¿Hacen falta más policías?

La inseguridad no ha dejado de estar en la agenda pública del país, esto provoca que proliferen “opinólogos” que lanzan cifras de dudosa procedencia, esto puede tener efectos negativos para la toma de decisiones políticas en materia de seguridad ciudadana. En este sentido es importante aportar para el debate algunas ideas respecto a la cantidad de policías que actualmente tenemos en el país:

1. El mito de la tasa de encuadramiento policial: la tasa de encuadramiento es un estándar construido internacionalmente para estimar el número de funcionarios policiales de acuerdo a la densidad poblacional; en años recientes se ha establecido como medida entre 300 y 400 funcionarios por cada 100.000 habitantes. Sin embargo, este estándar se basa en estadísticas internacionales, por lo que no hay que perder de vista que en cada país se pueden estar utilizando criterios disímiles para estimar el número de agentes, por otra parte, este dato por si solo es insuficiente para valorar el número adecuado de policías que se requieren. Por ello se recomienda su complemento con otros indicadores, aunque sigue siendo válido como medio para comparar y describir la fuerza policial de un país (Antillano, 2007).

2. La hipertrofia policial: uno de los riesgos de la masificación es la afectación de la calidad, de allí que todo proceso de expansión en la prestación de un servicio debe tener un ritmo racional, que debe ser evaluado técnica y permanentemente, para asegurar la calidad, y evitar que el pretendido remedio termine siendo peor que la enfermedad. Desde el año 2006 el número de todas las policías preventivas (en los 03 niveles político territoriales) se ha incrementado considerablemente, ya desde el año 2007 el país se encontraba por encima de los estándares internacionales de tasa de encuadramiento policial (457 policías por cien mil habitantes).

Ana María Sanjuan señala que del año 2006 se pasó de un total de 114.463 funcionarios policiales a 137.371 para el año 2012. Para ese mismo año, la PNB con apenas tres años de creación alcanzó un número aproximado de 9.000 funcionarios. Es falso que necesitemos más policías, es muy simplista reducir el tema de la seguridada la institución policial.

3. La dimensión normativa: ante la visión de la expansión policial, en la disposición transitoria tercera de la Ley del Estatuto de la Función Policialcontrol de los funcionarios que están en la calle.

El problema no son más policías, sino mejores policías, mejor organización, mayor supervisión y control sobre los funcionarios, y una mejor distribución sobre el territorio.

@Keymer_Avila

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS