Guerra con Venezuela, pide Trump con insistencia

Publicidad

“Este es el país con el que deberíamos entra en guerra”, dijo el Presidente. La confesión de Trump aparece en el libro The Threat, publicado en EEUU

Venezuela, exuberante país conocido por se potencia planetaria en hidrocarburos, gas, oro y diamantes y tener una posición geográfica estratégica para colocar sus productos en el mercado internacional, se ha convertido desde hace décadas en el objetivo estratégico de los gobiernos de Estados Unidos.

Desde el siglo XX y hasta la fecha, casi todos los gobiernos que se opusieron al dominio de EEUU, fueron derrocados. Están los ejemplos de Cipriano Castro, Marcos Pérez Jiménez y hasta el mismísimo Hugo Chávez, quien con su liderazgo y su bandera del socialismo pasó a ser enemigo de peso para el imperialismo, término que se define en el DRAE como la “actitud y doctrina de quienes propugnan o practican la extensión del dominio de un país sobre otro u otros por medio de la fuerza militar, económica o política”.

El actual inquilino de la Casa Blanca, Donald Trump, a quien la revista Forbes lo ubicó en 2017 en el puesto 405 en la lista de los más ricos del mundo, con una fortuna de 4 mil millones de dólares, ve a Venezuela como la mina de donde extraer riquezas para satisfacer a plenitud y a bajos costos las necesidades energéticos de su nación.
De allí, su empeño guerrerista contra el país, que no es desde ahora sino que parte desde el mismo momento que llegó a la Presidencia.

El exdirector adjunto de la Oficina Federal de Investigaciones (FBI), Andrew McCabe, señaló que durante una reunión de inteligencia el presidente Donald Trump habría cuestionado por qué Estados Unidos no estaba en guerra con Venezuela, si ellos “tienen todo el petróleo y están en nuestra puerta de atrás”.

Los señalamientos de MCcabe fueron dados a conocer en una reciente entrevista en el canal estadounidense MSNBC, donde anunció que estas revelaciones estaban detalladas en su libro The Threat (La Amenaza), publicado a mediados de febrero.

“No entiendo por qué no estamos mirando a Venezuela. ¿Por qué no estamos en guerra con Venezuela?”, se narra en la página 136 del libro.

Los comentarios de Trump los hizo durante una reunión sobre espías rusos, en la que, además, indicó: “Este (Venezuela) es el país con el que deberíamos entrar en guerra”.

El exfuncionario, despedido por Trump, acotó al canal estadounidense: “Estas declaraciones nos dejaron profundamente preocupados”.

En la entrevista se hizo énfasis en que la reunión no estaba presente McCabe, quien en su obra relata su carrera en el organismo y hace una defensa de la integridad e independencia de la institución para proteger a su país.

El libro, que salió a la venta el mes pasado, hace un recuento del tiempo transcurrido entre la elección de Donald Trump, en 2016, y el despido de McCabe, el 16 de marzo de 2018 (un día y dos horas antes de su retiro programado del FBI). Fue votado por el presidente Donald Trump, quien celebró en Twitter: “Andrew McCabe FIRED, un gran día para los trabajadores y trabajadoras del FBI, un gran día para la democracia”.

El autor refiere que ahora la mayor amenaza para EEUU proviene del interior, pues Trump y su administración ignoran la ley, atacan las instituciones democráticas, degradan los derechos humanos y socavan la Constitución de Estados Unidos que protege a todos los ciudadanos.

Insistencia. Tal vez, esa reunión a la que hace referencia McCabe, sea la misma que se difundió a mediados de 2018, en los medios de comunicación. En una nota de ANSA, en la que atribuye la información a un alto funcionario que declaró en condición de anonimato, se destacó que el presidente Trump planteó, en encuentro en la Casa Blanca ante un grupo de asesores la posibilidad de invadir a Venezuela.

En la reunión, realizada en agosto de 2017 en la Oficina Oval, Trump planteó esa opción ante sus asesores, entre ellos el secretario de Estado, Rex Tillerson, y el asesor de Seguridad Nacional, el general H.R. McMaster. Ambos ya no forman parte del Gobierno.

Y aunque McMaster y otros de los asesores le explicaron las consecuencias de una invasión, que le costaría a Washington el apoyo de los gobiernos latinoamericanos y parte del repudio mundial, Trump insistió en su idea de derrocar al gobierno de Nicolás Maduro a través de la “opción militar”, y recordó ejemplos del uso exitoso de la fuerza en la región, como las invasiones de Panamá en los años 80.

Posteriormente, Trump incluso habló sobre el tema con el entonces presidente de Colombia, Juan Manuel Santos y otros mandatarios aliados latinoamericanos durante una cena privada, quienes de acuerdo con la nota habrían mostrado su desacuerdo con la medida.

Desde el golpe de Estado de abril de 2002, apoyado por el entonces presidente George Bush, hasta el decreto Obama, en el que se declara a Venezuela una amenaza inusual y extraordinaria, las intenciones bélicas de EEUU contra el país se trataban soterradamente, y hoy se hace a plena luz del día.

Apropiarse del petróleo criollo

EEUU es el mayor consumidor de petróleo del mundo, con una ingesta diaria de aproximadamente 20 millones de barriles, que son indispensables para mantener en funcionamiento a sus grandes industrias, al inmenso parque de vehículos y medios masivos de transporte público y el colosal sector militar.

El país necesita asegurar el flujo de crudo hacia su territorio, pues su producción solo logra cubrir el 60% de la demanda interna, situación que lo obliga a importar la cuota restante.

Por ende, le urge tener fuentes externas seguras de suministro y para tal fin hará lo que considere pertinente, aunque en algunos casos sus acciones riñan con el derecho internacional, tal como ocurre ahora con Venezuela, país que hasta las sanciones contra Pdvsa enviaba a EEUU un aproximado de 12 % de las importaciones diarias de crudo de ese país. De allí que su verdadero interés sea apropiarse de las riquezas del país.

Se revela la verdad

“Lo que estamos viviendo hoy mira de dónde viene, es por el petróleo venezolano, todas las medidas, el intento de golpe fracasado en Venezuela, toda la agresión internacional, toda la guerra psicológica viene de una sola matriz ¡apoderarse del petróleo de Venezuela! (…) Es la visión que ellos tienen, los imperialistas, que nosotros somos su patio trasero”, así se expresó el presidente Nicolás Maduro al comentar lo referido en el texto de McCabe.

El exfuncionario del FBI termina diciendo que Trump “continuó divagando y escupiendo todo lo pasaba por su mente”, lo que justifica el show que “ponen a un títere que se autoproclama para un golpe de Estado”, dijo Maduro.

“Ahí esta se va revelando la verdad de porqué vamos a derrotar a Donald Trump y a todos sus sueños macabros”.

ultimasnoticias.com.ve/noticias/politica/guerra-con-venezuela-pide-trump-con-insistencia/

También podría gustarte

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More