Hacienda acusa a Prisa de deducirse 67,2 millones de más en IVA y Sociedades

El Grupo Prisa no sólo parece tener rencillas con sus bancos acreedores y su menguante plantilla. Y es que el Fisco tampoco ve claros los números de la sociedad. Según la información remitida por la empresa a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), el Ministerio de Hacienda&nbsp ha incoado actas a la compañía por un importe de 67,2 millones de euros&nbsp al discrepar del criterio utilizado por la firma de los Polanco para aplicarse determinadas deducciones en el Impuesto de Sociedades y en el IVA. La empresa apenas ha reservado 8,4 millones para cubrir el desfase, ya que no cree que se “materialice en pasivos significativos”.

Según admite el grupo de medios, “en las últimas inspecciones fiscales llevadas a cabo en el Grupo se han incoado actas por un importe global de 67,2 millones de euros (incluye cuota más intereses de demora), de los que61,8 millones de euros corresponden a cuotas del Impuesto de Sociedades&nbsp comprendidas en el período 1992-2005 y&nbsp 5,4 millones de euros al Impuesto sobre el Valor Añadido del período 2004-2006”. La compañía explica que la diferencia se produce, sobre todo, “por una aplicación de criterio diferente por parte de la Agencia Tributaria para la estimación de la deducción actividad exportadora”.

Prisa cuantifica la citada deducción por actividad exportadora activada al cierre del ejercicio 2010 en 189,9 millones de euros y deja claro al supervisor que, “en opinión de los administradores, los criterios fiscales aplicados por las sociedades fueron adecuados”. Además, el grupo añade que los gestores consideran que “existen motivos de defensa jurídica suficientes para esperar una sentencia favorable respecto de los conceptos que se mantienen en discusión”. En efecto, la&nbsp práctica totalidad de las&nbsp actas incoadas por Hacienda están actualmente recurridas.

Las cuantías no son pequeñas,&nbsp sobre todo si tenemos en cuenta los resultados que presentó la compañía en el primer semestre del ejercicio.&nbsp La sociedad apenas ganó 11,1 millones en la primera parte del año, un 81,8% menos&nbsp si se compara con los 60,88 registrados en el mismo periodo de 2010. En un entorno de crisis publicitaria que afecta a todo el sector de medios de comunicación, Prisa ha destinado más de 30 millones de euros a pagar indemnizaciones, dentro del plan de ajuste que persigue reducir la plantilla en más de 2.500 personas de aquí al primer semestre de 2012. El denominado&nbsp Plan de Eficiencia&nbsp drenará en 115 millones las cuentas de la casa.

Una larga relación con el Fisco

En su informe anual, la empresa da más detalles y desglosa sus cuitas con Hacienda. La Agencia Tributaria abrió en 1999 inspección a su grupo consolidado fiscal hasta el ejercicio 1996. Sus pesquisas llevaron a la incoación de actas por retenciones e ingresos a cuenta del IRPF, IVA y Sociedades.&nbsp El importe en disputa por este contencioso asciende a 7,51 millones de euros.&nbsp Prisa, que insiste en no compartir los criterios de inspección, explica que la Audiencia Nacional le dio la razón en relación con el IRPF, pero el resto de liquidaciones se encuentran todavía en litigio, al punto de estar en manos del Tribunal Constitucional.

“El Tribunal Supremo resolvió los recursos interpuestos contra las liquidaciones correspondientes al Impuesto sobre Sociedades relativas al periodo 1992-1994, el resto se encuentran pendientes de resolución ante el Alto Tribunal –explica el grupo de medios-. No obstante, la sociedad ha interpuesto recurso de amparo ante el Tribunal Constitucional por las liquidaciones de los ejercicios 1992 a 1994, que a la fecha de formulación de estas cuentas se encuentran pendientes de resolución&nbsp salvo el relativo al año 1992 que ha sido satisfecho por la sociedad.&nbsp El resto de liquidaciones se encuentran suspendidas y avaladas”.

Del mismo modo, en el ejercicio 2006 finalizaron las inspecciones del periodo 1999-2002, con el Impuesto de Sociedades Consolidado en el punto de mira de Hacienda. La Agencia Tributaria también levantó actas que Prisa recurrió. “Las resoluciones de los recursos de reposición interpuestos (…)confirmaron liquidaciones&nbsp por importe global de 34,8 millones de euros&nbsp (cuota más intereses de demora) y fueron recurridas ante el Tribunal Económico –Administrativo Central. Las resoluciones de dicho Tribunal, estimando parcialmente las pretensiones del Grupo y anulando las liquidaciones correspondientes a todos los ejercicios, fueron recurridas ante la Audiencia Nacional. Este importe se encuentra suspendido y avalado”, explica Prisa.

Más inquietantes son las sentencias de la Audiencia Nacional sobre las deducciones por actividad exportadora correspondientes a los ejercicios 1999 y 2000, en tanto confirman el criterio de la Administración en cuanto a la regularización de esa deducción, que en los años en cuestión ascendió a 4 millones. Prisa ha recurrido en casación ante el Tribunal Supremo, pero no se muestra en su informe anual tan confiada. “Debido a las posibles interpretaciones que pueden darse a las normas fiscales, los resultados de la presente inspección pueden dar lugar a&nbsp pasivos fiscales, cuyo importe no es posible cuantificar en la actualidad de manera objetiva”, expone la editora de&nbsp El País.

Finalmente, la inspección del Impuesto de Sociedades entre 2003 y 2005 tampoco convenció a la Agencia Tributaria. Prisa firmó el acta en disconformidad y&nbsp ha recurrido ante el Tribunal Económico-Administrativo Central una liquidación de 16,9 millones de euros. El grupo de medios tiene actualmente abierto a inspección desde el ejercicio 2006 para todos los impuestos estatales. “Los administradores no esperan que se devenguen pasivos adicionales de consideración para la sociedad, como consecuencia de la presente o de una futura y eventual inspección”, zanja la firma.

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS