Gustavo Cisneros: el candidato de Bush para enfrentar a Chávez

Gustavo Cisneros: el candidato de Bush para enfrentar a Chávez


Perfil de un golpista mediático devenido en «demócrata»




IAR-Noticias


W
ashington prepara a Gustavo Cisneros, el multimillonario propietario de Venevisión, como candidato para enfrentar a Hugo Chávez en las futuras elecciones presidenciales, que se podrían adelantar si la oposición ganara el revocatorio. Principal motorizador mediático del golpe del 11 de abríl de 2004, hoy Cisneros se presenta como un «opositor demócrata»retornado a la vía pacífica mediante el referéndum revocatorio. Perfil, negocios y relaciones del favorito de Bush para encabezar el «golpe institucional» en marcha contra Chávez.

Perfil empresarial

Gustavo Cisneros Rendiles, 57 años, el enemigo número uno y principal conspirador mediático contra Hugo Chávez, es el hombre más rico de América del Sur, con una fortuna estimada de US $ 4,6 mil millones, la tercera fortuna de América Latina según la revista Forbes.

Hijo de Diego Cisneros Bermúdez, Gustavo nació en Cuba, pero emigró a Venezuela a fines de los años 20.

El articulador del golpe mediático contra Chávez (en abril de 2002) es el mayor accionista de Univisión, la principal cadena de habla hispana de Estados Unidos.

Desde 1998 está asociado con American o­n Line (AOL) en negocios diversificados por Internet, componiendo una red continental con llegada unos 500 millones de latinoamericanos.

Además, el Grupo Cisneros controla Direct TV con 144 canales que llegan a 100 millones de hogares y Play Boy TV Latin América.

Posee en algunos países canales de mucha audiencia como Venevisión en Venezuela, ChileVisión, Caracol Televisión de Colombia, Caribean Communications Network.

La participación descollante de Venevisión en el golpe de Estado el11 de abril de 2002, fue parte de la «expansión empresarial» de Cisneros cuyo objetivo principal era apoderase de Citgo, la filial estadounidense de la empresa estatal Petróleos de Venezuela, la que formaba parte del acuerdo establecido con la cabeza «visible» del golpe, Pedro Carmona, una especie de títere de los hóldings que se propusieron derrocar aHugo Chávez.

Después de promover el golpe mediático del 2002, Cisneros se presenta como un «demócrata»

Cisneros también participa en Ibero-American Media Partners, asociado con Hicks, Muse, Tate & Furst. IAMP, que se inició en 1997 con una inversión de 500 millones de dólares, y se alió con El Sitio Punto Com para lanzar a Claxon Interactive Group, dedicado a programas y contenidos en castellano para televisión, radio e Internet.

También tuvo control sobre la Pepsi Cola, pero luego de unos años, Cisneros emigró a la Coca Cola.

A través de la embotelladora Panamco es suyo el mercado latinoamericano de bebidas.

Además, controla más de 70 compañías en 40 países.

En Puerto Rico su grupo opera 44 tiendas Blockbuster y la cadena desupermercados Pueblo Xtra, y controla el 7% de las acciones de Spalding, rubrodeportivo especializado en pelotas de béisbol, y también a Evenflo, distribuidorde productos para niños.

Gustavo Cisneros integra el directorio de la Sociedad Americana deArte de Estados Unidos y es uno de los animadores de Global Business Dialogue(Diálogo de Negocios Globales), una organización que maneja una red de futuros negocios mundializados.

En 1999, el Diálogo reunió en París a Cisneros, Gerald Levine-entonces presidente de Time Warner-, Thomas Middelhoff -presidente de Bertelsman- y Michio Naruto -vicepresidente de Fujitsu- para debatir una cuestión candente: «fortalecer la posición de nuestra región latinoamericana en el desarrollo […] que regirá el crecimiento del comercio electrónico» Como parte de su solvencia personal Cisneros maneja su propio avión jet y pasa muchos fines de semana en República Dominicana, donde posee innumerables inversiones, También se desempeña como consejero internacional de la Sociedad deLas Américas (The Americas Society), «institución sin fines de lucro dedicada a informar a la gente de Estados Unidos sobre las sociedades y culturas del Hemisferio Occidental».

Allí comparte honores con otros latinoamericanos poderosos como los chilenos Agustín Ewards, Alvaro Saieh, Fernando Léniz, Edgardo Boenninger, el venezolano Eugenio A. Mendoza -de la segunda familia más millonaria de ese país y la tercera continental-, el brasileño José Ermírio de Moraes, de la cuarta familia latinoamericana; la multimillonaria argentina Amalia Lacroze deFortabat, el estadounidense David Rockefeller, entre otros.

Según el periodista Ernesto Carmona sus productos más sólidos son las hamburguesas, la cerveza, un estadio de béisbol y la Miss Venezuela.

Su negocio mediático innovó en Chile el periodismo el año pasado, cuando VeneVisión introdujo una cámara oculta en el despacho de un juez valiéndose de un maricón que lo traicionó como amigo, una acción renovadora de la ética periodística y de la libertad de expresión que vende porque produce»rating», como las novelas.

Imagen y amistades

Director del Diario Vea: «por supuesto Cisneros va a mover todos los recursos financieros y mediáticos que tiene, pero diría que eso es pan comido para Chávez, él no tiene contendor en ese terreno».

En abril del 2001 (un año antes de propiciar golpe) compró el popular equipo de béisbol Los Leones de Caracas «para levantar el ánimo de las barriadas caraqueñas» y mejorar su imagen pública, según sus propias palabras.

Se desplaza habitualmente escoltado por una nube de guardaespaldas de gran contextura y miradas fieras, y desde que adquirió las acciones de la cerveza Regional, competidora de la Polar, no entra más a los estadios donde jueguen Los Leones.

Su cónyuge Patricia Phelps, con fama de la «peor vestida», colecciona arte latinoamericano, y figuró junto a su marido en la lista de invitados ilustres de la Casa Blanca incluidos por Ronald y Nancy Reagan.

Henry Kissinger y David Rockefeller lo consideran a Hugo Cisneros entre su «grupo de amigos», y mantuvo vínculos privilegiados con el socialista Felipe González cuando éste estuvo en el gobierno de España.

Sus relaciones con el presidente George W. Bush son cordiales y afectuosas, pero esa relación no alcanza los niveles de intimidad que mantienecon el padre de W , George Bush, el ex presidente y ex director de la CIA, cuyo objetivo empresarial pasa por incorporar a la empresa estatal Petróleos de Venezuela a su voluminosa cartera de negocios en Texas.

Además Cisneros sostiene una vieja amistad con Rafael Caldera y con Jaime Lusinchi, quienes viven en Costa Rica bajo la ley de «asilo político» dado que en Venezuela los persigue la justicia bajo cargo de haberse apropiado indebidamente de 8.000 millones de dólares, cifra similar a la acumulada por la Organización Cisneros en más de medio siglo.

En República Dominicana, donde posee innumerables inversiones, suele encontrarse con su amigo entrañable, Carlos Andrés Pérez, un militante compulsivo y senil del golpe contra Chávez.

En el 2001(un año de mucho «éxito» personal) , Kofi Annan, Secretario Nacional de las Naciones Unidas, lo designó «miembro activo del equipo de trabajo de la división Comunicación e Informática de las Naciones Unidas».

Lyndon H. La Rouche, un economista con aspiraciones presidenciales en Estados Unidos, en 1985 intentó difundir en Venezuela el libro Narcotráfico S.A. (Doper Inc.), un informe que vinculaba al grupo Cisneros con el narco-lavado. La Disip, durante ese año, incautó las 200 copias del libro que existían en Venezuela.

Más tarde, un tribunal judicial prohibió su circulación, y nadie pudo leer el libro de La Rouche. La prensa venezolana tampoco se dio por enterada del asunto, gobernaba Jaime Lusinchi, amigo íntimo de Cisneros, y la Disip era controlada por Blanca Ibáñez, su «secretaria».

El tema volvió a surgir en los tribunales de Estados Unidos en 1992. Nora Hamerman, una estrecha colaboradora de La Rouche, impugnó a Cisneros como eventual propietario de Univisión ante la Comisión Federal de Comunicaciones, FCC en su sigla en inglés.

Según el libro del Servicio de Aduanas de Hollywood,se habían hallado 50 gramos de cocaína a bordo de un avión de Pepsi Cola Corp. de Venezuela, operado por Aeroservicios Alas, ambas empresas de la Organización Cisneros. Cisneros Volvió a sortear la investigación y todo quedó en la nada. Le devolvieron el avión, y se levantaron todos los cargos.

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS