Publicado en: 22 febrero, 2018

Guatemala. Usac propone diálogo en tres niveles para trazar rumbo del país

Por Carlos Álvarez

Durante agosto y septiembre del 2017, los guatemaltecos salieron a manifestar su descontento contra el presidente Jimmy Morales y su intento por declarar no grato al jefe de la Cicig.

Atacar los problemas superestructurales y estructurales del país con propuestas que surjan de un “gran diálogo” establecido únicamente por guatemaltecos  es la propuesta que lanzó el Instituto de Problemas Nacionales de la Universidad de San Carlos (Ipnusac) para que el país salga de la crisis institucional en que se encuentra desde 2017.

Adrián Zapata, de la División de Desarrollo del Ipnusac, afirmó que “la propuesta es para ser discutida y no pretende estar escrita en piedra ni que sea una última palabra”.

La iniciativa comprende tres ejes. El primero busca la  solución de los problemas  superestructurales, que tienen que ver con la Justicia y la Política.

El segundo propone atacar los problemas  “históricos” del país, como son la pobreza, pobreza extrema  y la desigualdad.

El tercer eje es un “diálogo serio” en que se dejarían afuera las posiciones extremas y saldrían las propuestas para lograr la cohesión que garantice el éxito del proyecto.

“Hay que buscar una solución que debe tener un contenido programático. La metodología que se utilice será fundamental porque de lo contrario el diálogo convocado solo será un ring más de enfrentamiento”, señaló Zapata.

Antonio Malouf, presidente del Cacif

Diálogo es base de consensos

Considera importante retomar la idea de hacer reformas constitucionales, siempre y cuando sea consensuado con todo el país.

“El diálogo es muy importante porque es la base para llegar a consensos”, aseveró. Destacó que para el sector privado es muy importante llegar a tener una economía fuerte en el país, pues cuando una población tiene trabajo y un ingreso será más difícil que piense en cometer actos delictivos.

Análisis

Luis Leal, director del Ipnusac, destacó que se tiene  un problema serio y debe haber participación de todos los guatemaltecos para buscar una solución.

“Debemos conseguir una agenda mínima. Estamos de acuerdo con que exista una legislación de transición para comenzar a desentrampar el camino”, señaló Leal.

Luis Linares, coordinador de la Asociación de Investigación y Estudios Sociales (Asíes), considera que los ejes uno y dos del plan son “puntos fundamentales para el proceso de desarrollo democrático y humano del país”.

“Son puntos que deben tratarse independientemente de los temas de coyuntura, como puede ser la lucha contra la corrupción. El diálogo nunca está de más, pero no debe  convertirse en una tabla de salvación para aquellas personas que están señaladas de actos corruptos”, destacó Linares.

Sobre los diálogos anteriores  convocados en el país, los cuales han fracasado, y es lo que se debe evitar, el experto  afirmó: “Siempre hay posiciones maximalistas y son utilizados únicamente para ganar tiempo. Aunque tienen una buena intención, llegan a un punto muerto”.

Ricardo Barreno, director del Instituto Centroamericano de Estudios Políticos (Incep), agregó que un aporte de esta naturaleza siempre es bienvenido porque promueve la construcción de la democracia.

Daniel Pascual, secretario general CUC

Se necesita un nuevo pacto

Señaló que el país no necesita  reformas, sino “un nuevo pacto social que va en el camino de una nueva constitución”. Estima que en la actualidad el Estado no cumple con el deber de generar bienestar a la población, pues no combate el hambre, la pobreza, y tiene desatendido el sistema de salud y educación. “En el caso de los pueblos indígenas, vemos un Estado que confronta a su sociedad, que no brinda bienestar”, puntualizó.

“Sin embargo, dado el contexto en el cual se desarrolla Guatemala, es difícil llegar a separar momentos y actores. Todos los ambientes de la vida nacional viven una gran crisis y ese es el reto, cómo dar respuesta a esas demandas”, considera Hidalgo.

Al ser consultado respecto de las posibilidades de éxito del diálogo propuesto, el experto reflexionó: “Uno de los motivos por los cuales estos procesos fracasan es porque los sectores se sientan a la mesa  pero no tienen elementos estratégicos para proponer soluciones”.

Añadió que es necesario que los participantes del diálogo presenten propuestas serias que ayuden a generar la agenda que saque al país de la crisis.

  • Eje 1

Problemática superestructural

Estos problemas tienen que ver con temas jurídicos y políticos que afectan al país.

Según el análisis,  giran en torno a la corrupción e impunidad y el combate actual que existe contra estos flagelos.

Esta problemática trae implícitamente una polarización en la sociedad; sin embargo, en el análisis destaca que no existen dos bandos sino que hay fragmentación entre ellos, y “la solución a esta crisis necesariamente enfrentará a las posiciones extremas”.

La propuesta para resolver esta situación es promover las reformas a leyes, entre las que destacan la Ley Electoral y de Partidos Políticos y el pliego de reformas constitucionales dirigidas al sector justicia.

  • Eje 2

Problemas estructurales

Esta situación está estrechamente relacionada con la condiciones de pobreza, pobreza extrema, desigualdad y exclusión que se vive en el país desde hace varias décadas.

Se propone buscar estrategias que logren generar avances para combatir estos problemas que históricamente han afectado al país. El análisis señala que esta problemática debe combatirse al mismo tiempo e incluso con más atención que los temas superestructurales, ya que por mucho avance que se logre en lo  jurídico y político, si no se resuelven los problemas  estructurales, “será imposible construir la cohesión social que garantice la sostenibilidad en el tiempo del proyecto”.

  • Eje 3

Diálogo entre guatemaltecos

Para cumplir con los dos primeros ejes es fundamental promover un diálogo serio.

La principal propuesta de este eje es que el diálogo se dé solamente entre los guatemaltecos. Aunque reconoce la ayuda y apoyo que la comunidad internacional ha brindado al país en muchos aspectos, considera  vital que los acuerdos que se logren deben ser solo entre connacionales.

Una de las ventanas de oportunidad que se destacan en el análisis es que entre la polarización que se vive actualmente en la sociedad no hay bloques consolidados, lo que permitirá aislar las posiciones extremas y acercar a las flexibles, que al final resulta fundamental para llegar a consensos.

Jordán Rodas, PDH

Deben abordarse temas de fondo

Ve positiva la propuesta y afirmó que comparte la estrategia que fue planteada por los académicos.  “Un diálogo sin abordar los problemas estructurales solo sería un asunto cosmético, pero como se plantea creo que es viable analizar y colaborar con el esfuerzo”, indicó. El procurador también considera pertinente que el diálogo esté separado de la lucha contra la corrupción e impunidad que se libra actualmente, para que no sea un disuasivo.

Otras reacciones:

  • Álvaro Montenegro, Justicia Ya

Deben existir cambios

Concuerda con la idea de que haya cambios a la Constitución, “porque, si no, se tendrá una crisis profunda cada 10 o 15 años”. Destacó que en la actualidad es evidente que no se pueden bajar los niveles de pobreza y que el país no avanza.

“La clase política y los poderes fácticos del país no están de acuerdo en hacer reformas al sistema institucional, que se mantiene colapsado en el sector justicia y político”, aseveró.

  • Javier Zepeda, director Cámara de la Industria

Hay que evitar vicios pasados

Opina que “es válido y de reconocer que se presenten propuestas, pues se pasó de la crítica a la propuesta”. Indicó que son necesarias las reformas a la Ley Electoral y al sector justicia, “siempre y cuando no se caiga en los vicios del pasado”.

Concordó en que los problemas estructurales  del país deben atacarse. “Es importante aplicar la política de competitividad  e institucionalizar las entidades encargadas de promoverla”, dijo.

  • Juan Carlos Zapata, director de Fundesa

Se deben generar propuestas

Considera fundamental el llamado al diálogo. “Como país debemos priorizar las acciones más importantes y empezar a generar propuestas”. Afirmó que el Foro Guatemala podría ser el espacio indicado para lanzar la convocatoria. “Hay suficiente representación de sectores que puede ser un buen espacio para empezar a generar las iniciativas más urgentes que como país necesitamos”, señaló.

.

http://www.prensalibre.com//guatemala/politica/crisis-politica-en-guatemala-jimmy-morales-usac-pacto-de-corruptos-transparencia-politica-guatemala?

-->
COLABORA CON KAOS