Guía psicológica para hacer frente al coronavirus

Publicidad

¿Cómo se gestiona el pánico? ¿Qué recomendaciones debemos seguir? ¿Cómo se vive con las «última hora» de una enfermedad nueva que se está expandiendo rápidamente? El Colegio Oficial de la Psicología de Madrid ha elaborado una serie de pautas para promover un afrontamiento psicológico adecuado. Pensar constantemente en la enfermedad –advierte– puede hacer que aparezcan o se acentúen síntomas que incrementen su malestar emocional.

Si no está afectado o afectada por el coronavirus y está sintiendo una serie de emociones con alta intensidad y/o persistentes como nerviosismo, no puede dejar de pensar en otra cosa que no sea la enfermedad, tiene preocupación por enfermar, necesita estar permanentemente viendo y oyendo informaciones sobre este tema o tiene dificultad para concentrarse o interesarse por otros asuntos, siga estas recomendaciones:

  1. Reconozca sus emociones y acéptelas. Si es necesario, comparta su situación con las personas más cercanas a usted para encontrar la ayuda y el apoyo que necesita.
  2. Cuestiónese: busque pruebas de realidad y datos fiables. Conozca los hechos y los datos fiables que ofrecen los medios oficiales y científico y evite información que no provenga de estas fuentes, evitando información e imágenes alarmistas.
  3. Informe a sus seres queridos de manera realista. En el caso de menores o personas especialmente vulnerables como ancianos, no les mienta y proporcióneles explicaciones veraces y adaptadas a su nivel de comprensión.
  4. Evite la sobreinformación, estar permanentemente conectado no le hará estar mejor informado y podría aumentar su sensación de riesgo y nerviosismo innecesariamente.
  5. Contraste la información que comparta. Si usa redes sociales para informarse, procure hacerlo con fuentes oficiales.

Si forma parte de la población de riesgo:

  1. Siga las recomendaciones y medidas de prevención que determinen las autoridades sanitarias. Confíe en ellos porque saben lo que tienen que hacer. Ellos tienen los conocimientos y los medios.
  2. Infórmese de forma realista y siga las pautas emocionales anteriores.
  3. No trivialice su riesgo para intentar evadir la sensación de miedo o aprensión a la enfermedad.
  4. Tampoco magnifique el riesgo real que tiene. Sea precavido y prudente sin alarmarse.
  5. Si le recomendaran medidas de aislamiento, tenga presente que es un escenario que puede llevarle a sentir estrés, ansiedad, soledad, frustración, aburrimiento y/o enfado, junto con sentimientos de miedo y desesperanza, cuyos efectos pueden durar o aparecer incluso posteriormente al confinamiento. Trate de mantenerse ocupado y conectado con sus seres queridos.
  6. Genere una rutina diaria y aproveche para hacer aquellas cosas que le gustan pero que habitualmente por falta de tiempo no puede realizar (leer libros, ver películas, etc.).

Y si está afectado o afectada por el coronavirus, además de las recomendaciones anteriores:

  1. Maneje sus pensamientos intrusivos. No se ponga en lo peor anticipadamente.
  2. No se alarme innecesariamente. Sea realista. La inmensa mayoría de las personas se están curando.
  3. Cuando sienta miedo, apóyese en la experiencia que tiene en situaciones similares. Puede que ahora no lo asocie por tener percepción de mayor gravedad. Piense cuántas enfermedades ha superado en su vida con éxito.
También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More