Grecia reprime a migrantes y los envía desnudos de vuelta a la frontera turca

Publicidad

Los migrantes, que se encuentran en la frontera entre Turquía y Grecia, se amontonan alrededor de una hoguera después de que las fuerzas griegas les hayan quitado su ropa y golpeado en la zona fronteriza entre Grecia y Turquía, cerca del río Evros. Las temperaturas son extremas y, por la noche, descienden por debajo de los cero grados.

La policía griega volvió a reprimir a migrantes que intentaron cruzar la frontera desde Turquía, justo cuando los cancilleres de la Unión Europea (UE) se reúnen para discutir una escalada de hostilidades en Siria vinculada a la crisis en la frontera turco-griega. Agentes antidisturbios griegos lanzaron gases y chorros de agua desde carros hidrantes contra los migrantes en el paso fronterizo de Kastaniés, en el noreste de Grecia.

Miles de personas han intentado entrar a Grecia por tierra y agua desde que la semana pasada el gobierno turco anunció que abría sus fronteras a todos aquellos migrantes o refugiados que quieran establecerse en la UE.

El presidente turco Recep Tayyip Erdogan dijo que su país ya no podía asistir a los 4,1 millones de refugiados y solicitantes de asilo que alberga, pese a un acuerdo de 2016 con la UE para retenerlos en su territorio con una millonaria ayuda financiera del bloque.

 

Fuentes: Agencias. Anadoulu /Getty Images
También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More