Guardia Civil iba a ser premiado como héroe y resultó ser un fraude

Publicidad

La Guardia Civil iba a premiar a un agente por su «aparentemente heroica» actuación al rescatar a varios menores inmigrantes de un incendio en Melilla en 2017, hasta que descubrió que no solo no sacó a nadie de la cueva donde estaba el fuego sino que ni siquiera «llegó a entrar». Ahora el Supremo le ha sancionado.,»No me lo pensé», dijo el agente ante los medios de comunicación el mismo día que se reunió con el entonces delegado del Gobierno en Melilla, Abdelmalik El Bark y relató que entró dos veces en una cueva de la Playa de los Galápagos para sacar a tres menores extranjeros no acompañados.

Sus superiores recabaron información sobre lo ocurrido para proponerle a la Cruz del Mérito de la Guardia Civil, pero se percató de que aquello había sucedido «de manera radicalmente distinta», de forma que abrió una investigación que ha acabado en sentencia condenatoria.

El Tribunal Militar Central le impuso 10 días de suspensión de funciones por una falta grave consistente en «la emisión de informes o partes del servicio que no se ajusten a la realidad o la desvirtúen» y ahora el Supremo ha confirmado la sentencia.

También podría gustarte

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More