Gripe A: ¿Una excusa para los laboratorios?

La comisión de salud del Consejo de Europa comenzó recientemente sus audiencias sobre la realidad de la pandemia. Malestar y sospechas en torno a una psicosis bien organizada.

¿La gripe A no fue nada más que una «&nbsp falsa pandemia&nbsp »&nbsp ? ¿Y la psicosis que se creó tenía como objetivo esencial engordar a los laboratorios farmacéuticos que han podido utilizar la influencia que ejercen sobre la OMS y los gobiernos de las grandes potencias para poner a todo el planeta en alerta&nbsp ? A estas preguntas intentará responder la investigación que ha puesto en marcha el Consejo de Europa, con el impulso del diputado alemán Wolfgang Wodarg, cuyo demoledor informe revelamos en la edición del 7 de enero.

LA OMS A LA DEFENSIVA

Todo lo que podemos decir es que las cosas han comenzado con fuerza en Estrasburgo. Los miembros de la comisión de salud del organismo que representa a 47 países europeos decidieron investigar al número dos de la OMS, Keiji Fukuda, y a uno de los altos representantes de la industria europea de vacunación, Luc Hessel (antiguo dirigente del grupo francés Sanofi). Ambos intentaron justificar las disposiciones adoptadas&nbsp ; Fukuda afirmó, sin pelos en la lengua, que la «&nbsp pandemia gripal&nbsp » era indiscutible y justificó todas las decisiones tomadas en las altas instancias. Abrumado a preguntas por los parlamentarios europeos, rápidamente se puso a la defensiva. También fue incapaz de dar respuestas realmente satisfactorias cuando se le preguntó si había habido o no «&nbsp atenuación&nbsp » de la definición que llevó a la proclamación de una pandemia. Usando una palabrería a prueba de todo, se refugió tras las «&nbsp disposiciones reglamentarias adoptadas por los expertos enviados por los países miembros de la OMS.&nbsp » Y a la pregunta que se deriva de la primera (¿no están esta instancia y cierto número de estados bajo la influencia de los poderosos grupos farmacéuticos&nbsp ?), se limitó a repetir hasta la saciedad que la OMS «&nbsp se tomaba demasiado en serio los conflictos de intereses&nbsp » y establecía por lo tanto «&nbsp normas estrictas exigiendo a sus expertos que dejen claros sus compromisos&nbsp » en el sector privado. Antes de reconocer, un poco después, atrincherándose en sus posiciones&nbsp : «&nbsp Hay que diferenciar la vida pública de la vida privada. Y eso no siempre es fácil…&nbsp » «&nbsp Nosotros también tenemos nuestros códigos&nbsp », dijo Luc Hessel, sin indicar lo que entendía exactamente por eso.

HAY QUE ACLARAR LA SITUACIÓN

Así pues, hará falta mucho más para disuadir a la gran mayoría de los presentes en esta audiencia de la necesidad de una investigación en profundidad que aclare realmente la situación. «&nbsp Se trata de impulsar una reorganización, una democratización de la OMS, para darle la credibilidad que necesita&nbsp », señalaron varios participantes. Idea que comparte Ulrich Keil, epidemiologista eminente de la universidad de Munster (Alemania) que ha trabajado igualmente en el seno de la OMS y que, por esta razón, fue invitado también a exponer sus ideas ante los políticos del Consejo de Europa. «&nbsp Es necesario a cualquier precio no equivocarse en la proclamación de una pandemia, ya que todos los expertos un poco serios sabían, desde el principio, que la enfermedad no era grave.&nbsp »

«&nbsp Es una apuesta decisiva&nbsp », reveló Keil. Pues, sin la total confianza de la opinión pública, la OMS no podrá volver a sus momentos de gloria, que «&nbsp le permitieron erradicar la viruela o la polio organizando la vacunación de todo el planeta.&nbsp » La operación gripe A supone una gran malversación de fondos públicos, «&nbsp los cuales, añadieron varios representantes, faltan para las campañas de prevención&nbsp » realmente útiles contra la diabetes, el cáncer o el desarrollo de remedios contra las enfermedades tropicales.

Traducción de Sara de Albornoz

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS