Publicado en: 20 febrero, 2018

Guatemala. Manuel Baldizón será escuchado por un juez en Estados Unidos

Por Natiana Gándara y Geovanni Contreras

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Guatemala confirmó en enero pasado que Manuel Baldizón fue detenido a su ingreso a EE. UU. y solicitó asilo a la Oficina de Protección de Refugiados en ese país bajo el argumento de que sufre persecución política.

Manuel Baldizón, luego de permanecer 30 días en un centro de detención en Miami, Estados Unidos, se presentará ante un juez migratorio a quien le solicitará formalmente asilo político.

A las 7 horas de guatemala, (8 horas en Estados Unidos), de este martes, está programada la audiencia de Manuel Antonio Baldizón Méndez ante un juez de inmigración a quien le presentará formalmente la petición que le otorgue asilo político en el mencionado país del norte.

La audiencia se da a un mes de su detención, cuando retornaba en un vuelo de República Dominicana al aeropuerto de Miami con el objetivo de ingresar a EE. UU.

Sin embargo, no logró su propósito porque un aviso alertó que Baldizón tenía una orden de captura en Guatemala y por eso quedó detenido en el Krome North SPC -un centro de detención en 1821 SW 12th Street-.

Luego se dio a conocer que el exdiputado y fundador del extinto partido Libertad Democrática Renovada (Lider), estaba entre los implicados que recibieron sobornos de la empresa brasileña Norberto Odebrecht.

Los delitos que el Ministerio Público le atribuyó a Baldizón  fueron asociación ilícita, cohecho pasivo y lavado de dinero u otros activos.

¿Para qué utilizó el dinero Manuel Baldizón?

La fiscal general, Thelma Aldana, manifestó en enero pasado que hasta ese momento desconocían para que fueron utilizados los recursos provenientes de los sobornos que la empresa Odebrecht dio al expresidenciable Manuel Baldizón.

“Es un hecho que no podemos asegurar en este momento si fue para financiamiento electoral ilícito, para comprar las casas, los carros…”.

Aldana afirmó que aún deben profundizar en la investigación para establecer el destino del dinero.

Lo que sí revelaron Aldana y el director de la Cicig, Iván Velásquez, fue la ruta que tuvieron los US$17.9 millones de sobornos para llegar a los principales beneficiarios: Alejandro Sinibaldi, Manuel Baldizón y Carlos Arturo Batres Gil.

Los pagos fueron a través del Meinl Bank de Antigua y Barbuda, desde donde se hicieron transferencias a offshore a nombre de allegados de los beneficiarios.

Luego hubo transferencias entre varias empresas simulando el pago de servicios que no fueron prestados, con el fin de ocultar el origen del dinero.

Los intermediarios para que el dinero llegara a Sinibaldi, Baldizón y Batres fueron Juan Arturo Jegerlehner, Juan Ignacio Florido, Axel Antonio Arauz Monzón, Diego Chacón Yurrita y Pablo Mauricio Yañez Guerra.

-->
COLABORA CON KAOS