Hasta cuando el odio perjudicara la cultura?

8

El cantautor cubano Pablo Milanés se presentó por primera vez en Miami el sábado 27 de agosto de 2011, en el American Airlines Arena. Decenas de exiliados cubanos se manifestaron antes del concierto contra la presentación del cantautor por considerar que su presencia es una "ofensa" para quienes sacrificaron sus vidas por la libertad de Cuba. EFE/ Gastón De Cárdenas, una forma mas de politizar la cultura, desde adentro de un pais, que se vanagloria de democarcia..

El cantautor cubano Pablo Milanés fue aclamado el sábado en la noche al cantar por primera vez en Miami, Florida (Estados Unidos) ante mas de unas 2.000 personas, que lo ovacionaron en una presentación antecedida por una protesta de un centenar de exiliados cubanos que lo llamaron "títere de izquierda y del castrismo", una manifestacion que denota una estupida conducta, que va en contra de la libertad de expresion de la que tanto se orgullecen. La religion y la cultura no pueden estar divorciadas por que puedan estar o no en contra de una forma de gobierno o a favor, la cultura es un derecho desde nuestros ancestros, prohibirlas, conlleva a darle mas popularidad. En Cuna al principio del triunfo de la revolucion se prohibieron los Beatles, un hecho sin precedentes de los cuales muchos cubanos con canas hoy en dia, nos acordamos de esa barbarida. El film Fresa y Chocolate marco la era de &nbsp de benevolencia y amplitud de la condescendencia del Gobierno, pienso que Raul Castro no continue cerrando las puerta a la diversificacion de la cultura y el derecho de cada cual a escuche, ver y leer cualquier tipo de manifestacion cultural, entre los EU y la Isla.

La casi dos horas de concierto en el American Airlines Arena de Miami transcurrieron con una calidez y conexión con el público que contrastó con lo que ocurriera previamente, cuando varias agrupaciones cubanas exigieron la anulación de su presentación.

Al artista lo esperó una manifestación de unas 100 personas disgustadas ante la idea de que llegara a la capital del exilio "un tipo que se dice de izquierdas y que es portavoz del régimen castrista", dijo Oreste Cervantes, de la organización Presidio Político Cubano, a la agencia de noticias FRANCE PRESSE (AFP). Un personaje que busca mas su popularidad que un objetivo.

"Gracias por venir a disfrutar de una noche tan especial", se limitó a decir el cantante ante una audiencia repleta de cubanos que poco a poco se fueron relajando hasta sacar su bandera, clamaron canciones de la isla y hasta le regalaron frases como "¡Viva Cuba, nuestra Cuba mi Pablo!".

"Este concierto superó con creces lo que me esperaba", reveló Danilo Mina, un colombiano que tarareó cada tema del trovador.

Los opositores al intercambio cultural entre Cuba y Estados Unidos y férreos adversarios al régimen comunista de la isla caribeña gritaron "Vendidos a la tiranía" o "Traidores" a todos aquellos que cruzaban la avenida vestidos para asistir al show.

Acordonados por la policía se mantuvieron en su lugar designado para protestar, pero, contra todo pronóstico, no hubo ni un solo opositor que se infiltrara en la sala a gritar consignas contra el concierto que tantas pasiones desató en Miami desde julio pasado.

Después de 10 años de ausencia en los escenarios estadounidenses, Pablo Milanés inició el viernes, a sus 68 años, una gira en Washington para seguir el sábado en Miami y continuar en Los Ángeles (California), Nueva York, Boston (Massachusetts), Oakland (California) y San Juan de Puerto Rico.

Ojala, repito, ojala el Gobierno de Cuba permita lo mismo, y deje entrar a los artista de aca alla. Ojala! O si no como dijo Silvio: !Ojala pase algo! En favor del intercambio cultural.