Hacer periodismo como si tu medio fuese a morir

Hoy muchas hemos sido testigos de como la policía entraba en un medio público y lo cerraba en algo más propio de una distopía cyberpunk que de algo que se llame, como muchos quieren, estado democrático.

Y claro. No.

Durante toda la noche, antes de la amenaza de cierre a manos de la policía por parte del tribunal de turno, todos los trabajadores que se encontraban en RTVV han estado dando una lección enorme de, esta vez sí, PE-RIO-DIS-MO. Ese que se puede silabar, del que puedes permitirte el lujo de que se te llene la boca al decir a lo que te has dedicado. Pero claro, ha sido una noche. Y aparecen los sentimientos encontrados.

Es injusto para todos aquellos que demandamos información de verdad o periodismo o como lo queráis llamar que solo podamos disfrutarlo y enriquecernos con él en el epitafio del medio en cuestión. Nos pone en la tesitura de elegir mientras las cosas no mueren.

Ahí es donde nos vienen luego todos esos males de los déficits democráticos, las carencias en la pedagogía y un montón de cosas más.

La muerte del periodismo, esa crisis de la que tanto se habla, las miles de charlas sobre ello y un montón de cosas más. Eso chirría. Y mucho. Y es que el periodismo muere cuando no se afronta como si fuese a morir. Habitar ese territorio del epitafio periodístico debería de ser asignatura obligada. Desde ahí, esta noche, es desde donde he visto nacer un periodismo que no me sonaba, con el que me había cruzado muy pocas veces. Un periodismo que llamaba culpables a los culpables. Que pedía dimisiones. Que asemejaba su lucha a la de la sanidad o educación. Que pensaba en el medio como servicio público y no como una simple cadena de montaje de noticias.

Luego, todos esos “el periodismo son los periodistas”, los “vamos a hacer PE-RIO-DIS-MO”, se quedan vacíos sin las prácticas, sin los saberes, sin el rozamiento que genera el dejarse tocar por lo que está pasando. Mientras, hospitales cierran, fundidos a negro en televisiones públicas, colegios privatizados, ERE que bloquean. El apoyo mutuo está bien, sí, pero o afrontamos de una vez esa interdependencia general en todos los sentidos y nos ponemos a habitar el construir desde los antes, desde las propuestas y no desde lo reactivo, o esas cosas seguirán pasando.

Porque hacer periodismo como si tu medio fuese a morir es, en el fondo, hacer periodismo.

Hoy en este blog reproducimos este post escrito por Mario Munera. Gracias por explicarlo así de claro.

http://www.diagonalperiodico.net/blogs/nolescreas/hacer-periodismo-como-si-tu-medio-fuese-morir.html

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS