GUERRAS EN EL MINISTERIO DE LA GUERRA (DEFENSA)

25

 

Hay ocasiones que las guerras intestinas que se suceden en las administraciones tienen episodios divertidos y otros no tanto, más bien «chuscos». Y un sitio donde esto se produce con mucha frecuencia, aunque no se crea, es en el Ministerio de Defensa de nuestro país, donde cada despacho puede convertirse en un singular «bunker» de resistencia de unos llegados fente a otros que ha de desalojarlo.

Una de estas singulares batallas se libra entorno al recien ascendido a general de División del Ejército de Tierra, Manuel Solana Crtés, quien desempeño durante la estancía en el ministerio del Paseo de la castellana de Carmé Chacón, la subdirección de reclutamiento militar. Todo podría circuscribirse al ámbito de la gestión de este general durante su estancia ministerial, pero ahora corre una felicitación que en su momento dirigio a su responsable político, la ministra, con motivo de su alumbramiento de su hijo.

Da la sensación que visto el ámbiete que se vive el seno de las Fuerzas Armadas, el ministro Morenés no va a dar motivos para más de una suculenta historia, la primera esta que se cuenta aquí, pero seguro que al paso que vamos y con la renovación de altos mandos, vamos ha asistir a momentos estelares, propios de la prensa rosa en cuanto a vidas y virtudes de los futoros altos mandos de unas fuerzas armadas que aspiraban a recuperar su capacidad económica y están viendo como esta se esta reduciendo a la minima expresión.



Dada la ignominia que supone para el general Solana esta posible campaña  de desprestigio personal, que de forma colateral también afecta a la imagen de la Institución Militar, parece conveniente que el ministro de Defensa, Pedro Morenés, o al menos el actual JEME, Fulgencio Coll, ordenen una investigación interna para verificar la realidad de los hechos.

El texto manuscrito en cuestión, ciertamente empalagoso y rubricado como decimos por un supuesto, o no, “Manuel Solana Cortés”, dice literalmente:

Mí querida, admirada y muy apreciada Sra. Ministra:

En nombre propio y del personal destinado en esta Subdirección General de Reclutamiento, quiero notificarle el más sincero y poderoso sentimiento de participar, con su feliz y radiante familia, del júbilo y de la satisfacción que, con toda cortesía y en el pleno de sus corazones, ha generado el natural alumbramiento del gentil, apuesto y vigoroso MIQUEL.

Asimismo, para esta nueva e ilusionante etapa que comienza como toda gozosa madre, le deseo afectuosa y abiertamente toda suerte de éxitos, logros y alegría, compartidos en plenitud y salud con su recién nacido y los demás seres queridos.

Reiterándole la enhorabuena y mi inquebrantable lealtad, queda a su absoluta disposición y siempre a sus gratas órdenes; reciba un respetuoso y disciplinado saludo, su fiel subordinado:

Manuel Solana Cortés

Subdirector General de Reclutamiento

La copia de la nota difundida por la Red, adjunta en pdf, se acompaña con algunos improperios contra su presunto autor, irreproducibles, acusándole de haber sido ascendido a general de División por el ministro José Bono gracias a los méritos rastreros deducibles de su aparente capacidad de “peloteo”.

Entendemos que al propio general Solana convendría desmentir con toda urgencia la autoría de esta nota, algo que también agradecerían todos sus compañeros de armas. En esta webestamos a su entera disposición para publicar cualquier aclaración sobre el tema y reponer, gustosamente, su maltrecha imagen militar.

http://www.elespiadigital.com/index.php/noticias/confidenciales/496-icampana-de-desprestigio-contra-el-general-solana