Guatemala. Ministra de Salud: El colapso de los servicios por coronavirus era una guerra avisada

Publicidad

La ministra de Salud, Amelia Flores, quien asumió el cargo el viernes en sustitución de Hugo Monroy, informó que la próxima semana se aumentará el número de pruebas de covid-19 en el país, proceso acompañado por la descentralización de labores en varias áreas.

La funcionaria mencionó que las acciones de su gestión incluyen la agilización de la ejecución presupuestaria, revisión de procesos y atención a la red hospitalaria, la cual dijo, ha colapsado.

A continuación extractos de la entrevista que Flores brindó a Guatevisión y Prensa Libre, en la cual expuso los problemas que se enfrentan, las acciones a implementar, las pruebas de covid-19 y por qué se han reportado menos casos en los dos últimos días.
Además, detalla que se trabajará en el fortalecimiento de la atención primaria es necesario porque se prevé más casos comunitarios, comentó que se va a descentralizar servicios para desconcentrar los hospitales San Juan de Dios y Roosevelt.

 

¿Qué acciones vamos a ver durante la semana?

Definitivamente estos 100 días han sido cruciales para la pandemia en el país. Tenemos tres acciones importantes que estamos implementando desde el día viernes que asumimos.

  • En primer lugar, la optimización de la red hospitalaria. Es por todos sabido el colapso en los servicios urgentes, ya eso era histórico, sin embargo, esta epidemia nos ha venido a mostrar mucho más de las debilidades de la red de los servicios. Por tal motivo estamos fortaleciéndolo con los insumos necesarios para que la respuesta sea lo más adecuada posible tanto en beneficio de los servidores públicos como médicos y personal paramédico, como a los pacientes mismos.
  • Otra es el fortalecimiento y regionalización de la red de los laboratorios con la finalidad que se tenga una respuesta rápida y precisa del diagnóstico.
  • Y, finalmente como principal es la atención primaria de salud con el fortalecimiento del primero y segundo y nivel de salud y esto se refiere a los centros y puestos de salud para la atención comunitaria principalmente.

Está reconociendo que hay colapso en el sistema nacional de salud ¿qué acciones van a tomar y cómo van a lograr contener la propagación que se registra en las últimas semanas?

El colapso de los servicios era una guerra avisada, era lo que se esperaba. No solo a Guatemala le ha sucedido, en la mayoría de países como los nuestros esto se está dando.

Los servicios de salud ya no se daban abasto con la cantidad de pacientes que normalmente se daban y ahora con la pandemia esto empeoró.

Estamos adquiriendo los insumos con las especificaciones necesarias. Tenemos el presupuesto adecuado en el ministerio de Salud para la compra de los mismos, tanto de protección, como de abordaje para los pacientes, medicamentos e insumos.

Y, como lo mencionó el presidente (Alejandro Giammattei) se está habilitando la nueva oficina de gestiones del ministerio de Salud dentro del Ministerio de finanzas para contar con todo el apoyo necesario para la agilización de los procesos, con el apoyo principalmente del viceministerio de transparencia del ministerio de finanzas.

¿Atribuyen al colapso en el sistema de salud pública el incremento de casos de personas fallecidas?

Definitivamente nuestros hospitales ya habían llenado su capacidad antes de la presencia del primer caso de coronavirus en el país, ya todos los sabíamos que los hospitales estaban rebasando su capacidad y esto vino a evidenciar mucho más este problema.

Sin embargo, hay que hacer notar que ahora vamos a contar con una serie de hospitales específicamente para covid-19. Algunos ya se han instalado como el de Zacapa, Quetzaltenango, Villa Nueva y Parque de la industria y su intención principal es tratar de descongestionar esa carga que están teniendo los hospitales nacionales.

Respecto al número de pruebas, bajó la cantidad reportada por el ministerio de Salud. ¿Qué está pasando con el Laboratorio Nacional de Salud?

El Laboratorio Nacional de Salud estaba recibiendo la mayor cantidad de muestras de todo el país previo a la descentralización y desconcentración que estaremos realizando partir del lunes.

Estamos recibiendo también colaboración del CDC y de la OPS para agilizar estos procesos, sin embargo ellos (en el Laboratorio) se encuentran con un nivel de carga de pruebas para poder realizarlas con escaso personal.

¿Vamos a ver incremento en el número de pruebas en esta semana?

Es lo deseable es lo que estamos trabajando.

Este fin de semana hubo quejas por falta de reactivos, específicamente en el en el Hospital Roosevelt.  ¿Como se van a equipar los hospitales para que se dé este incremento en el número de pruebas y cuántas se va llegar?

El número va a depender de los requerimientos. Tendremos que revisar mañana los procesos que realiza el Hospital Roosevelt para la adquisición de los reactivos y apoyarle en los procesos administrativos si eso se requiere.

Este domingo se reportaron 1 mil 195 pruebas ¿a qué número podrían llegar?

En base a las estimaciones que la Comisión Presidencial para el virus ha determinado hemos tenido expectativas de tener hasta 3 mil pruebas diarias, pero para eso se necesita recurso humano especializado y profesional, ahorita no se cuenta con todo el personal, porque algunos del Laboratorio Nacional han entrado en el período de cuarentena por el coronavirus.

Hay preocupación en los médicos por la llegada de pacientes con coronavirus a los Hospitales San Juan de Dios y Roosevelt. Edwin Asturias comisionado presidencial contra el coronavirus mencionó la necesidad de llevarlos a dichos lugares ¿qué decisión tomará al respecto y qué pasará con los pacientes que llegan por atención por el resto de enfermedades?

No podemos desatender el resto de enfermedades porque las personas siguen llegando para abordaje de enfermedades crónicas, traumatismos y los niños. Esta parte no se puede descuidar porque la población la está requiriendo y no van esperar que finalizar la epidemia tengamos casos graves de otras enfermedades.

Por eso se está fortaleciendo esa parte, pero principalmente fortaleciendo los otros hospitales de apoyo que se están construyendo para abordar la epidemia. Se tiene el proyecto a muy corto plazo para el de Amatitlán y el de Chimaltenango con el propósito de desconcentrar el Hospital Roosevelt y el Hospital San Juan de Dios.

Esta semana (la pasada) fue una de las más críticas ¿las disposiciones (de restricción) vigentes son suficientes para lograr la contención de la propagación del virus o se necesitarán otras medidas?

Estamos trabajando estrechamente con el apoyo de la Coprecovid en base al plan estratégico que se ha elaborado, creemos que las medidas son las que se deben dar, sin embargo prevé que a mediano plazo vamos a contar con casos a nivel comunitario y para eso se está fortaleciendo la atención primaria en salud con un nuevo esquema de atención con pertinencia cultural a las diferentes comunidades o regiones del país.

¿Se va a dejar los hospitales Roosevelt y San Juan para solo pacientes con covid-19?

No es lo que conviene, los hospitales Roosevelt y San Juan de Dios son hospitales de referencia, no podemos prescindir de dos hospitales tan importantes para pretender que sean solamente para covid.

Ellos están haciendo esfuerzos increíbles tiene los mejores especialistas con que cuenta el país para su abordaje, pero es imposible que puedan atender a todos los pacientes, por eso descongestionar hacia Amatitlán y hacia Villa Nueva va a ser muy bueno porque no van a venir a colapsar aquí.

El de Villa Nueva es el hospital estrella para covid, ese es el hospital realmente donde está la especialización para el abordaje de covid. Zona 9 (Parque de la Industria) se ha fortalecido en ese tema, se está trabajando fuertemente para que el personal, especialmente médico se sienta cómodo con su salario, con su protección. Porque es difícil pensar que un médico está trabajando, lleva dos meses o más y no tiene sueldo y además tienen que ir a buscar donde vivir para no llevar la contaminación a sus casas.

Entonces lo más importante es ese tema, descongestionar los grandes y precisamente el que se va hacer en Amatitlán es específicamente para que no vengan al Roosevelt, y que si algún momento están mal logren llegar allá y no congestionar al Roosevelt.

¿Coincide con los escenarios que se han divulgado respecto a que el número de casos van a seguir en aumento las siguientes semanas?

Es importante que la población entienda y comprenda que el número de casos va a aumentar paralelamente al número de pruebas que vamos a hacer. En el momento en que nosotros estamos haciendo menos pruebas los casos que vamos a estar detectando son menores. Y para la siguiente semana que se van a fortalecer el número de pruebas los casos definitivamente van a aumentar.

La Procuraduría de Derechos Humanos denunció que no se tiene el equipo en los hospitales para el manejo adecuado de los cuerpos de las personas fallecidas y los casos de personas que han sido enterradas como XX porque no se les ha avisado a los familiares. ¿Cómo se van a mejorar los protocolos?

Estamos trabajando en la revisión de todos esos protocolos que fueron elaborados por el ministerio de Salud, para tener normas más manejables para el personal y se puedan tener ahí los tips en los cuales deben reforzar el manejo.

Se trabaja también en la compra de los insumos que se requieren para el manejo de los cadáveres es importante. También es más que importante trabajar en el tema de la estigma y discriminación de las personas positivas que se están dando en algunas comunidades que quieren evitar el ingreso tanto a las personas positivas como no permitir entierros de personas que han muerto por coronavirus.

¿Qué es lo que más le preocupa ahora que está a cargo del Ministerio de Salud?

En primer lugar, la epidemia. Es un tema que nos preocupa a todos desde el punto de vista personal, familiar e institucional.

No estamos solos, sabemos que la repuesta no solamente es de salud, todos los sectores estamos comprometidos a velar por el abordaje de la epidemia en el país.

La población debiera estar clara en que no es que tengamos que tener servicios abiertos para tratar a personas asintomáticas o con síntomas leves. Estamos trabajando específicamente para que las personas sin síntomas puedan guardar cuarentena en su casa a través de una cuarentena bien vigilada, así como las personas con síntomas leves, los servicios están establecidos para personas con sintomatología o con problemas serios e salud que necesiten equipo especializado.

Cada vez son más las personas que están permaneciendo en su casa cuando ya han sido diagnosticada ¿cómo se va a llevar a cabo vigilancia?

La vigilancia la realizan los servicios de salud a nivel de atención primaria, todas las áreas de salud están realizando un monitoreo permanente de las personas positivas a través de una visita domiciliar, por medio telefónico y a través de videollamadas cuando esto es posible.

¿El ministerio tiene capacidad para hacerlo en todos los casos?

El ministerio tiene capacidad, no solo está el ministerio también el seguro social tiene una gran responsabilidad en esto, muchas de las personas que trabajamos somos afiliadas al seguro social y ellos también cuentan con un plan para el abordaje de las personas asintomáticas o con síntomas leves a nivel domiciliar. Es un tema importantísimo que tiene que ver con la comunicación social necesaria ya que la población desconoce, le estamos colocando un fuerte compromiso para que la población conozca todos estos temas.

¿Qué decisión debe conocer la población para iniciar esta semana?

Debemos enfocarnos en lo básico, no olvidarnos que la higiene es lo más importante y no solo el uso de la mascarilla. El uso de la mascarilla es importantísimo, pero si nosotros no utilizamos la técnica de lavado de manos con agua y jabón, sino el alcohol en gel es importante, la desinfección de las superficies. Es importante el cuidado del adulto mayor dentro de las casas, las personas que trabajamos fuera de nuestras casas debemos desinfectar nuestra ropa y utensilios con los que llegamos a nuestros hogares.

Estar vigilantes a los síntomas que se puedan presentar y a los casos cercanos con quienes se ha estado en contacto y que han sido diagnosticados como positivos.

Hay personas que tienen algún tipo de síntoma pero que tienen temor de comunicarse al sistema nacional de salud, ¿qué recomendación les da?

Que no tengan ningún temor, que los servicios de salud están totalmente preparados a nivel de atención para atender las llamadas y dudas que puedan tener en cuanto al abordaje de estos síntomas. Otra recomendación importante es que no teman llegar a los servicios de salud cuando están muy enfermos, no hay que esperar a llegar a un estado crítico para llegar al servicio de salud, porque en el momento en que las personas están llegando en este estado es cuando se están originando los fallecimientos. Cuando una persona llega en un estado moderado es más fácil abordarlo y evitar que llegue a su fallecimiento.

.

Ministra de Salud: El colapso de los servicios por coronavirus era una guerra avisada

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More