, el rojo impacta al ojo, humano quiero decir, incluso al resto de los animales impacta, hasta en las corridas donde asiste en las Ventas rey él reina ella!. Si hombre, sí, excitante pues como una amapola roja, buaggg, alucinógenas generaciones nuevas (meapilas) florecen por doquier con el rojo del capote taurino, ay señor!.

El partido de Alberto Ribera, o sea, “Ciudadanos”, eligió el color naranja, ya que las naranjas son apetitosas!. Redondas ellas como la tierra, y un “orange” en boga puntal para la “comunicación” lagrimosa. Los Podemos, con Dios (no con adiós) y la santa madre iglesia, eligieron una mezcla entre azul de azufre y rojo de escama prensada, o sea, morado de laboratorio de investigación siglo XXI, o más, o sea, ni chicha ni limoná; en Euskal Herria, el partido de la “Izquierda Abertzale”, Sortu, eligió el color indefinido como la revolución, bien para Cuba mal para Euskal Herria o, “como el buen vino”, agrio para Cuba, crianza para este lado de la tierra, aunque a veces utiliza un verde aceitoso, muy resbaladizo!, y otras, un naranja de primaveras árabes, ¿y de Ucrania?. Pero ninguno ha elegido el amarillo Eguski, del sol, de Juan Bautista Poquelin, 1622-1673 (llamado Moliére, que por cierto, la Iglesia católica tampoco simpatizó con el sol del mentado dramaturgo, gran humorista y actor, al que llegó a denominar como de “un demonio en sangre humana”, ay, ay, ay… Para el dictador Francisco Franco Bahamonde: Caudillo de España, Generalísimo de los Ejércitos y jefe del Estado español, de seguro, Moliére, formaría parte de las hordas rojas, por ateo y masón. Pues sí, “da mala, muy mala suerte”, y en esto los “liberados políticos” hoy, lo tienen clarísimo ¡la ‘pela es la pela’!, no hay que tentar a la diosa de la suerte.

¡El Run run,el Run run…!

(Obra en II Actos)

Nos encontramos en una especie de garaje o almacén decrépito, (¿mansión del futuro presidente?), frescos disecados y acuarelas despojadas de encanto sobre sus paredes; entre arañas de complicado tejido, observamos tapices y alfombras apolilladas en desuso, que debieron de ser de gran lujo, posible de la época victoriana. Tétrico ambiente con poca luz, los cristales de las ventanas rotos, un perro triste, un gato hambriento que nos habla… -ahí tienen al Presidente, escribiendo el próximo discurso a la nación fraccionada en nubes de algodón, que dice, nos sacará de la “crisis”, más le vale al camaleón!. Se abre el telón, sobre la escena el primer actor en plena campaña electoral, al que llamaremos…

El Viejo actor: “Un vaso es un vaso y un plato es un plato.”

Por las carreteras tienen que ir coches y de los aeropuertos tienen que salir aviones.”

España es un gran país y tiene españoles.”

Coro de acólitos (ubicado entre el público, impresionado aplaude entusiasta): ¡plas, plas, plas, plas… vítores y confetis, y muchos bravo, bravo!; el viejo actor sigue erre que erre pa`lante con su “original” gabacho-trabalenguas a lo huevón.

España es una gran nación y los españoles muy españoles y mucho españoles.”

Una cosa es ser solidario, y otra es serlo a cambio de nada.”

Coro de acólitos (desde otra punta del auditorio): Ja,ja… ¡Viva nuestro Presidente!; fortalecido por los halagos, se anima a soltar el trabalenguas enredado en su larga lengua.

Es el alcalde el que quiere que sean los vecinos el alcalde.”

ETA es una gran nación.”

Coro general: ¡Así se habla jefe… Viva España!; el viejo actor se emociona ante el atronador aplauso, se le enreda el huevo en la lengua, y escupe la cascara sobre otra de sus frases.

Esto no es como el agua que cae del cielo sin que se sepa exactamente por qué.”

Coro: ¡Uakkk que eminencia!, que magia!, más aplausos, plas, plas, plas, plas…

Las medidas que tomamos hacen daño a la gente, pero son imprescindibles.”

Va a subir el IVA de los chuches.”

Voz de entre el público: Nooooo, noooo, que tengo doce hijos y siete perros en el jardín, ¡’los chuches ni tocarlos, mi presidente!!.

Me gustan los catalanes porque hacen cosas.”

A veces la mejor decisión es no tomar ninguna decisión, que también es tomar una decisión.”

Coro: ¡Viva el capital extranjero, viva la economía de Estado! ¡Viva nuestro presidente!.

Me voy (a ver el fútbol) porque la selección lo merece y porque el asunto está resuelto. Si la situación no estuviera resuelta, no iría.”

«Vamos a ver, eeeh, uuum… ¿Medidas para crear empleo? Bueno, la verdad es que me ha pasado una cosa verdaderamente notable, que lo he escrito aquí y no entiendo mi letra…”

Coro general: Risas y aplausos, ¡plas, plas, plas, plas…¡Viva la democracia! ¡Viva el Rey!.

Todo lo que se ha publicado es falso, salvo alguna cosa, que es lo que han publicado los medios de comunicación.»

Tenemos que fabricar máquinas que nos permitan seguir fabricando máquinas, porque lo que no van a hacer nunca las máquinas es fabricar máquinas a su vez”

Coro, Coro de acólitos y Coro general, de punta a punta del auditorio, interrumpen entusiasmados, aplauden a rabiar al ver reír al viejo actor, excitados en vítores gritan ¡bravo, bravo, bravo… to-re-ro, to-re-ro!.

Las máquinas es su grito, su quimera, su panacea. Aparatos que ahorran mano de obra, suplantadores, cancones, monstruos manufacturados para matarse unos a otros, repulsivos trasgos producidos por una horda de lujurias capitalistas mediante nuestra prostituida mano de obra (James Yoyce)

El Viejo actor se retira agotado de mantener el huevo en la lengua. Cae rendido sobre un gran sillón para alemanes anchos más cortos de pierna, entre susurros recoge sus patonas largas, hila la lengua y suelta, hila y suelta… ¡para comeros mejorrrr… je, je, je! -se le oye decir, y con voz de ventrílocuo lanza un: ¡Vaya mierda de campaña… que me dejen en paz!. Estoy muyyyy cansado, si total, voy a ganar otra vez. Se apaga el foco que ilumina el viejo sillón. Aparece en escena un segundo actor; clara y yema sobre tablas -¿quién fue antes, el huevo o la gallina?. Joven, nuevecito, casi sin estrenar, lleva un pañuelo de mago en la solapa, lo exhibe dirigiéndose al público.

El Segundo actor: “¡Vale 20, se lo doy por diez!”, ji,ji,ji…

Interpreta su papel con ayuda de varios azafatos y azafatas de tacón doble suela (como apuntadores, a la sombra escondidicos, leales a “la letra con sangre entra”, ¡muy tradicional su transparencia!.) Le dictan la letra para que no se equivoque de argumento entre lineas, a forma de marioneta. El segundo actor representa el teatro de bufonadas, muy antiguo, de traiciones palaciegas con puñalada trapera; animado en plena faena electoral empieza su función con un cantar:

Ahora que vamos despacio (2 veces)
Vamos a contar mentiras, tra la raa (3)

Ya no roban al obrero (2)
ya no hay paro, ya no hay clero, tra la raa (3)


ya no existe el desalojo (2)
ni insumisos, ni presos, tra la raa (3)

Entra a escena un cuarto actor sonriente, como con un palo a lo largo de la boca, pasador de pelo o hueso, a lo baile del perrito mano derecha alzada, saludo romano.

El Cuarto actor: ¡firrrrmesss!!!, ja,je,jiiiii…

Ríe su propia broma mientras saluda al segundo actor, que le recibe con los brazos abiertos.

El Segundo actor: ¡Dónde te habías metido mi niño!, te estaba esperando como agua de mayo, sin ti no soy nada, nada!.

El Cuarto actor: Yo contigo algo soy. Juntos, España volverá a renacer y, ¡ole!… ¡Oh, pero nos falta el primer actor, sin el, naranjas de la China!.

El Segundo actor: Está tan cansado, tan cansado… ¿ahí está durmiendo como hiena panza arriba y to-to-toooo lo quiere para él!. Pero… ¡Yo soy el nuevo mesías!, tu serás mi discípulo preferido, ok?.

El Cuarto actor: ¡Que nooo, que no cuadran las cuentas!!!. Necesitamos otro actor y el tercero, es muy malo, pero que muy malo.

(Entra en escena el mentado, al puro perfil González, seguro de silla, triunfador en repuestos patas bancarias y ofensivas seguras…)

El Tercer actor: ¡El malo eres tu!, ¡facha, verdulero!.

El Cuarto actor: ¡Y tu izquierdista, comunista bolivariano!

El Tercer actor: ¿Izquierdista yo?, ¿comunista yo?, ¿que mi padre fue del FRAP?… ¡Anda ya, qué más quisiera él… ingenuos!!!. Manera de creerse todas las tonterías que digo… ternerillos que sois unos ternerillos. Mi ideario es república-monárquica- empresas con dinero que aseguren la saca, cargada de sobres rellenitos porque poder con todo podemos- banqueros del mundo Unicef y una OTAN que mate menos y cante más desfiles por los pueblos, más divertido, no?… Sí, ser amigo del yanqui favorece mis discursos!!!. ¡Me gustan las estrellas!, no hay nada más hermoso que el abrazo de un obrero a un empresario… ¿izquierdista yo?.

El Segundo actor: ¡No os peleeiiisss!… os necesito a los dos para intercambiar sillones, estampitas, canicas, cromos, camisetas de fútbol…

El Tercer actor: ¡Yo con éste ni a misa!.

El Segundo actor: ¡No hay problema, yo seré presidente!.

El Tercer actor: ¡No, yo, seré presidente!.

El Cuarto actor: ¡No, yo seré… no se lo que seré, pero… (un grito gaseoso con sabor a petroleo interrumpe la discusión.)

El Viejo actor: ¡Aaaaaaaaaaahhh… canallas!, estáis conspirando para quitarme el sillón abusadores!!!

Se miran silenciosos, el viejo actor se les acerca con risa de serpiente y mordisquitos en los hombros, juntos carcajean relajados, entonando la infantil canción, mientras las luces aflojan intensidad general sobre la escena.

Por el mar corren las liebres (2)
Por el monte las sardinas, tra la raa (3)

Y aquí se acaba esta historia (2)
De un torero y maletillas, tra la raa (3)

(Apagón total, una música de fondo da paso al segundo acto)

II Acto

(Tango de Eduardo Aute, acompaña el amago de intento de danza del viejo actor; traje, corbata, puro y whisky en mano, da unos pasos arrabaleros mientras tararea la canción bajo una luz tenue, centro de la escena.)

Me quieren quitar el cargo, yo no me largo
Que este chollo no lo suelto, me lo he ganao
Tantos años asintiendo, y hasta aplaudiendo
Y ahora vienen a decirme, que me han cesao

Sillón de mis entretelas, mi despachito oficial
Quieren dejarme a dos velas, a un director general
Me quieren echar afuera, arrojarme al arrabal
Que puñal a la trapera, el papelín oficial

El resto de actores le observan desde un rincón del escenario. Salen corriendo como huyendo de la escena, menos el viejo actor, que habla para si mismo… ¡Menuda mafia me he ‘montao’ para que vengan estos soplagaitas a robarme la obra!. ¡¡Ayyy… San Francisco Bahamonde cuanto bien nos has hecho!!, ilumina a los españoles para que todo siga intacto, atadico y bien atado por lo siglos de los siglos… ¡Viva la falange, viva el movimiento, viva el dictador, oh, perdón, el Generalísimo¡, no, bueno… (que torpeee, pero que torpe soy…) No, hombre no, la democracia quise decir; ñooooo, ‘toi ninfao’!!!.

NOTA

Dijo, Sándor Petôfi: “La desesperación es una quimera, esto es lo que la hace tan parecida a la esperanza.” Disculpen, disculpe la audiencia… no se, no- se- lo que está pa-san-do… una catás-tro-fe… diooossss. El telón se cayó. Las paredes se agrietan. Las lámparas tiemblan. ¡El tango a saltado por los aires como un gato!. Hay un aullido interminable, llega Tarzan y sus monitos de azul… El Generalísimo está descompuesto, le sentaron mal las ostras, se cabrea y la legión Cóndor se ríe, carcajean juntos jugando a la guerra, bombardea sobre Gernika, Madrid, carretera de Málaga… Se oye como un desfile de tropas (es La Legión perpetuando Semana Santa), siguen ebrios, alguno se tambalea y la gente se ríe, pide silencio con el dedo en la boca pero no acierta a encontrársela, se pone a cantar el “Cara el sol”, pecho fuera, paso al frente, bota de punta cortante afilada a lo flecha. Salen de entre el publico pistoleros, ¡rodean el teatro apuntando con sus pistolones!. Ha vuelto Tejero… ¡¡siéntense coooño!!. Sigue “jugando a la guerra”, se ríe, se estira su bigote sin soltar su pistolita, enseña sus dientes… míaaaa, es míaaaa, mía… ¡¡Al suelo, al suelo he dicho cooooño, ja, ja,ja… Viva el Caudillo y su santa cruzada!! ¡¡Al suelo, al suelo cojonesss, bien… en España empieza amanecer!!.

Declaración en exclusiva para radio San Borondón:

He disfrutado mucho de esta obra de teatro, ¡especialmente en el descanso! (Groucho Marx)

PD.

¡Hasta la victoria siempre compañeros!

Portem més d’una setmana de conflicte a partir del desallotjament del Banc Expropiat per part dels Mossos d’Esquadra el passat dilluns 23 de maig… ¡¡Colau… el Run, run, el Run run!!.

*Xavier Trias: pillín, calculador, obtuso”, embaucador, filibustero… y, es que la avaricia rompe el saco por ser rata de banco, ladrón de largo plumaje!!!.

https://www.facebook.com/luispastormusica/videos/981275815313866/

Maité Campillo (actriz y directora de Teatro Indoamericano`Hatuey)

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More