Hacia una Candidatura Democrática, Popular, Soberanista e Internacionalista. Ocupar nuestro espacio en Cerdanyola.

La situación actual, marcada profundamente por la crisis global y estructural en sus diversos vértices: alimentaria, ecológica, energética y económica, a lo que agregamos democrática y en definitiva de sobrevivencia, nos marca los retos que individual y colectivamente desde la izquierda de Cerdanyola debemos plantearnos.

Lo primero que constatamos en un análisis básico de la correlación de fuerzas que operan en el municipio, la comarca y Catalunya, es la ausencia de una teoría y una praxis que conjugue los aspectos a superar en cuanto a crisis y una orgánica que responda a los planteamientos a largo, mediano y corto plazo en cuanto a las aspiraciones Democráticas y TODO lo que ello implica, desde su vertiente Soberanista hasta la Participativa, y que reúna a todas y todos los que aspiramos al cambio de Sistema y a la Transformación del mismo con vistas al Socialismo del Siglo XXI.

Cerdanyola, el pueblo multicultural de Catalunya y el Estado español necesitan respuestas desde las bases que tiendan a articular plataformas más amplias desde la comarca hasta la Nación Catalana, y que nos permitan luego una integración en plataformas Soberanistas a nivel del Estado.

Hoy es posible y urgente constituir una Asamblea de Organizaciones de Base que perfile un Programa Mínimo y proponga una candidatura para las próximas elecciones en Cerdanyola, que responda de manera más eficaz que las propuestas existentes a la diversidad y pluralidad de la Izquierda que no tiene representación, y se plantee un modelo nuevo, de Integración y Solidaridad, Soberanista y Plurinacional, Democrático y Participativo.

Las organizaciones y personas que con entusiasmo, energía, optimismo y entrega están construyendo CERDANYOLA CRIDA, tenemos la oportunidad de levantar de ya propuestas, líneas de acción, actividades y todo aquello que sume a los sectores que hoy no están representados pero tienen un lugar entre nosotros y en el combate para hacernos con un espacio en el consistorio, y desde esa posición sumar nuestra voz con eficacia a las orgánicas comarcales, para determinar en procesos participativos y democráticos las adhesiones territoriales y los referentes a nivel de Estado.

Todos y todas en CERDANYOLA CRIDA debemos partir con gestos que marquen desde un comienzo el espíritu unitario de estos planteamientos. Sin afanes de protagonismo ni de hegemonía. Sin sectarismos y haciendo una lectura lo más objetiva de la realidad actual, de quienes somos y dónde estamos, para determinar que sólo podemos llegar lejos unidos.

Decía el Ché Guevara: Si fuéramos capaces de unirnos…Que hermoso y que cercano sería el futuro!” Esto es verdad ahora y lo era en tiempos del Ché (aunque les parezca mucho a los más jóvenes), que no fue hace tanto, sino ayer. Unidad es la clave de la victoria inicial y la de las victorias siguientes.

Esfuerzos en ceder si renunciar a principios, en multiplicarnos y crecer, en difundir un Programa Mínimo que debemos elaborar desde ya y que debe incorporar demandas Democráticas, Sociales, Económicas, Ecológicas, Nacionales, Plurinacionales, del Barrio, los estudiantes, los ancianos, jóvenes, diversas aspiraciones ….

Si hay un mínimo de espíritu autocrítico y de superación de los problemas que nos han impedido sumar en otras situaciones, podremos acometer la tarea necesaria de brindar unas propuestas que permitan en medio de las Crisis sobreponernos, o por lo menos enfrentarla de manera Solidaria y Participativa.

Se puede trabajar desde hoy en ese programa mínimo, que con seguridad contará con muchos aportes individuales y colectivos deseosos de que sean conocidos por nuestra comunidad, y crecer en el acercamiento a colectivos que hoy no participan en CERDANYOLA CRIDA.

Tendamos a un movimiento Político Social en el pueblo que exprese las demandas olvidadas y nunca materializadas. Se puede, siempre se puede con voluntad de lucha, con organización, con los nuevos medios tecnológicos con que pretenden dominarnos, con un modelo civilizatorio nuevo que de cuenta de la Crisis y la imposibilidad de vivir como hasta ahora.

Las gentes; mujeres y hombres, niñas y niños, ancianas y ancianos de diferentes procedencias, religiones, y pensamientos políticos o filosóficos necesitamos construir ahora el mañana, de otro modo será tarde para la Humanidad.

Raul G.

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS