Guatemala. Requisa a estudiantes divide a colegios

Publicidad

La intención de revisar las mochilas de los estudiantes al entrar a clases divide a las asociaciones de colegios privados, debido a que algunas consideran que es ilegal pero otras señalan que se puede hacer, ya que lo han incluido entre los reglamentos que firman los padres de familia al momento de inscribir a sus hijos.

La controversia surge luego de que un estudiante de Quinto Bachillerato del Colegio Solalto activó dentro del salón de clases un arma de fuego el 13 de marzo último. El hecho no causó víctimas.

El ministro de Educación, Óscar Hugo López, indicó que el acuerdo 1-2011 es una norma relacionada con la disciplina y la convivencia escolar, y en su artículo 15 establece que queda prohibido el ingreso de armas o cualquier otro tipo de artefacto que ponga en riesgo la vida en un centro educativo.

Comprar detectores

Una encuesta dirigida a padres de familia, efectuada por Prensa Libre a través de Twitter, señala que una de las medidas más apoyadas para evitar el ingreso de armas de fuego en los centros educativos es la adquisición de detectores de metal, con un 46 por ciento; le sigue la revisión de mochilas, con 33 por ciento; pláticas con estudiantes, 15 por cientoY y la convivencia pacífica, 6 por ciento. En total se recibieron 635 votos.

El precio de los portales detectores de metal oscila entre Q17 mil 500 a Q20 mil, según la marca y la empresa proveedora.

El Ministerio de Educación explicó que no está en capacidad para adquirir ese equipo, ya que habría que invertir mucho dinero y no cuenta con presupuesto suficiente. Además, dijo, hay otras prioridades en esa cartera, por lo que no ve necesario en este momento adquirir el equipo de detección de metales.

“El hecho de la revisión de las mochilas está basado en esta normativa, que para el efecto se aprobó, y algo importante en esto es que hay algunas personas que han dicho que revisar las mochilas es violar la intimidad o la privacidad de los niños, y estamos de acuerdo. Sin embargo, el derecho a la vida prevalece sobre el derecho a la privacidad”, explicó.

Diana Brown, de la Asociación de Colegios Privados, afirmó que a pesar de la recomendación ministerial no pueden tomar una decisión a la ligera, en respeto a los derechos humanos del niño, como la privacidad, y al hacerlo se debe contar con la presencia de los padres de familia.

“Le hemos enviado una carta al señor ministro, donde se le sugiere una mesa de trabajo con las asociaciones de colegios, la Procuraduría de los Derechos Humanos y el Ministerio, para trabajar en conjunto un protocolo, y así, por respetar el derecho de privacidad de una mochila, no se deje de tomar en consideración el peligro de la comunidad educativa”, dijo Brown.

No es la solución

La exministra de Educación María del Carmen Aceña considera que revisar mochilas es una medida a corto plazo y que se debe buscar una solución para el futuro, y para ello trabajar con los jóvenes y los padres. Agregó que se debe establecer una estrategia clara, porque un arma de fuego se puede ingresar a un establecimiento de mil formas.

“Lo que se tiene que cambiar es la conducta y el comportamiento de los alumnos, y obviamente la observación de los maestros y padres de familia para detectar a los niños que están siendo acosados o a los mismos acosadores”, recomendó Aceña.

Una representante de los colegios católicos señaló que los directores están facultados para hacer las revisiones, pero esto se agudiza con la situación que se dio porque nadie está exento, y se pueden también ingresar envases, licor o drogas.

El Colegio Nuestra Señora de Guadalupe es uno de los que tomaron la decisión, desde el año pasado, de revisar las mochilas de los estudiantes, y lo hacen de manera esporádica o aleatoria, para no poner sobre aviso a los jóvenes.

Dato

20 mil centros educativos existen en el país.

La Cámara Guatemalteca de Educación considera que el Reglamento de Convivencia permite la revisión de mochilas, al considerarlo necesario en algunos establecimientos.

“En el ámbito público esto no sucede porque se ha perdido la autoridad. Los alumnos en institutos han amedrentado a los maestros y directores. Ahí se debe pedir ayuda a la Policía”, enfatizó.

No inspeccionan

El coordinador de Comunicación de la Asociación de Padres para el Desarrollo Educativo (Apde), entidad que aglutina al Colegio Solalto, Roberto Chavarría, informó que las clases se reiniciaron con normalidad en ese plantel.

Chavarría señaló que no revisaron las mochilas de los estudiantes porque no tienen un documento o notificación sobre esa disposición por parte del Ministerio de Educación.

Dato

Q17 mil puede costar un detector de metales.

Agregó que le entregaron un informe a la cartera educativa de lo sucedido el pasado lunes en ese colegio.

A consideración del ministro, el informe dejó muchas dudas, por lo que pidieron una ampliación.

“No aclara situaciones como, por ejemplo, cuáles pudieron haber sido las motivaciones —del menor—. Es un tema que nos preocupa”, comentó el ministro de Educación.

Por Carlos Álvarez y Manuel Hernández

.

www.prensalibre.com/guatemala/comunitario/recomendacion-divide-a-colegios

 


 

Huehuetenango: Maestros revisan bolsones a estudiantes

La Policía Nacional Civil (PNC) patrulla lugares con mayor riesgo de la cabecera.

Por Mike Castillo

Con la participación de maestros y padres de familia, una comisión de seguridad revisa las mochilas de estudiantes. (Foto Prensa Libre: Mike Castillo)
Con la participación de maestros y padres de familia, una comisión de seguridad revisa las mochilas de estudiantes. (Foto Prensa Libre: Mike Castillo)

Maestros y padres de familia de Huehuetenango revisan bolsones de estudiantes, para evitar que ingresen objetos peligrosos a las escuelas.

Fredy Rolando Sosa Vásquez, director de la Escuela César Julio Mérida Vásquez, en la zona 8, informó que existe una comisión de seguridad y disciplina, que junto a padres de familia y docentes determinaron la revisión sorpresiva de mochilas.

Gelvin Rivera Monjarás, encargado de la comisión, explicó que la revisión es cotidiana, en cualquier momento de la jornada y está a cargo del maestro de grado. Añadió que se les ha informado a los niños qué objetos pueden ingresar en el establecimiento y los que están prohibidos.

Decisión polémica

Luego de la publicación en Facebook de un arma en una mochila en Huehuetenango, el ministro de Educación, Óscar
Hugo López, ordenó que se revisen los bolsones de estudiantes.

Esa medida ha causado controversia, porque  expertos consideran que el procedimiento no está normado y que se necesitan reformas a la legislación educativa. Además, algunos padres están en desacuerdo.

“No hemos tenido ningún caso extremo de cosas prohibidas. Por el contrario, cada revisión es bien vista tanto por padres de familia como por los escolares”, afirmó.

Lamentó que en las afueras del establecimiento no haya seguridad, situación que se repite en la mayoría de planteles públicos y privados.

Carlos López, padre de familia, señaló que la seguridad es responsabilidad de todos, y que deben verificar que sus hijos lleven a la escuela solo lo necesario. Los docentes deben supervisar dentro de la escuela, y las autoridades, en el exterior.

Práctica antigua

Mahaly Roblero, directora de la Escuela Oficial Urbana para Niñas Número 2, Jacinta Molina, indicó que la inspección de mochilas es parte del reglamento interno del establecimiento, el cual firman los padres de familia cuando inscriben a sus hijas.

“No hemos tenido ningún caso extremo de cosas prohibidas. Por el contrario, cada revisión es bien vista tanto por padres de familia como por los escolares”. Gelvin Rivera Monjarás.

Añadió que es una medida que practican desde hace años, para resguardo de las estudiantes, y explicó que las revisiones son sorpresivas, decisión que los padres han comprendido y apoyado, por lo que no han tenido problema en acatar la disposición de la cartera de Educación.

Señaló que las niñas saben que no pueden ingresar objetos punzantes, celulares y otros objetos. “Hemos cuidado la seguridad interna a partir de las 7.25 horas. Es nuestra responsabilidad, y cuando las entregamos a los padres, ya es de ellos el darle seguridad”, expresó.

Patrullajes

Mario Ramírez, jefe de operaciones de la Comisaría 43 de la PNC, aseguró que han priorizado patrullajes en lugares de mayor riesgo. Sin embargo, la extensión del departamento les impide abarcar todos los lugares.

Añadió que por la información que circuló en redes sociales respecto de robo de niños, implementan operativos de seguridad en escuelas.

.

Huehuetenango: Maestros revisan bolsones a estudiantes

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More